RECORRIDO FERROVIARIO

A un metro del proselitismo

En la última prueba de la Línea Uno del Metro no faltó el ambiente político: candidatos oficialistas, expresidentes y ministros hicieron el recorrido.
Terminado el recorrido, el mandatario Ricardo Martinelli posó para los medios de comunicación junto al aspirante presidencial de su partido Cambio Democrático, José Domingo Arias. LA PRENSA/Luis García. Terminado el recorrido, el mandatario Ricardo Martinelli posó para los medios de comunicación junto al aspirante presidencial de su partido Cambio Democrático, José Domingo Arias. LA PRENSA/Luis García.
Terminado el recorrido, el mandatario Ricardo Martinelli posó para los medios de comunicación junto al aspirante presidencial de su partido Cambio Democrático, José Domingo Arias. LA PRENSA/Luis García.

La línea uno del Metro de Panamá, obra insignia de la gestión del presidente Ricardo Martinelli, fue presentada este jueves oficialmente en un recorrido de prueba desde Albrook hasta Los Andes, en San Miguelito.

A la oportuna presentación, de intenso ambiente preelectoral que se respira en el ambiente, no le faltó nada: servicio de catering en la estación, promotoras repartiendo folletos, luces de colores, diablillos, polleras, la expresidenta Mireya Moscoso y el candidato presidencial por Cambio Democrático (CD), José Domingo Arias.

Otras figuras políticas que respondieron a la invitación de Martinelli fueron el exvicepresidente Tomás Fito Altamirano Duque, el precandidato presidencial independiente Esteban Rodríguez y el exministro de Economía y vicepresidente del Partido Panameñista, Alberto Vallarino.

La alcaldesa de la capital, Roxana Méndez; el ministro de Economía, Frank de Lima; el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino; el ministro de Obras Públicas, Jaime Ford; el secretario general de CD, Rómulo Roux; y los diputados Marcos González y José Muñoz, también estuvieron presentes.

Los candidatos opositores Juan Carlos Varela, del Partido Panameñista, y Juan Carlos Navarro, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), no asistieron al acto, tal vez, en atención al Decreto No. 20 de 23 de junio de 2003 del Tribunal Electoral, por el cual se reglamenta el uso de los recursos estatales.

El artículo 1 del mencionado decreto establece que “queda prohibida la utilización de recursos del Estado, para hacer campaña a favor o en contra de partidos o candidatos”.

Según el apartado, constituyen recursos del Estado: “bienes tales como automóviles, embarcaciones, aeronaves (...) equipos y materiales, locales, oficinas públicas y otros bienes, sean estos propiedad del Estado o alquilados por este”.

Aunque en ningún momento Martinelli hizo mención explícita a la campaña del candidato presidencial oficialista, una fotografía de él junto a Arias y a los trabajadores del Metro al final del acto protocolar sugería más un traspaso de batuta que una simple foto para el álbum.

El resto de los invitados por el Presidente siguió su rumbo hacia la superficie, mientras los flashes inmortalizaban el momento.

“No es proselitismo”, aseguró el propio Arias finalizado el acto, señalando que él, como los demás, respondieron a una invitación.

EL RECORRIDO

A las 11:00 en punto de la calurosa mañana, más calurosa aún a unos 25 metros debajo del asfalto, el tren se asomó por el túnel de la estación 5 de Mayo, iluminado con luces de colores que se alternaban entre azul, rojo y morado.

Los gritos y aplausos eufóricos invadieron el lugar y se hicieron eco en el túnel. Saludando sonriente y victorioso se vio llegar a Martinelli en la cabina principal del tren, cual experimentado conductor de trenes, acompañado, entre otros, por el secretario ejecutivo del Metro, Roberto Roy.

Una vez se abrieron las puertas, los medios de comunicación fueron ubicados en el segundo vagón de los tres del convoy y los invitados por el Gobierno se situaron en el primero, lejos de cualquier interacción con la prensa. Cinco minutos después, la voz del Presidente anunció el inicio del recorrido hasta Los Andes, que tomaría unos 24 minutos en completarse.

Cada cierto tiempo, Martinelli indicaba en qué parte del trayecto se encontraba el tren y destacaba procedimientos sobre el uso del sistema de transporte.

Durante el trayecto subterráneo, lo único que rompía la monotonía gris de las paredes no aptas para claustrofóbicos eran las estaciones que se sucedían, repletas de obreros saludando y tomando fotografías.

Pero el paisaje cambió una vez la unidad llegó a la superficie, a la altura de la estación 12 de Octubre.

La fascinación de la gente era impresionante, como si del subsuelo emergiese algo divino o de otro planeta.

En las calles, edificios, oficinas, carros, no había una persona que no mirara y documentara el paso del Metro. Nada parece escaparse desde el Metro, incluso los automóviles que entran y salen de los push button, ahora ya no tan incógnitos desde la cercanía y altura de la ruta del tren.

Tal vez el paisaje más espectacular se divisa cuando se llega a la estación de San Miguelito, la más alta de todas, a 18 metros de altura.

Primero, las decenas de cruces blancas y grises del cementerio empinado de Pueblo Nuevo; luego las casas, rincones y desgastados colores de San Miguelito.

Una vez el tren llegó a destino, donde hubo pirotecnia, Martinelli y compañía se dirigieron al tercer vagón, para empezar el recorrido inverso. El tiempo hasta Los Andes, evadiendo el ajetreado tráfico, fue de 24 minutos exactos.

De regreso en la estación 5 de Mayo, Moscoso recordó que el “sueño” de un Metro en Panamá surgió durante su mandato (1999-2004). “El presidente Martinelli ha cambiado este país”, añadió.

Por su parte, Duque, célebre por la frase “todos los gobiernos roban”, catalogó la obra como la segunda de mayor importancia después del Canal de Panamá.

Y Martinelli elevó un peldaño más la magnitud del evento y destacó que el primer día (ayer) de funcionamiento del Metro “es el segundo acto más importante en la historia de Panamá”, después del recibimiento del Canal de Panamá por parte de Estados Unidos en 1999.

Metro, listo en febrero de 2014

El próximo 7 de febrero de 2014 deberá ser entregada en su totalidad la línea uno del Metro de Panamá, cuya extensión es de 13.7 km desde la estación de Albrook hasta Los Andes, en San Miguelito.

Así lo dio a conocer el ministro de Asuntos del Canal y secretario Ejecutivo del Metro de Panamá, Roberto Roy, durante el primer recorrido completo del sistema ferroviario, en el que participó el presidente de la República, Ricardo Martinelli. La obra, cuyo costo es de mil 800 millones de dólares, registra hasta la fecha un avance del 94% entre montaje de las catenarias (estructura que proporciona la energía), vías férreas, estaciones subterráneas y elevadas, áreas de patios y talleres, entre otras infraestructuras.

Queda pendiente que se instalen los ascensores y escaleras mecánicas, completar el centro de control de mando, así como terminar las obras civiles de las estaciones (pintura y revestimiento, entre otros trabajos).

Una vez que el Consorcio Línea Uno –empresa contratista– entregue la obra, en dos meses deberán empezar las pruebas de carrusel, es decir el manejo constante y continuo de los 19 trenes al mismo tiempo en las vías. Además, se estará realizando la marcha en blanco –prueba de los trenes con los pasajeros– en la que el Metro será gratuito a ciertas horas del día, manifestó Roy.

Por el momento, el Gobierno no ha anunciado oficialmente cuál sera el precio real del pasaje del Metro, aunque, durante un recorrido corto en los trenes el pasado 13 de septiembre, el ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, señaló que el pasaje podría estar entre los 60 centésimos y un dólar.

Lo que sí adelantó el mandatario, al final del recorrido, es que se otorgará un subsidio al pasaje del Metro, como se hace en otros países donde existe este sistema de trenes y que se podrán usar las mismas tarjetas del Metro Bus para transportarse en el Metro. Para el próximo año, también se espera la licitación de la segunda línea de este sistema hacia el este de la ciudad, con financiamiento propio de los contratistas. Además, la Corporación Andina de Fomento y el MEF han firmado un convenio para la provisión de servicios de consultarías vinculadas con los estudios básicos y la elaboración de prospecciones geológicas y geotécnicas. La tercera línea, hacia el sector oeste de Panamá, será de 30 kilómetros y estará financiada por el Gobierno de Japón.

yaritza gricel mojica

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código