ENTREVISTA

‘Están masacrando a la ciudadanía’

Manifestantes que marchaban el domingo por la liberación de los presos políticos en Nicaragua recibieron disparos de supuestos simpatizantes del presidente Daniel Ortega, en un ataque que dejó al menos un muerto.

Álvaro Leiva Una lucha contra la dictadura orteguista

Temas:

Mujeres chocan con la policía antidisturbios que este domingo bloqueaban una calle durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, en Managua. Mujeres chocan con la policía antidisturbios que este domingo bloqueaban una calle durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, en Managua.
Mujeres chocan con la policía antidisturbios que este domingo bloqueaban una calle durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, en Managua.

Asediado por las continuas amenazas de muerte de grupos afines al régimen sandinista y con una orden de captura en su contra, el secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh), Álvaro Leiva, tuvo que cerrar las oficinas en Managua y abandonar el país para exiliarse en Costa Rica.

El activista anuncia una gira por Europa, en la que retomará su cita ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) -anulada en el último momento por falta de recursos-, para denunciar los abusos del gobierno de Daniel Ortega. “Están masacrando con armas de guerra a la ciudadanía desarmada”, señala en una entrevista exclusiva con La Prensa.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expulsó del país a la misión de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh). ¿Qué consecuencias tuvo esto?

Desde hace más de 10 años, el gobierno de Ortega no demuestra voluntad política para mejorar la radiografía de los derechos humanos de los nicaragüenses como un mandato constitucional. Ortega no permite ser supervisado por ningún organismo, ni siquiera para ser criticado constructivamente. La expulsión fue por decir la verdad en un informe: que en Nicaragua lo que hay es una masacre estatal y no un golpe de Estado, como lo ha querido dibujar el gobierno de Ortega. En Nicaragua se contraviene cada día el marco de los derechos humanos porque asesinan, reprimen y encarcelan a los que se manifiestan de forma pacífica.

Usted también ha sido víctima del sistema que denuncia. ¿Ha recibido amenazas por parte del gobierno?

Pero no solo ahora. Desde hace 9 años, poco después de haber asumido Ortega la presidencia, mi trabajo como defensor de los derechos humanos ha generado una irritación en el gobierno que se ha traducido en amenazas de muerte y asedio. En los últimos meses han tramitado una orden de captura en mi contra para deslegitimar mi trabajo, a pesar de que existe una medida cautelar de protección para mí y mi núcleo familiar dictada por la Comisión Interamericana de derechos Humanos.

¿Cuál es su situación actual? 

Estoy exiliado en Costa Rica, que ha abierto su corazón y sus brazos a un centenar de miles de nicaragüenses. No tengo miedo, porque tengo la plena convicción de estar comprometido con los derechos humanos. No he salido de Nicaragua por temor a las represalias, sino para poder seguir cuidando de la vida de los ciudadanos nicaragüenses.

La violencia en Nicaragua ha ido escalando con el tiempo. ¿Cuántas víctimas han contado hasta el momento?

Según nuestro último informe, hasta el 23 de septiembre ha habido 512 muertos y más de 4 mil heridos en 158 días de protestas. Además, los grupos parapoliciales han secuestrado a mil 428 ciudadanos, de los que, gracias a la mediación de la Iglesia y de nuestra asociación, han sido liberados 472. Esas personas han testimoniado las graves y severas torturas a las que han sido sometidas. No obstante, estas cifras son a la baja. El temor es que entre los desaparecidos la tasa de mortalidad sea mucho mayor. Hemos pedido al gobierno que exhiba a los detenidos a la luz pública para valorar su estado de salud porque nos preocupa su situación física. Pero no hemos obtenido respuesta alguna.

¿Cómo se hace el conteo de muertos?

Si bien hemos cerrado las oficinas en Managua, seguimos trabajamos en otras zonas de Nicaragua con una estructura coordinada por una red de hombres y mujeres que trabaja en la clandestinidad, con una identidad oculta, para no ser criminalizados. Ellos nos proporcionan diariamente informes con las actas de defunción de los fallecidos. Es un listado serio.

¿Quiénes están detrás de los cuerpos paramilitares? ¿Tienen pruebas de que los está organizando el gobierno?

Tenemos la certeza de que son grupos motivados principalmente por un fanatismo partidario, que están financiados por el gobierno de Ortega. Lo más lamentable es que las acciones violentas de estos grupos son toleradas por parte de la Policía Nacional y de la fiscalía. Usan armas de guerra, como granadas de demolición o lanzacohetes de mayor calibre que solo tiene el ejército.

¿Cómo es posible que el armamento militar sea usado contra ciudadanos indefensos que no tienen más que un arma artesanal para protestar?

Se han roto todos los protocolos que debe tener la Policía Nacional para controlar las protestas; están masacrando a la ciudadanía desarmada.

Retomará más adelante la reunión en Ginebra con la presidenta del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. ¿Van a denunciar estos abusos ante la ONU?

Se están cometiendo delitos de genocidio y de lesa humanidad. Los responsables, asesinos, tienen que ser investigados, procesados y condenados para que haya justicia. No puede haber impunidad ante los más de 500 muertos de Nicaragua. Vamos a elevar las voces de las víctimas para que se castigue a los violadores de derechos humanos en las instancias internacionales, comenzando por Ginebra.

Si Ortega no ha cedido ante las presiones de las protestas en las calles, ¿qué debe pasar ahora para que se vaya?

Tiene dos vías: o sale por la vía democrática, que es lo que exige la soberanía nacional del pueblo de Nicaragua, o definitivamente va a repetir la historia que se dio en el año 1979 con la dictadura de Anastasio Somoza. Él tiene la responsabilidad de evitar que se siga derramando sangre inocente.

¿Estaría de acuerdo con una intervención militar extranjera para derrotar a Ortega?

No estamos a favor de la violencia, pero sí estamos a favor de las decisiones que se tomen en el marco del derecho internacional. Esto significa haber cerrado toda posibilidad de resolver o restituir la paz social por el procedimiento que establecen los convenios de la ONU en materia de derechos humanos.

Álvaro Leiva Una lucha contra la dictadura orteguista

‘Están masacrando a la ciudadanía’ Expandir Imagen
‘Están masacrando a la ciudadanía’

Secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh), se apresta a hacer una gira por el continente europeo para denunciar ante organismos como el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas la represión del gobierno de Daniel Ortega. Leiva vive actualmente exilado en Costa Rica.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código