Reformas electorales

Más partidos, beneficios y riesgos

Al menos 37 mil adherentes deberán acreditar los partidos en formación para ser reconocidos oficialmente como partidos políticos

Temas:

País, en formación, incluye a pastores evangélicos. País, en formación, incluye a pastores evangélicos.

País, en formación, incluye a pastores evangélicos. Foto por: LA PRENSA/Archivo

Creemos dice que impulsará las ideas progresistas en el país. Creemos dice que impulsará las ideas progresistas en el país.

Creemos dice que impulsará las ideas progresistas en el país.

La reducción del 4% al 2% del número de adherentes (de 74 mil a 37 mil) para poder formalizar la inscripción de un partido político podría generar la proliferación o aumento de agrupaciones políticas rumbo a las elecciones generales de 2019.

El proyecto 292, que modifica el Código Electoral, fue aprobado en tercer debate por la Asamblea Nacional, pero aún no ha sido sancionado por el Órgano Ejecutivo. Allí se establece este nuevo porcentaje de adherentes.

En estos momentos ya hay varios grupos que buscan formalizar la inscripción de nuevos partidos políticos para participar en las elecciones de 2019.

Dentro de este proceso están el Frente Amplio por la Democracia (FAD), grupo político que desapareció en las pasadas elecciones al no sacar el número de votos requeridos para su subsistencia; Unión Nacional Independiente (UNI), Partido Alianza y el Partido Independientemente Social (PAIS). Más recientemente, una quinta agrupación política denominada Creemos anunció el domingo pasado sus intenciones de convertirse en partido político, pero más enfocados en participar a partir de las elecciones de 2024.

El número de votos válidos en la elecciones de mayo de 2014 fue de 1 millón 854 mil 202 electores.

Con el 4% que establece el Código actual el número de adherentes para conformar un partido político sería de 74 mil 168 electores, pero al reducirse al 2%, de ser sancionado el proyecto 292, esta cifra disminuiría a 37 mil 84 electores.

De ser reconocidos y de tener el respaldo de más de 37 mil adherentes, estas agrupaciones se sumarían a los 5 partidos políticos formalmente constituidos en la actualidad: el Partido Revolucionario Democrático (PRD), el Partido Panameñista, Cambio Democrático (CD), Partido Popular (PP) y el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena).

BONDADES Y RIESGOS

Para expertos en temas electorales y para los magistrados del Tribunal Electoral (TE) esta cifra abriría las puertas a una mayor participación política de los ciudadanos, lo que ven como positivo con miras a ampliar la participación política.

No obstante, consideran que esta medida también traería consigo algunos riesgos, como la posibilidad de que se creen partidos electoreros que tengan en la mira el millonario subsidio estatal preelectoral, que sean partidos satélites de otros más grandes o que sin ningún tipo de ideologías se fusionen con partidos grandes solo para acceder al poder.

Para la politóloga Cristina Torres Ubillús, quien formó parte de la Comisión Nacional de Reformas Electorales, que avaló por unanimidad reducir al 2% el número de firmas para crear un partido político, la medida se dio para abrir más las puertas a la población a la participación política.

No obstante, indicó que un número muy elevado de partidos políticos puede traer situaciones adversas.

Indicó que obviamente será más complejo para las autoridades electorales procesos como el conteo de votos y actas.

Aseguró, además, que siempre habrá la posibilidad de que surjan partidos satélites apoyados por otros colectivos ya formalizados para favorecer sus intereses.

El abogado y experto en temas electorales Javier Ordinola consideró como positivo este nuevo porcentaje para inscribir agrupaciones políticas, porque “la democracia tiene que ser más inclusiva y participativa y no se debe constreñir solamente a los partidos que en este momento están legalmente constituidos”.

Expresó que la medida también fortalece el derecho político de todos los panameños, ya que permite que más gente participe como candidato en colectivos políticos y que el ciudadano al momento de activar su derecho político, que es el derecho al voto, tenga un abanico de ofertas un poco más amplia.

Ordinola, sin embargo, también ve algunos riesgos y es la posibilidad de que se constituyan partidos electoreros que pretendan solamente buscar el financiamiento público preelectoral.

Se estima que el financiamiento estatal electoral para las elecciones de 2019 será de $100 millones, por lo que, de acuerdo con el proyecto 292 de reformas, el subsidio preelectoral que se fijó en un 50% para propaganda política y gastos de campaña sería de $50 millones. De estos $50 millones el 96.5% sería para los partidos políticos y el 3.5% se repartiría entre todos los candidatos que hayan sido reconocidos por el Tribunal Electoral y en función de los adherentes inscritos por cada uno de ellos.

Otro riesgo, aseguró Ordinola, es que muchos de estos partidos políticos busquen aliarse a quien obtenga el poder y promuevan a futuro fusiones.

“Son riesgos que se pueden dar, crear partidos para servir de apoyo a otros más grandes en tiempo de campaña y engañar un poco al ciudadano. Este propósito definitivamente no sería del todo alentador”, precisó.

Mientras que para el politólogo Carlos Guevara Mann, el aumento de la participación ciudadana es un objetivo importante de los sistemas electorales.

Destacó que dado que en teoría los partidos políticos constituyen canales que facilitan esta participación, se considera apropiado también, según esta línea de pensamiento, relajar los requisitos para la inscripción de nuevas agrupaciones, sin dejar de tomar en cuenta que una proliferación de partidos políticos puede afectar la formación de consensos y la gobernabilidad.

Precisó que en Panamá, sin embargo, la práctica política se aleja mucho de la teoría. “Los partidos no son vehículos de participación ciudadana, sino instrumentos para promover los intereses particulares que representan sus cúpulas. No hay, en ningún partido político panameño respeto ni por sus integrantes ni por los electores. Obtener la cuota más grande posible de influencia sobre la nómina estatal, las contrataciones públicas y otras oportunidades de lucro es el interés de los partidos. Se empeñan en lograrlo a través del clientelismo y la corrupción, sus medios predilectos”, indicó.

A partir de estas “estrategias”, dijo, la partidocracia ha envilecido el sistema político. El sistema de partidos en Panamá carece de programas, conceptos, ideas y planteamientos. En ese contexto, los nuevos partidos que se crearán tras la disminución de la cuota para su formación vendrán a representar más de lo mismo. “Lo que pudiera verse en las próximas elecciones es un mayor número de partidos corruptos y clientelistas, que seguirán contaminando el ambiente político con la bendición del Tribunal Electoral”, expresó.

Para el magistrado del Tribunal Electoral Alfredo Juncá, la pluralidad de pensamiento político enriquecerá la democracia. “La reforma de bajar de 4 a 2 el porcentaje de adherentes requeridos para la formación de partidos políticos, facilita la proliferación de nuevas corrientes de pensamiento que diversifican las opciones para el votante y, por consiguiente, beneficia a nuestra democracia”.

PROCESO DIFÍCIL

Para el diputado del partido Cambio Democrático (CD) José Muñoz, quien impulsa la creación del Partido Alianza, con la nueva reforma no necesariamente cualquier partido podrá constituirse y participar en las elecciones.

Aseguró que, aunque se baja al 2% o 37 mil las firmas, en realidad para conformar un partido tendrán que inscribir 50 mil personas, por aquello de las renuncias y las depuraciones. “Esa cifra no es fácil si consideramos el tiempo que falta para las elecciones de 2019”, advirtió.

Señaló que también hay otras reglas del juego que hacen el proceso un poco más complicado, ya que con la norma actual los partidos en formación solo tienen cuatro meses para poder inscribir adherentes con libros estacionarios.

Si se sanciona el proyecto 292, estos nuevos grupos políticos tendrán todo el año para reclutar simpatizantes.

“Las reglas en Panamá para formalizar un partido político son estrictas. Si nos vamos a Costa Rica, por ejemplo, solo se requieren de 3 mil firmas para formalizar un partido político y aquí no es así”, precisó Muñoz.

OTROS AJUSTES

Además de la reducción del número de adherentes, de acuerdo con el proyecto 292 de reformas electorales, los partidos políticos constituidos o en formación podrán inscribir adherentes con libros móviles o por medios electrónicos aprobados por el TE.

En el Código vigente solo se permite la inscripción de adherentes en las oficinas de la Dirección Nacional de Organización Electoral y en libros estacionarios en lugares públicos bajo supervisión del TE.

La inscripción de adherentes para la formación de los partidos políticos, según el artículo 19 del proyecto 292 que modifica el artículo 58 del Código Electoral, se hará durante todo el año en las oficinas y lugares que el Tribunal Electoral designe para tal efecto.

La norma actual en su artículo 58 indica que la inscripción de adherentes para la formación de los partidos políticos se hará durante 11 meses del año. Durante los 4 meses que el Tribunal Electoral determine las inscripciones se harán en las oficinas del Tribunal Electoral, en su horario regular de trabajo, y en puestos estacionarios fuera de las oficinas del Tribunal, los días jueves, viernes, sábados y domingos, previa programación del partido con la institución electoral.

También podrán inscribir durante los siete meses restantes del año, pero las inscripciones se harán únicamente en las oficinas del Tribunal Electoral, en su horario regular de trabajo. En enero no hay inscripciones.

CIFRA HISTÓRICA 

Las elecciones generales en las que más partidos políticos participaron fueron las de 1989 (12 partidos políticos) y la de 1994 (15 partidos).

En las de 1989 participaron el Partido Demócrata Cristiano (PDC, hoy Partido Popular), el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), el Partido Liberal Auténtico (PLA), que respaldaron a la denominada Alianza Democrática de Oposición Civilista, encabezada por el panameñista Guillermo Endara.

Mientras que la Coalición Liberación Nacional (Colina), encabezada por Carlos Alberto Duque, fue respaldada por el Partido Revolucionario Democrático (PRD), el Partido Laboral Agrario (PALA), el Partido Liberal (PL), el Partido Republicano (PR), el Partido Panameñista Revolucionario (PPR), Partido del Pueblo (PPP), Partido de Acción Nacionalista y el Partido Democrático de los Trabajadores (PDT).

Por su parte, Hildebrando Nicosia Pérez fue postulado por el Partido Panameñista Auténtico (PPA).

La elección en la que más partidos políticos han participado fue la de 1994.

Estas fueron las primeras elecciones democráticas luego de la caída del régimen militar y de la invasión de Estados Unidos en 1989, y en ella participaron en total 15 organizaciones políticas, entre estas: PRD, Partido Arnulfista (hoy Partido Panameñista), Movimiento Papa Egoró, Molirena, Partido Solidaridad, Renovación Civilista, Partido Liberal Republicano (Libre), Partido Liberal, Partido Liberal Auténtico, Unión Demócrata Independiente (UDI), Partido Laborista (el antiguo PALA), PDC (hoy Partido Popular), Movimiento de Renovación Nacional (Morena), Partido Panameñista Doctrinario y Misión de Unidad Nacional (MUN).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código