BANGUI. ESCÁNDALO DE ABUSO SEXUAL DE SOLDADOS FRANCESES.

De protectores a agresores

La ONU ha recibido duras críticas por ignorar las denuncias de abusos y por suspender al funcionario que las hizo públicas.

Temas:

Imagen de un campo de refugiados para desplazados en el aeropuerto de Mpoko en Bangui, capital de la República Centroafricana, en donde ocurrieron los hechos. Imagen de un campo de refugiados para desplazados en el aeropuerto de Mpoko en Bangui, capital de la República Centroafricana, en donde ocurrieron los hechos.
Imagen de un campo de refugiados para desplazados en el aeropuerto de Mpoko en Bangui, capital de la República Centroafricana, en donde ocurrieron los hechos.

Caminaban sin rumbo fijo en busca de alimento. Hambrientos, los pequeños pidieron de comer a soldados franceses que custodiaban un campo de refugiados para desplazados en el aeropuerto de Mpoko, en Bangui, capital de la República Centroafricana.

“Le dijimos que teníamos hambre. El soldado nos dijo que agarráramos su pene”, dijo uno de los varones.

El relato es solo uno de otros testimonios compilados en un informe de Naciones Unidas tras denuncias de abuso sexual a menores en el país africano por parte de militares franceses en misión de paz.

En su inocencia, los niños, de entre 8 y 11 años, no comprendían siquiera lo que los soldados les pedían. Tanto así, que uno de ellos, de aproximadamente ocho o nueve años, confesó que se lo hizo varias veces al mismo soldado “hasta que un día un chico de mayor edad lo vio y le dijo que estaba haciendo algo malo”.

Un pequeño de 11 años comentó que estaba buscando “envases sueltos para jugar” cuando un militar francés lo llamó y le dio alimentos y un poquito de dinero a cambio de sexo oral.

Un menor de nueve años dijo que pensó que los soldados estaban orinando y otro de la misma edad relató que “fue golpeado duramente por su madre cuando le contó qué había sucedido”.

Estas y otras declaraciones de más niños fueron escuchadas por investigadores de Naciones Unidas entre mayo y junio de 2014 en la República Centroafricana.

INDIGNACIÓN

Hoy, un año después de los dramáticos testimonios, las revelaciones han provocado indignación dentro y fuera de la ONU.

Además, han puesto en entredicho la labor del organismo, toda vez que declaraciones “estrictamente confidenciales” pusieron de manifiesto la falta de interés en el caso por parte de altos funcionarios de derechos humanos que conocían desde hacía varios meses las denuncias recolectadas en su propio despacho.

Tanto las Fuerzas Armadas de Francia como la ONU quedaron en evidencia, luego de que el funcionario de la organización Anders Kompass enviara el informe confidencial a Francia.

Ante su frustración por la lentitud con la que el organismo llevaba el caso, Kompass, con 30 años en la institución, destapó el escándalo el pasado abril. Su acción le valió la suspensión del cargo.

Sin embargo, Kompass volvió a su trabajo después de que un juez dictaminó que la suspensión fue ilegal.

INVESTIGACIÓN

El alto comisionado para derechos humanos, Zeid Raad al-Hussein, indicó el pasado sábado que su oficina despacharía ese día un equipo a la República Centroafricana para investigar “posibles medidas adicionales para hacer frente a violaciones a los derechos humanos”, inclusive violencia sexual.

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, subrayó que no habrá clemencia si se comprueba que los soldados señalados sí abusaron de los menores.

De acuerdo con documentos difundidos el viernes por una oenegé manejada por dos exmiembros de la ONU, que reclaman una investigación independiente, funcionarios de la organización se enfocaron más en investigar a Kompass que en ayudar a la investigación francesa tras las denuncias.

CRISIS

Desde el derrocamiento del presidente François Bozizé, en marzo de 2013, la República Centroafricana atraviesa una profunda crisis política y social.

Desde entonces, una ola de violencia se desató en el país, por lo que Francia lanzó en su antigua colonia la Operación Sangaris, desde diciembre de 2013.

La intervención, autorizada por la ONU, se dio a raíz de los enfrentamientos entre milicias cristianas y partidarios de la coalición Seleka, de confesión musulmana. “Queremos que los franceses nos protejan, nos quedaremos aquí, no nos moveremos”, dijo una señora a la llegada de los militares a la empobrecida nación, ese año.

Sin embargo, al menos 14 de los soldados que se supone protegerían a la población civil están señalados como agresores sexuales de varios menores de edad. (Basado en es.euronews.es; BBC, www.telesur.net y agencias).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código