FÚTBOL. COPA DEL MUNDO.

El milagro que busca repetir Alemania

La selección campeona del mundo carga con el peso adicional de retener el título alcanzado cuatro años atrás. Es el único triunfo que le hace falta.

El tricampeón ‘azzurro’

Temas:

Löw en la Copa Confederaciones de Rusia 2017. Solo un técnico repitió con sus dirigidos el título de la Copa del Mundo: Vittorio Pozzo (Italia). Reuters Löw en la Copa Confederaciones de Rusia 2017. Solo un técnico repitió con sus dirigidos el título de la Copa del Mundo: Vittorio Pozzo (Italia). Reuters
Löw en la Copa Confederaciones de Rusia 2017. Solo un técnico repitió con sus dirigidos el título de la Copa del Mundo: Vittorio Pozzo (Italia). Reuters

Más difícil que ganar una Copa del Mundo es repetir la hazaña cuatro años después. En los 20 campeonatos jugados, solo dos selecciones se coronaron campeonas en ocasiones consecutivas: Italia en 1934 y 1938 y Brasil en 1958 y 1962.

El milagro puede suceder de nuevo en Rusia 2018, la cita mundialista en la que Alemania, actual portador del título, las lleva todas consigo para reverdecer el triunfo obtenido en Brasil hace casi cuatro años.

En una muestra inusitada de humildad, pero sin falsa modestia, el entrenador alemán reconoció la dimensión del reto por delante en manos de sus dirigidos.

A propósito del Mundial Rusia 2018, Joachim Löw reconoció el pasado 1 de enero –en declaraciones a un programa radial de su país– que “Alemania será perseguida como nunca”.

“Tendremos que desplegar fuerzas sobrehumanas si queremos ser de nuevo campeones del mundo”, anticipó el estratega, no sin antes reconocer con una cruda reflexión que su equipo es la “selección que más tiene que perder, pero en los meses próximos tenemos que desarrollar hambre de título”.

Henry Cárdenas, periodista deportivo y conocedor del fútbol, da una declaración que al contrario de lo que dice del estratega, prueba cómo la selección alemana viene trabajando con, precisamente, un apetito voraz “desarrollado” en los últimos años.

El reportero destaca primero el favoritismo del equipo teutón, en el cual aprecia sus posibilidades como finalista de Rusia 2018. Y añade: “tiene todo para repetir como monarca”.

¿IRREPETIBLE?

Entre los deportes en equipo, pocas hazañas se equiparan con las obtenidas por Italia y Brasil en el fútbol. Habrá quien recuerde los soliloquios de Nueva Zelanda en las dos últimas Copas del Mundo de rugby; o seguramente las faenas recientes de Estados Unidos en las citas orbitales de baloncesto. O los triunfos de Cuba en béisbol.

Pero una diferencia resalta el logro futbolístico: ninguna otra disciplina deportiva colectiva convoca tantos profesionales de tantos orígenes y tampoco se desarrolla con tal número de torneos.

Gol de Klose contra Ghana en Brasil 2014. Alemania marcó un total de 20 tantos en el Mundial pasado. Expandir Imagen
Gol de Klose contra Ghana en Brasil 2014. Alemania marcó un total de 20 tantos en el Mundial pasado. AP

Alemania, agrega Cárdenas, tiene la combinación perfecta de la madurez de los jugadores de la vieja guardia, y el ímpetu de los más jóvenes. “Dicho logro le pertenece al entrenador”.

Esta concesión puede ser cierta y comprobarse en los hechos. Löw ha dicho que desde su llegada a la dirección técnica, hace más de 12 años, se propuso aumentar la velocidad mental y física, tanto individual como colectiva del futbolista, por la razón de que detestaba el modelo teutón, destaca el portal en línea El equipo. “Como jugador, llegué a odiar los métodos de entrenamiento alemanes. Los balones medicinales me hacían sufrir”.

La receta

La fórmula de Löw esbozada por Cárdenas, de combinar rookies con búfalos mojados, rompió ya el primer estereotipo. Solo Brasil se había consagrado ganador de la Copa Confederaciones después de haber obtenido la Copa del Mundo. En Rusia 2017, Alemania se impuso 1–0 sobre Chile.

El triunfo se suma a aquel otro obtenido también el año pasado, en el mes de junio, cuando el equipo alemán ganó la Eurocopa de naciones, categoría Sub–21. Varios de sus integrantes reemplazarán a las glorias ya retiradas de la selección mayor: Schweinsteiger, Klose, Lahm...

El último intento alemán para repetir un título mundial sucedió en Estados Unidos 1994. Hace 24 años superó la primera ronda sin la suficiencia futbolística de Italia 1990, aunque sí por delante de España, segunda del grupo, Corea del Sur y Bolivia. En la siguiente vuelta eliminó a Bélgica en un encuentro con dudas arbitrales, cuyo marcador fue 3 a 2.

En cuartos de final enfrentó a la selección de Bulgaria, comandada por el neurótico y genial Hristo Stoichkov. Los búlgaros se impusieron 2–1, y los alemanes partieron a casa en medio de la decepción generalizada de la prensa y los fanáticos.

La siguiente frustración ocurrió en la Copa del Mundo de 2006, con Alemania como anfitrión. Italia despachó en semifinales a los locales, si cabe el término, pero este resultado sirvió para trazar la ruta hacia Brasil 2014. Y hace cuatro años, en tierras suramericanas, después de casi una década de trabajos con Löw, sus dirigidos se dieron el gusto de engullirse a Brasil y de ganar la final sobre la Argentina de Lionel Messi.

Alemania integra el grupo F de la ronda eliminatoria de Rusia 2018. Si nada extraordinario sucede, como pasar a la siguiente fase en la segunda posición, algo que solo le ocurrió en México 1986, la escuadra alemana clasificará de primera en su grupo.

En tal caso, confrontará en octavos de final al segundo del combo E, probablemente Suiza o Costa Rica. Después tendrá que vérselas con España, Francia o Argentina. Y en la final, es posible, seguirá Brasil. Por lo visto, este milagro teutón no está nada fácil.

El tricampeón ‘azzurro’

Vittorio Pozzo, nacido en Turín, Italia, y jugador de fútbol antes de iniciarse

como entrenador en 1930, ha sido el único estratega capaz de dirigir una selección de fútbol y llevarla a repetir el título de campeona del mundo. En 1934 y 1938, Italia tuvo la dirección de Pozzo y se impuso en las copas respectivas de Italia y Francia, y ganó, además, los Juegos Olímpicos de Alemania 1936.

 Bajo la batuta de Pozzo, Italia mantuvo un invicto de cinco años y su faena de triunfos consecutivos solo se equipara con la gesta de Uruguay como bicampeón olímpico de la década de 1920 y primer ganador de la Copa del Mundo.

Según el portal de la FIFA, a Pozzo le decían Vecchio Maestro y fue figura clave en el establecimiento de las características tradicionales del fútbol italiano: un duro pragmatismo combinado con una sofisticada precisión. ¿Será que llegó el momento de que Italia tenga otro Vecchio Maestro? Solo se sabrá en Catar 2022.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

25 Abr 2018

Primer premio

6 8 2 8

DDAC

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

2933

3er premio

5475

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código