Patronato del Hospital del Niño rechaza venta del terreno

Cuando 2 mil 500 vidas dependen de una decisión

El llanto de los niños recién nacidos que están en las incubadoras de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del hospital del Niño (HN) apenas si se escucha como un susurro.

Las paredes de estos dispositivos creados con el fin de brindar las condiciones de temperatura y humedad ideales para prolongar sus vidas, atrapan el llanto de los 101 bebés que se juntan en esta hacinada sala.

En su mayoría prematuros y con problemas respiratorios, minutos después de salir del vientre materno son trasladados a esta habitación remodelada por última vez en el año 2004 y diseñada para solo 68 pacientes.

Con el sistema inmunológico debilitado y pesando menos de dos libras, las primeras horas de vida de estos niños transcurren en medio de respiradores, monitores cardiacos y un sinfín de tubos.

No son pocos los recién nacidos que pasan por esta habitación. Tan solo el año pasado fueron atendidos aquí 2 mil 500 niños, 20% proveniente de clínicas privadas o del interior del país.

Los hijos de las familias de casi todos los estratos sociales vienen a dar a este lugar. Los costos de la terapia que reciben están entre 500 dólares hasta mil 500 dólares diarios.

A través de un pasillo interhospitalario, la maternidad del hospital Santo Tomás (HST) envía a la UCIN hasta el 12% de los casos que atiende por año, señala Paul Gallardo, jefe de la Unidad de Neonatología y próximo director del hospital.

Tantos son los pacientes que llegan a la sala y tan poco el espacio para atenderlos, que los galenos han tenido que reducir el que hay entre incubadoras recomendado por la Organización Panamericana de Salud.

En lugar de haber una separación de seis pies entre cada aparato, ahora solo hay dos pies; apenas la suficiente para que médicos y enfermeras maniobren y salven vidas.

Este hacinamiento incrementa las posibilidades de que se propaguen enfermedades nosocomiales, y con un sistema inmunológico comprometido la situación para los niños empeora, indica Gallardo.

En esta misma sala debería haber tres etapas de atención: cuidados intensivos graves, intermedios y mínimos. Sin embargo, tan pequeña se ha quedado la habitación, que la última etapa fue trasladada a otro piso.

La cantidad de pacientes es tan grande, que bebés que deberían estar en cuidados intermedios son trasladados a cuidados mínimos.

“La consecuencia es que no se les monitorea de forma continua y eso puede comprometer la salud de los niños”, explica Gallardo.

La razón del traslado es sencilla. Cuando llega un paciente grave, otro que ya está un poco mejor es trasladado, aunque requiera permanecer en cuidados intermedios.

Esta situación continuará hasta que el centro hospitalario se amplíe o se construya uno nuevo, agrega Gallardo mientras observa cómo una criatura no más grande que la palma de una mano llega entubada a la sala.

TRES PRESIDENTES

Desde hace ocho años el director del HN, Alberto Bissot, conjuntamente con el patronato del nosocomio ha solicitado la construcción de un nuevo centro o la ampliación de la actual sede que en noviembre de este año cumplirá 62 años.

Cuando en 2004 el patronato presentó, por primera vez, la idea de ampliar el nosocomio al gobierno de la expresidenta Mireya Moscoso, desde el poder ejecutivo le contestaron que como quedaban pocos meses de gobierno, mejor sería presentar el proyecto a las siguientes autoridades.

Llegada la administración del expresidente Martín Torrijos, a Bissot le manifestaron que había planes para trasladar el centro asistencial a los terrenos del Instituto Nacional de Salud Mental, idea que finalmente nunca llegó a concretarse.

Ahora, durante la actual administración del presidente, Ricardo Martinelli, la idea de ampliar el centro médico se retomó con fuerza luego de que se descartara construir la llamada torre financiera en un terreno ubicado a menos de 500 metros de la actual sede del centro asistencial, en la avenida Balboa.

PROMESA

El compromiso era traspasar el terreno al Ministerio de Salud para la construcción del nuevo hospital, que el propio ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, ratificó hace apenas mes y medio a través de una carta enviada al director del nosocomio.

Sin embargo, una vez conocido que el gobierno tenía problemas para cuadrar el presupuesto nacional, la decisión cambió.

“La realidad es que el Ministerio de Salud no tiene la partida presupuestaria para empezar la construcción de un nuevo hospital del Niño. Su prioridad es el nuevo hospital Oncológico. Así que estamos evaluando la posibilidad de vender el terreno, dado que no se va a estar construyendo un hospital nuevo ahí en estos momentos” , justificó De Lima en un evento está semana en la provincia de Los Santos.

Las reacciones ante el cambio no se hicieron esperar. Por un lado, expertos inmobiliarios indicaron que de llegarse a vender este terreno al precio del mercado ($3 mil el metro cuadrado) se podrían obtener alrededor de $14.5 millones, tomando en cuenta que este lote mide 4 mil 851 metros cuadrados.

A esta potencial venta habría que restársele los 7.8 millones de dólares que el gobierno ya invirtió en la demolición de la antigua sede de la embajada y en la creación de los planos de la torre financiera, que finalmente no se hará.

“La decisión nos produce dolor y decepción, y deja a nuestros niños en la desesperanza. A pesar de que consideramos el terreno de la antigua embajada una opción buena, lo importante es hacer con urgencia un nuevo hospital próximo a la maternidad”, agregaba en un comunicado el patronato.

TERAPIA EN EL TRANQUE

Mientras tanto, las autoridades del hospital no tienen el panorama claro.

Bissot y Gallardo coinciden en que si en algún momento se llega a construir una nueva sede del hospital que esté ubicada lejos de la maternidad del Santo Tomás, los recién nacidos que requieran hospitalizarse en la terapia intensiva deberán ser trasladados en ambulancia, aspecto que comprometería aún más su salud.

Ambos médicos concuerdan en que, de darse este caso, se estaría exponiendo innecesariamente a los neonatos a más riesgos, como la contaminación de las calles o el tráfico pesado de la ciudad.

En medio, los pacientes y familiares sufren las consecuencias.

En las salas de hospitalización los padres deben dormir en sillas de metal al lado de sus hijos convalecientes.

“Si tuvieramos más espacio colocaríamos un sillón al lado de cada cama. Pero no tenemos lugar donde colocarlo”, se lamenta Bissot agregando que por año, en todo el HN, atienden a 220 mil niños.

Aunque el director del nosocomio relata que gracias al Minsa y a la donación de particulares cuentan con la tecnología de punta más avanzada, el centro sí necesita al menos 40 médicos y 300 enfermeras adicionales para atender a los pacientes.

Es en este punto donde el poco espacio de la UCIN vuelve a ser símbolo de la necesidad de crecimiento del centro hospitalario.

En cuidados intensivos hay una enfermera por cada seis pacientes, cuando según el estándar debería ser una por cada dos niños. En cuidados intermedios, en cambio, se tiene una enfermera por cada 30 neonatos, cuando el promedio debería ser una por cada seis.

La razón de ser de esta carencia es la misma. “No tenemos lugar donde poner más personal”, agrega Bissot que durante los últimos ocho años se ha hecho la misma pregunta cada mañana al llegar a su trabajo: ¿por qué nadie ha aprobado la ampliación de este hospital?

Los doctores, el patronato y los padres de los niños conectados a las incubadoras esperan la respuesta.

>>> EL HOSPITAL EN CIFRAS

2,500

Es la cantidad de pacientes que atiende anualmente la Unidad de Terapia Intensiva de Neonatos del hospital del Niño.

220,000

Es el número de personas que acuden cada año a este nosocomio.

61

Son los años que tiene de construido el centro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código