REFERÉNDUM CONSTITUCIONAL EN ITALIA

Entre la rabia contra Renzi y la indecisión

La reforma modifica 44 de los 137 artículos que integran la carta magna redactada en 1948, tras la Segunda Guerra Mundial y el ‘ventennio’ fascista.

Temas:

El primer ministro, Matteo Renzi, participa de una actividad por el ‘sí’ en el referendo para las reformas constitucionales del próximo 4 de diciembre. El primer ministro, Matteo Renzi, participa de una actividad por el ‘sí’ en el referendo para las reformas constitucionales del próximo 4 de diciembre.

El primer ministro, Matteo Renzi, participa de una actividad por el ‘sí’ en el referendo para las reformas constitucionales del próximo 4 de diciembre. Foto por: Alessia Pierdomenico

Promotores del voto ‘no’ en un acto realizado el pasado 27 de noviembre en Roma. Promotores del voto ‘no’ en un acto realizado el pasado 27 de noviembre en Roma.

Promotores del voto ‘no’ en un acto realizado el pasado 27 de noviembre en Roma. Foto por: Andreas Solaro

Italia vive un momento político crucial que es observado con recelo por Europa. Los italianos decidirán el próximo domingo, 4 de diciembre, si aprueban o no la reforma constitucional propuesta por el gobierno del primer ministro, Matteo Renzi, con la que se busca eliminar el bicameralismo perfecto, agilizar el proceso legislativo y darle estabilidad a un país que ha tenido al menos 60 gobiernos en 70 años.

Tras la sorpresa del brexit –que decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea–, para muchos analistas Italia es la próxima gran cita del populismo, y una derrota en la consulta podría desencadenar un nuevo cataclismo en Europa. Esto explicaría la gran expectación que ha generado en los mercados y en las cancillerías europeas.

Por si fuera poco, ese mismo día se repetirán las elecciones en Austria, que tienen el foco puesto en el líder de extrema derecha Norbert Hofer.

La clave está en que Renzi –quien llegó a primer ministro de Italia catapultado desde la alcaldía de Florencia y sin pasar por las urnas– ha sometido su futuro político al resultado del referéndum del próximo domingo. Aunque estos últimos días ha rebajado el tono político, en días recientes reiteró que: “Si gana el ‘no’, me voy a casa y ya no me veis más; no soy un político a la antigua usanza que se queda pegado al sillón”.

Esto ha generado que la opinión más compartida entre los italianos sea la que convierte a la consulta en un plebiscito. “Me dan igual las reformas propuestas, yo votaré contra Renzi porque es un incapaz”, afirmó Franco, un jubilado que cada mañana desayuna en un bar situado a pocos metros de Palazzo Chigi, sede del Gobierno en Roma.

A su lado está Doriana, una joven que trabaja como contable en una pequeña empresa: “Si al final voy a votar, que todavía no lo tengo claro, elegiré‘no’, porque yo creo que no se trata de cambiar la Constitución, sino de cambiar a los políticos que nos gobiernan”.

“El Senado no es abolido totalmente, y con la reforma será peor de como está ahora”, afirmó por su parte Emanuele, de 35 años y quien trabaja en una aseguradora. “Si gana el ‘sí’ los senadores serán elegidos por los políticos y no por el pueblo. Esto significa menos democracia”, subrayó.

“Soy de Apulia [sur de Italia] y si gana el ‘sí’ eso significará que si el Estado decide construir un gasoducto desde Azerbaiyán hasta Italia y destruir los olivos seculares que están en mi tierra, nadie se lo impedirá”, añadió Emanuele.

Otro gran temor es que la indiferencia electoral vuelva a cristalizarse y muy poca gente salga a votar. Francesco, que trabaja en una universidad, explica que ha entendido muy poco de la reforma y por eso no sabe si va a ir a votar. “En las europeas voté por Renzi, pero me ha decepcionado y tengo miedo de que detrás de esta reforma se pretenda hacer pasar por buena una ley sucia”, manifestó.

Comparte su opinión Ambra, quien asegura que está muy indecisa porque la política la ha desilusionado. “No sé qué votar porque dejarse condicionar por las estupideces que se escriben en las redes sociales es facilísimo. Lo que tendríamos que hacer es abrir la propuesta y leerla con alguien que la entienda”, apuntó.

Lo que predomina es cierta confusión y caos que ha estado agitado en una durísima campaña por el frente del ‘no’, una amalgama heterogénea –que mezcla a la centroderecha que lidera Silvio Berlusconi, el partido anti-europeísta Movimiento 5 Estrellas (M5S) que encabeza el cómico Beppe Grillo, y otros populistas, como el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, cuyo único punto en común es la rabia contra el primer ministro italiano.

En una brutal campaña que ha dividido a Italia, los críticos dicen que las medidas propuestas dejarán al país sin las garantías democráticas vigentes desde después de la Segunda Guerra Mundial para evitar el surgimiento del autoritarismo, señaló la agencia Reuters.

Los pocos aliados políticos que tiene Renzi están fuera de las fronteras de Italia. Esta semana el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, que ha tenido varios desencuentros con el premier italiano por las reformas en materia económica, le mostró su apoyo con una significativa declaración: “Renzi hace una reforma constitucional, o intenta hacerla, y debo decir que tengo un gran respeto por esto. Espero que tenga éxito”.

También el poder financiero ha dado un paso al frente en apoyo a Renzi arguyendo que si gana el ‘no’ los bancos italianos corren peligro de ir a la quiebra.

Todos se preguntan qué hará el primer ministro italiano el día 5 de diciembre. Según señaló hace poco el profesor de ciencias políticas Giovanni Orsina, Renzi debería dejar el cargo de primer ministro, aunque señaló que “no está muy claro cómo podría no hacerlo”.

El portavoz del Partido Democrático de Italia, Lorenzo Guerini, dio algunas claves al asegurar en Bloomberg que si el referéndum tiene un resultado negativo su partido pedirá ir a elecciones anticipadas, probablemente “antes del verano de 2017”.

Y es que la fecha de la hipotética convocatoria de elecciones es muy significativa. En verano ya habrán pasado los dos grandes eventos de relevancia internacional que tendrán lugar en Italia: la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno del G-7 que se celebrará los días 26 y 27 de mayo en la ciudad siciliana de Taormina y la conmemoración en marzo de 2017 de los Tratados de Roma, firmados el 25 de marzo de 1957, que dieron origen a la Unión Europea.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código