LEGISLATIVO

El persistente lamento de los diputados de la Asamblea Nacional

Opacidad, ausentismo, polémicos proyectos de ley, restricciones a periodistas y ciudadanos han marcado los primeros 30 días del Legislativo.

Temas:

Imagen del pleno de la Asamblea Nacional del pasado martes 30 de julio. La junta directiva del Legislativo está conformada por Marcos Castillero (presidente), Zulay Rodríguez (primera vicepresidenta) y Tito Rodríguez (segundo vicepresidente). Imagen del pleno de la Asamblea Nacional del pasado martes 30 de julio. La junta directiva del Legislativo está conformada por Marcos Castillero (presidente), Zulay Rodríguez (primera vicepresidenta) y Tito Rodríguez (segundo vicepresidente).
Imagen del pleno de la Asamblea Nacional del pasado martes 30 de julio. La junta directiva del Legislativo está conformada por Marcos Castillero (presidente), Zulay Rodríguez (primera vicepresidenta) y Tito Rodríguez (segundo vicepresidente). Raúl Valdés

El poder económico de Panamá es el nuevo enemigo a vencer de una buena parte de los diputados de la Asamblea Nacional. El discurso dejó de ser un tema exclusivo de Sergio Chello Gálvez, de Cambio Democrático (CD), para convertirse en un asunto de frente común en el palacio Justo Arosemena.

Benicio Robinson, Raúl Pineda, Cenobia Vargas, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), al igual que Miguel Fanovich, del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena) fueron algunos de los que pronunciaron fogosos discursos esta semana sobre el tema.

Coinciden en que ese poder económico es quien está detrás de los “ataques” que tienen en la mira al órgano del Estado.

Mientras tanto, la ciudadanía les pide que respondan si publicarán la lista de sus colaboradores, luego de que se les aprobara hasta $20 mil para planillas, sobre el marcado abstencionismo en las sesiones, las ratificaciones exprés de los funcionarios que designó el presidente Laurentino Nito Cortizo, y las restricciones a los periodistas, entre otros temas.

“El poder económico que son 10 familias en este país, controla los medios de comunicación social (...) a mí me han dicho de todo”.

Miguel Fanovich, diputado del Molirena.

Los discursos

Robinson aprovechó su silla de presidente de la Comisión de Presupuesto para mandar un mensaje a los que consideran sus detractores. El “poder económico no quiere que yo esté aquí”. Lo aseguró el miércoles 31 de julio, un día después de que centenas de panameños protestaron a pocos pasos de la sede de la Asamblea, con consignas contra la corrupción, una de ellas: “#BenicioRenuncia”. Ese día recibió el respaldo público de su copartidario Raúl Pineda. “Mi apoyo y mi respaldo al presidente de mi partido Binicio [sic] Robinson, presidente también de la Comisión de Presupuesto”. Su tribuna fue la Comisión de Credenciales, de la que es vicepresidente. El jueves 1 de julio, en medio de los cuestionamientos por las gestiones que hace el presidente de la Asamblea Marcos Castillero, para alquilar 12 vehículos a un costo estimado de $297 mil 500, el poder económico volvió a la palestra. Ese día los discursos fueron en el periodo de incidencias de la Asamblea. Desde allí, varios acusaron a la clase empresarial y rica de Panamá de quererlos destruir. La diputada Cenobia Vargas, del PRD, fue una de ellas. Se quejó de que los empresarios no quieren que gente de estratos humildes, como mucho de ellos, estén en la Asamblea.

Su copartidario Melchor Herrera advirtió que se estaba atacando “con mentiras” la institucionalidad de la Asamblea, y solicitó a sus colegas defender el órgano. “Todos hagamos causa común, porque todos aquí tenemos realmente los créditos y el prestigio para estar aquí, y comencemos a defender la institucionalidad de esta cámara”, planteó, después de exponer un cálculo matemático con el que intentó explicar por qué es más rentable que el Legislativo alquile carros en vez de comprarlos.

‘10 familias’

También intervino Miguel Fanovich, del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena). “El poder económico, que son 10 familias en este país, controla los medios de comunicación social (...) a mí me han dicho de todo: que tengo casa grande... que vayan y lo demuestren, yo no le tengo miedo a ese poder económico. Que abran sus libros porque son unos ladrones. Y tenemos un contralor que hace negocios con el Estado (...)”, manifestó. Varios de sus copartidarios lo aplaudieron.

‘Populismo y lucha de clases’

Representantes de la sociedad civil coinciden en que detrás de los mensajes de los diputados está el afán de distraer la atención “recurriendo a la demagogia y fomentando el resentimiento”.

Al menos así lo planteó el politólogo Carlos Guevara Mann, quien, de paso, afirmó que “es una técnica chabacana, tan antigua como la democracia griega”.

“Los clásicos se quejaban de ella. Un artilugio para distraer al pueblo a fin de poder seguir haciendo de las suyas”, manifestó.

Por su lado, Daniel Lopera, director ejecutivo del Movimiento Independiente, sostiene la tesis de que los diputados “de alguna manera” entienden que en la población hay un sentimiento de descontento con la situación económica actual, por lo que entonces toman el rol de interlocutores para generar “un enemigo fácil”, que una a la población e identifique a un culpable, mientras ellos quedan como defensores.

“Es populismo básico. Hay una mala identificación de las clases sociales en Panamá y parte de eso es la ironía de que un diputado que gana $7 mil mensuales más los $25 mil que recibirá de los negocios que tiene en su circuito, venga a decir que el poder económico no los quiere ahí cuando, en efecto, el 95% ellos son parte del poder económico”.

Dijo que “parte de la solución a los problemas del país son los cambios a la estructura del Estado, y eso está en manos de los mismos diputados”.

Otro que habló del tema fue José Luis Paniza, estudiante de derecho, y quien le ha seguido la pista al quehacer de los diputados.

“Sin quitarle importancia a la evidente y profunda desigualdad que existe en Panamá, honestamente me parece que los diputados tratan de desviar la atención de la ciudadanía y buscar un culpable distinto al real, que es su propia falta de responsabilidad y compromiso con el cargo que ocupan”, planteó.

Manifestó también que son convenientes y poco consecuentes con su discurso. “Ese poder económico que ahora quieren utilizar para confundir a la población es el mismo que les paga sus campañas clientelistas millonarias y corruptas. Son unos irresponsables. Según algunos diputados, todo el mundo es culpable de los problemas del país, menos ellos. Una semana culpan a los medios, la siguiente a los extranjeros, la que sigue al poder económico, y lamentablemente parecen nunca terminar de reconocer que los responsables de la mala imagen de la Asamblea, y los que han defraudado la confianza de los panameños son ellos”, opinó.

Millones

Durante el periodo comprendido entre 2009 y 2014, los diputados recibieron $400 millones en partidas circuitales, mientras que entre 2014-2019 se beneficiaron con, al menos, $166 millones en planillas y donaciones.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Oct 2019

Primer premio

4 8 6 8

ABBC

Serie: 1 Folio: 11

2o premio

4281

3er premio

2040

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código