Un problema sucio

El 2 de noviembre de 1999 culminó el traspaso de los bienes de la antigua Dirección Metropolitana de Aseo (Dima) a los municipios de Panamá, San Miguelito y Colón. Era la culminación de un proceso que buscaba descentralizar los servicios de aseo y mejorar su eficiencia.

Esto incluyó aquellos recursos que aún quedaban en la antigua Dima, hasta entonces una entidad autónoma del Estado. Pero los municipios también heredaron sus deudas: una morosidad de más de 23 millones de dólares en cuentas por cobrar, de la cual en el distrito de Panamá el 60% era irrecuperable.

La Dirección Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario (Dimaud) fue la entidad que reemplazó a la Dima. Durante los primeros 11 meses todo parecía marchar bien. Según una encuesta de Dichter &Neira de septiembre de 2000, el 55.5% de los encuestados de la capital consideraba que la labor de la Dimaud era “buena” y apenas el 11.8% la calificaba abiertamente como “mala”.

Sin embargo, pronto sería evidente que la situación distaba de ser la ideal. Un estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalaba, en 2001, que el servicio de recolección de basura era deficiente. Según el informe, el traspaso de los servicios de recolección de una entidad autónoma como la Dima a las esferas municipales de Panamá, San Miguelito y Colón, se dio sin una adecuación orgánica y capacitación previa. El alcalde Juan Carlos Navarro salió al paso del informe y dijo que si bien había que mejorar algunas cosas, el informe era “inexacto”.

Para agosto de 2004, las quejas de la ciudadanía por los problemas de recolección de basuras arreciaban. Los camiones demoraban más de cinco días en pasar por algunos puntos de la ciudad y los baldíos y esquinas se convertían poco a poco en vertederos improvisados. Navarro decía que el problema no podía atenderse por la deuda de más de 8 millones de dólares que mantenía el Gobierno con la entidad.

Como si no fuera suficiente, de los 137 mil clientes de la Dimaud, el 38% estaba moroso con la institución, principalmente los usuarios de más bajos ingresos y con mayor dificultad de ponerse al día.

En febrero de 2006 el Consejo Municipal creó una comisión evaluadora para revisar la morosidad de la Dimaud y depurar los libros contables con el fin de establecer cuáles eran los saldos incobrables. Hasta el 31 de diciembre de 2005, la Dimaud tenía una cartera morosa de 33 millones 258 mil dólares.

La falta de camiones recolectores era una de las principales razones que, aducía el municipio, explicaba la ineficiencia en el tema de la basura. A mediados de 2007, de una cifra ideal de 70 camiones, solo 25 prestaban el servicio a toda la ciudad. La adquisición de nuevos vehículos había tropezado con toda clase de problemas.

Sin embargo, en diciembre, el Municipio anunció el arribo de 54 nuevos camiones adquiridos por la institución.

Un mes antes, la Defensoría del Pueblo había emitido un informe en que señalaba que la adquisición de nuevos vehículos no sería suficiente para resolver el problema de la basura.

CRISIS

A comienzos de 2009, la situación se hacía crítica una vez más. Se anunció la reducción de las frecuencias de recolección, la modificación de los turnos de los funcionarios y el envío de parte del personal a vacaciones. Las medidas se aplicarían hasta que el Gobierno lograra cubrir los 28 millones de dólares adeudados desde 2002.

El nuevo gobierno de Ricardo Martinelli y la nueva administración alcaldicia, liderada por Bosco Ricardo Vallarino, prometieron resolver el problema de la basura.

Pero justo fue ese tema el que provocó una de las primeras fisuras entre el Gobierno y la alcaldía (amén de la ruptura de la alianza de gobierno), que terminarían a la larga por quitarle al Municipio el manejo de la basura y sacar a Vallarino de la alcaldía.

Ya en noviembre de 2009, Martinelli le había sugerido al alcalde del distrito de Panamá, Bosco Vallarino, que dejara de estar hablando “zoquetadas” y se pusiera a recoger la basura.

En marzo de 2010, en medio de una alerta sanitaria anunciada por el Ministerio de Salud (Minsa), el Ejecutivo decidió intervenir. La Dimaud tenía para entonces 20 camiones en funcionamiento y estaba a la espera de otros 73 nuevos, mientras que en los talleres de la Dimaud había 20 vehículos en reparación.

El 16 de abril el Ejecutivo asumió el control del servicio de recolección de basura para afrontar la crisis. Pero a finales de septiembre, cuando el sistema volvió a ser asumido por el Municipio, una nueva crisis estalló: 300 toneladas de basura habían dejado de ser recogidas por día.

Ya para entonces el Ejecutivo avanzaba con una solución definitiva: reasumir el control del tema de la basura bajo una nueva entidad: la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD). La puesta en marcha de esta nueva entidad la asumió el ministro de Turismo, Salomón Shama.

CAMBIO

Para diciembre estaba todo listo para la transición: un nuevo administrador, Enrique Ho Fernández, se encargaría de la nueva entidad, que iniciaría operaciones el 3 de enero de 2011. La AAUD heredaba deudas por más de 40 millones de dólares. Ho también estaba a la espera de la aprobación de un crédito extraordinario de 45 millones de dólares de parte del Ministerio de Economía y Finanzas para arrancar con buen pie.

El 11 de enero de 2011, en una jornada plagada de rumores, se produjo la salida de Bosco Ricardo Vallarino de la Alcaldía, tras una tensa reunión con el presidente de la República, Ricardo Martinelli.

Para febrero, la AAUD recogía unas 942 toneladas diarias de basura, con 65 camiones compactadores, de los cuales 40 eran alquilados a razón de 65 dólares la hora y 40 volquetes para recoger escombros, alquilados a 45 balboas la hora.

En total, la entidad contaba con 133 vehículos, incluyendo varios camiones pequeños, y un presupuesto de 82 millones de dólares.

Pese a que el 21 de julio, Enrique Ho había asegurado ante los medios de comunicación que “el tema de la crisis de la basura terminó”, cuatro meses después había tenido que reconocer un “desmejoramiento en la recolección por la falta de camiones”. Para entonces las quejas por la acumulación de basura no cesaban.

Casi un año más tarde la situación no terminaba por mejorar. En octubre de 2012, las quejas continuaban, pese a que la institución se mostraba en una situación financiera y logística mucho mejor que la que había dejado la fenecida Dimaud, cuyo último presupuesto fue de 45.3 millones de dólares.

En 2012, el presupuesto de la AAUD fue de 75 millones de dólares, y para 2013 tiene uno de 73 millones de dólares, insuficiente en todo caso, según el administrador Ho.

La falta de camiones recolectores había sido la principal causa que aducía la AAUD por la que no podía cumplir adecuadamente con la recolección, pero en 2011 se facilitó la compra de 90 camiones recolectores de basura, a un costo de 20 millones de dólares. También se adujo la falta de personal como razón para estas deficiencias.

Además, el tema de la morosidad y el cobro de la tasa de aseo a través del recibo de la luz no termina de definirse. La institución está pendiente de la respuesta de las empresas eléctricas sobre esta propuesta. Este es uno de los principales objetivos de la AAUD que aún está pendiente.

Cerro Patacón, otro pendiente

En 1985 la apertura del relleno sanitario de cerro Patacón provocó polémicas y críticas entre los habitantes de la ciudad de Panamá. La saturada capacidad del antiguo vertedero de Panamá Viejo, donde hoy se levanta Costa del Este, obligó a su mudanza. Casi 30 años después, su capacidad se revela insuficiente, pero los planes para ampliarlo y modernizarlo no terminan de concretarse.

En 2011 se le concedió, por 22 millones de dólares, la administración del relleno sanitario a la empresa colombiana Urbalia. Esto, luego de que la compañía Urbaser vendiera la concesión que se le otorgara para que en 2008 modernizara el relleno y lo orientara hacia el reciclaje. Durante meses regulares, ingresan al vertedero entre 55 mil y 60 mil toneladas de basura al mes. Pero hacia finales de año, la cantidad de desechos puede superar fácilmente las 80 mil toneladas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código