ESPAÑA. ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN SACUDE LA CASA REAL.

La princesa manchada

Tras conocer la decisión del juez José Castro, la casa real manifestó que ´no hace comentarios sobre decisiones judiciales´.
IMPLICACIÓN. Cristina Federica de Borbón y Grecia deberá declarar en los juzgados de Palma de Mallorca, en la causa que investiga la supuesta malversación de fondos, cuyo principal sospechoso es su esposo, Iñaki Urdangarín. AFP IMPLICACIÓN. Cristina Federica de Borbón y Grecia deberá declarar en los juzgados de Palma de Mallorca, en la causa que investiga la supuesta malversación de fondos, cuyo principal sospechoso es su esposo, Iñaki Urdangarín. AFP
IMPLICACIÓN. Cristina Federica de Borbón y Grecia deberá declarar en los juzgados de Palma de Mallorca, en la causa que investiga la supuesta malversación de fondos, cuyo principal sospechoso es su esposo, Iñaki Urdangarín. AFP

Competitiva y ambiciosa. Así ha sido calificada en numerosas ocasiones la infanta Cristina, hija de Juan Carlos y Sofía, reyes de España.

Ahora la “niña mimada de la familia real”, como la describe el biógrafo británico Andrew Morton, en su reciente libro Ladies of Spain ( Damas de España), también será recordada como el primer miembro directo de la familia real española en ser imputado en un caso de corrupción.

La noticia, que se conoció ayer y se regó como pólvora en todo el país, asestó un fuerte golpe a la ya deteriorada imagen de la casa real española.

Cristina Federica de Borbón y Grecia fue imputada en la investigación por supuesta corrupción abierta contra su marido, Iñaki Urdangarín, reseña AFP.

Urdangarín, de 45 años, es sospechoso, junto con su exsocio Diego Torres, de haber desviado millones de euros de dinero público a través del Instituto Nóos, una sociedad de mecenazgo que presidió entre 2004 y 2006.

Según el juez José Castro, la imputación obedece a que hay indicios de que la infanta pudo consentir que su parentesco con el rey Juan Carlos fuera usado por Urdangarín y su socio en las actividades del instituto, lo que podría constituir un supuesto de “cooperación necesaria” o “complicidad” en los delitos cometidos, de acuerdo con EFE.

La hipótesis se basa en correos electrónicos que supuestamente documentaban su conocimiento de las actividades de su esposo, recoge AP.

La imputación es una figura legal que señala que la infanta está bajo investigación, pero no se aplican restricciones especiales de movimiento ni se la acusa de delito formal alguno.

Lo cierto es que, aunque no significa que vaya a ser juzgada, la imputación mancha definitivamente el perfil de la infanta de 47 años, que, de acuerdo con un despacho de DPA, se había esforzado por tener una vida propia al margen de su rango familiar.

La casa real se refugia en el silencio. Se limitó a decir que “no hace comentarios sobre decisiones judiciales”.

CAÍDA DEL PRÍNCIPE AZUL

La historia de amor de Cristina e Iñaki Urdangarín fue comparada a la de un cuento de hadas.

Se conocieron a principios de 1990 en un centro de entrenamiento para deportistas en las afueras de Barcelona. Parecían la pareja perfecta y su pasión por el deporte los unió.

Cristina participó en los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 como miembro del equipo español de vela.

El alto y guapo Urdangarín fue bronce olímpico en Atlanta 1996 y Sydney 2000. El 4 de octubre de 1997, después de un poco más de un año de romance, la pareja se casó en la catedral de Barcelona.

Fue catalogada una boda perfecta, de ensueño. El “matrimonio feliz” que tiene cuatro hijos: tres niños y una niña, atraviesa desde hace algunos años por una de sus peores crisis.

Morton asegura en su obra que Urdangarín mantuvo relaciones con tres mujeres después de su casamiento con la hija de los reyes, destaca Clarín.com.

Pese a los rumores, las dudosas actividades de su marido –incluido el caso de corrupción–, la infanta se mantuvo a su lado. La pregunta es, ¿qué sucederá ahora que la justicia pasa factura al vapuleado plebeyo acogido en la corte española?

Entre aplausos, cautela y críticas

España reaccionó ayer entre la cautela, aplausos a la justicia y críticas abiertas a la monarquía, frente a la decisión del juez de imputar a la infanta Cristina en el caso de corrupción por el que se investiga a su marido, Iñaki Urdangarín, según un despacho de DPA. El Gobierno y el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy optaron por guardar silencio, mientras desde el Partido Socialista (PSOE), el mayor de la oposición y también defensor de la institución monárquica, se contestó con una simple referencia al precepto constitucional de la igualdad de los españoles ante la ley. “La justicia en España es igual para todo el mundo”, afirmó el líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

En Twitter, el periodista Javier Parra (@javier_parra) escribió: “La fiscalía se opone a la imputación de Cristina de Borbón. Si dijera lo que pienso, la fiscalía pediría mi imputación”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código