ENTREVISTA

‘Hay que profesionalizar al docente’, Adriana Delpiano

Para Adriana Delpiano, exministra de Educación de Chile, la gran tarea en Latinoamérica es formar buenos maestros y profesores, que estos dejen atrás el enfoque reivindicativo y asuman que su tarea es quizás la más importante del país.

Temas:

Exigir mejoras a la educación es algo que se dice fácil, pero que cuesta conseguir. Panamá es un ejemplo de ello. Decenas de documentos han sido escritos con el propósito de modernizar el sistema y diversas mesas de diálogo han visto la luz en los 28 años de vida democrática.

A pesar de ello, las discusiones siguen pasando por los mismos temas. ¿Qué ha fallado? ¿Por dónde se debe empezar? Adriana Delpiano, exministra de Educación de Chile y una de las caras visibles detrás de la reforma educativa llevada adelante durante el gobierno de Michelle Bachelet lo resume de forma clara: “El gran tema es la profesionalización de los docentes, sacarlos de la situación sindicato-reivindicativo, por decirlo de alguna manera, y pasarlos a profesionales que hacen la labor tal vez más importante” en un país.

Asimismo, un sistema que le dé al niño no solo el conocimiento necesario para competir, sino también una actitud frente a la vida y su país.

Delpiano estuvo a fines de junio en Panamá para una jornada del Laboratorio de Incidencia Ciudadana, donde 50 jóvenes del país (15 a 27 años) asisten a un programa de formación con un enfoque de derechos, para promover su liderazgo y capacidad de incidencia. El plan incluye el desarrollo de proyectos con capacidad de ser replicados. A continuación, los detalles de su charla con este medio.

¿Cómo diseccionamos ese monstruo de mil cabezas para acometer una tarea en la que Panamá ya está atrasada?

Es muy importante que el diagnóstico te arroje cuáles son los puntos clave, porque todos son importantes, y no puedes abordar todo simultáneamente. Te pongo un ejemplo, el currículo, que es el mínimo conocimiento que una nación decide darse, se puede revisar periódicamente, actualizar, pero no es un tema que pueda estar en la coyuntura permanentemente. Los docentes y los equipos directivos de los colegios tienen que ser capaces de agregarle elementos propios de su región y transformarlo en algo que sea vivo y tenga sentido.

Otro aspecto muy importante es el rol que juegan los equipos directivos de los establecimientos educacionales. Un buen profesor, si no tiene un medio en el cual pueda desarrollarse, podrá incidir en los 30 o 40 alumnos que tenga en su sala de clases, pero un buen equipo directivo puede lograr que muchos docentes que a lo mejor no son cada uno una lumbrera en sí mismo, en un trabajo en equipo hagan que ese establecimiento logre que los niños se formen afectivamente, eliminar parte importante del bulliyng, lograr aprendizaje significativo y una actitud frente al conocimiento y la vida, y un compromiso con el país.

Porque finalmente nos interesa mucho la calidad de los aprendizajes, pero nos interesa mucho la calidad de la formación de los alumnos y la calidad de los ciudadanos, formados democráticamente. Eso no se forma después en un curso de educación cívica, se forma en el jardín infantil: aprender a respetarse, a dar el turno, respeto a las minorías, etc.

Y esto solo se logra con un vínculo entre la familia y el sistema escolar, con un compromiso de hacer un esfuerzo mutuo.

En Panamá hay consenso de la urgencia de actualizar el modelo. Se han hecho estudios, pero pareciera que no logramos definir una ruta que impacte a corto plazo en la calidad. ¿Hay una receta?

Durante mucho tiempo el buen alumno era el que aprendía lo que se le iba enseñando, que era ordenado, se comportaba bien y el colegio pedía cierto orden. [Pero] a los docentes de ciencias se les permite desordenar el colegio, sacar a los niños, ir a la plaza, traer [cosas], hacer algo que es mucho más dinámico. [También] hay experiencias que deberíamos rescatar para la masividad, como ha sido toda la educación personalizada que durante muchos años causó mucho revuelo. Pero yo diría, sobre todo, no romper esta lógica de que el espacio de aprendizaje no es solo la sala de clases, es lo que te sucede en el recreo, fuera de la sala de clases, en el compartir con otros colegios.

Lo que nosotros estamos haciendo en el marco de la reforma es que cada colegio vive en una red de colegios [y] con base en su fortaleza, ya sea porque tiene un gran gimnasio o un avance en música o una muy buena profesora de ciencias, [el Estado] le entrega recursos, y tiene que hacer un plan con sus otros 8 o 10 colegios y eso le da un sistema pedagógico y de aprendizaje. Además, saca un poco la escuela a la calle para hacer el interescolar de deportes, la feria científica, cosas que lo ponen en contacto con una comunidad que le está viendo. Por eso es que el tema de la profesionalización docente apunta a la capacidad.

Y yo te diría que más que importar una supermetodología -que siempre son valiosos los buenos ejemplos- es darle respaldo a la innovación pedagógica que puedan hacer profesores, grupos de profesores, un colegio.

Panamá está en el proceso para las pruebas PISA. ¿Cómo prepararse para estas evaluaciones internacionales?

Las pruebas internacionales cumplen su función, nos dan una mirada de si el país está mucho más atrás o menos atrás. Y en un mundo globalizado el valor de esa información es que nos dice que en ciertas áreas y en determinadas pruebas estamos en un nivel y por lo tanto se puede ir por más. Más que prepararse para las pruebas, las pruebas tienen que ser el reflejo del nivel que tiene la educación.

Nosotros hemos tenido una experiencia con un sistema de medición nacional que evalúa lo que sabes del currículo, y nos produjo un efecto al revés: el colegio vivía para esa prueba, se adiestraba a los niños para esa prueba porque había toda una línea comparativa entre los colegios: uno era buen colegio y el otro era mal colegio. Por ello, ahora se miden elementos de satisfacción de las familias, logros de aprendizaje que no son objetivables, es decir, se complejizó la medición, aunque el peso de lo académico sigue siendo de más del 65% .

¿Cuáles son las dos características que no deben faltar en un perfil docente?

Que sepa de la materia de la cual va a enseñar, eso que parece tan simple a veces no se cumple. No digo que tenga que tener una preparación para enseñar a universitarios, pero tiene que tener una formación sólida.

Lo segundo es la conciencia de que está formando personas; es la posibilidad de reforzar un niño, de formar trabajo en equipo, por tanto, esa conciencia del profesor en término formativo más el conocimiento de su materia es lo que le da el carácter profesional.

¿Cuál es el desafío más grande para poner a los estudiantes latinoamericanos a la par de los de Singapur, Finlandia y Japón, que están a la cabeza de mediciones y ‘ranking’?

Las habilidades duras son muy importantes, no como una memorización de conocimiento, sino con una base fuerte que te permita seguir aprendiendo. El mundo del siglo XXI es mucho más complejo, debes saber que lo que aprendes hoy, mañana puede cambiar y por lo tanto tengo que aprender a aprender. Por lo tanto, el tema de las habilidades blandas, el ciudadano, etc., es un elemento muy importante, pero que no elimina lo otro.

¿Cuál es el fiel de la balanza? Formar un buen profesor, que el país tenga instrumentos para medir cosas que son objetivables y capturar las habilidades blandas de la formación del alumno.

En el caso de Chile, se creó una institución paralela al Ministerio de Educación, que es la agencia de la calidad, que se ha tenido que dar muchos cabezazos para lograr, con un grado de consenso de su directorio, con miradas distintas, reducir el número de pruebas. Chile tenía más de 14 pruebas y hoy tenemos 8, de las cuales censales son solo 4, las otras son con muestreo.

Pero a la vez preocupa que la universidad se queja de que le llegan alumnos de secundaria que los tienen que volver a preparar y es porque hemos tenido malos profesores y porque la casa tampoco ha hecho su esfuerzo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código