COMUNICACIÓN Y PROPAGANDA

La 'memecracia': el éxito en las redes

La periodista española Delia Rodríguez habla de los memes, un sistema que explica cómo se contagian las ideas masivamente.

Temas:

Delia Rodríguez estuvo la semana pasada en Panamá para enseñar a un grupo de periodistas las maneras más efectivas de “masificar” sus trabajos en internet.

Redactora jefa de la edición en español del periódico Huffington Post y colaboradora de la Cadena Ser, cuenta a través de su libro Memecracia: los virales que nos gobiernan, en qué consiste el proceso de expansión de ideas para robar la atención de las personas eficazmente.

Según Rodríguez, las ideas que logran captar la atención ciudadana y guiar su comportamiento “no son las mejores, ni las más nobles, ni las más útiles, ni las más veraces; son solo las más contagiosas”.

La memecracia es el sistema de ideas contagiosas en el que estamos sumergidos, explica. Hablamos de videos virales, pasando por canciones, fotografías, tuits y hasta de una receta de cocina. Todas son ideas que van de persona en persona.

Uno de los casos que cataloga como “de libro” es el meme producido por la exreclusa Nilka Denis, quien saltó el año pasado a la fama con su frase “Ayúdame, Calderón”, y que la semana pasada fue contratada por la Junta Comunal de Calidonia. Ese mismo día recibió una oferta para protagonizar la película El Cheque.

“Hasta el día en que se emitió el noticiero y un usuario subió el video a la red, ella era una perfecta desconocida. Ahora, buena parte del país la conoce. Como este caso hay cientos en el mundo. De la noche a la mañana una persona se puede hacer famosa, ya sea para bien o mal”, explica Rodríguez.

La receta

Para lograr que una idea sea contagiosa, es decir, que se convierta en un meme, las informaciones (videos, fotografías, sonidos, textos) deben cumplir ciertos parámetros, como generar emociones fuertes (ira, risa, sorpresa, indignación) y que además nos hagan pensar en los demás.

Muchos memes exitosos contienen historias con planteamiento, nudo y desenlace, además de arquetipos (el bueno, el malo), con sorpresas y comportamientos que “desactivan nuestro cortafuegos racional”, como grupos de gente bailando y cantando.

Utilizando este tipo de técnicas fue como la organización Invisible Children, responsable del video Kony 2012, logró recaudar $5 millones en apenas dos días gracias a este video, en que explicaba la problemática de los niños soldados en Uganda.

PROPAGANDA

La autora española explica que dos de los líderes internacionales que más utilizan memes –llamados memécratas– son el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el papa Francisco.

El primero de ellos se ha especializado en la tendencia, a tal punto que la imagen mental del mundo, cuando recuerda el fin de Osama Bin Laden, es la fotografía con el Presidente estadounidense junto a su tren ejecutivo observando con atención la operación de captura y muerte del terrorista.

En el caso del máximo líder de la Iglesia católica, varias son las fotografías que se han contagiado por el mundo entero. Una de ellas es el selfie que se tomó con un celular junto a unos jóvenes. Otro es el video en que cede su silla a un niño durante una eucaristía.

Rodríguez explica que con la memecracia las ideas ya no son multiplicadas como en el resto de la historia de la humanidad.

“Ahora un niño tiene la capacidad de hacer una fotografía o un video y que esta pieza se haga tremendamente popular. Anteriormente solo eran los mayores quienes tenían esta capacidad”, señala la periodista.

Con este tipo de procesos, las personas se saltan los filtros de los medios de comunicación tradicionales para consumir información.

NO SOLO MASTICABLE

La redactora jefa del Huffington Post considera que las informaciones en los medios de comunicación digital deben ser presentadas en formatos cada vez más “digeribles” para los lectores.

Hablamos de grandes galerías de fotos, la generación de listados, gifs animados, uso de las distintas redes sociales y la colaboración de lectores con sus aportes de contenidos para complementar las notas.

Sostiene además que el hecho de hacer una información más digerible no quiere decir que pierda seriedad o se haga menos sustanciosa. De hecho, en su libro recuerda que la era de la información ha devenido en una “era de la emoción y el contagio descontrolado de ideas”.

“Además de los medios, publicistas, empresas, políticos, famosos o activistas luchan por sembrar sus memes porque conseguir un éxito viral es ahora la única forma de alzar la voz en el ruido informativo global”, agrega.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Ago 2019

Primer premio

4 3 3 4

ADDC

Serie: 12 Folio: 6

2o premio

2620

3er premio

9183

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código