CONFLICTO DE MEDIOS INDEPENDIENTES CON EL GOBIERNO

La radiografía del caso Clarín

La génesis: una ley de medios con nombre y apellido, la discriminación de la publicidad estatal, y el cariño a los medios afectos al gobierno.

Temas:

Martín Etchevers, gerente de comunicaciones externas del grupo multimedios Clarín, de Argentina, narra en esta entrevista cómo ha sido la relación con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Es la crónica de una prolongada disputa que ha llegado incluso hasta los tribunales de justicia. Ello, pese a que a sus inicios la denominada gestión “K” –que empezó en 2004 cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia– contó con el apoyo del multimedio más grande de América Latina. Pero, rápidamente Clarín se convirtió en casi el único poder que no controlaba el Órgano Ejecutivo, acostumbrado a someter al resto de un país a sus caprichos.

Incluso, el Estado argentino desarrolló en 2010 una nueva ley de medios dirigida a la concentración de licencias de comunicación, sobre las que, según Fernández de Kirchner, Clarín acumulaba el 73.3%.

Esto ocasionó denuncias penales por parte de Clarín, y en abril pasado, la justicia argentina falló a favor de este grupo para que mantuviera la mayoría de sus licencias.

Etchevers explica esto y otros asuntos que afectan la libertad de expresión en su país.

¿Cuál fue el quiebre entre el gobierno K y el grupo Clarín?

Como grupo de medios independientes nosotros compartimos muchas de las políticas aplicadas por el difunto presidente Néstor Kirchner, como fue la reestructuración de la deuda y la renovación de la Corte Suprema de Justicia, entre otras. Pero alguna de estas políticas, como el tema de los subsidios, debieron haber sido corregidos. El kirchnerismo se enamoró de muchas de estas políticas, y aún cuando hubiese sido mejor invertir en infraestructura o en calidad productiva no lo hizo porque temió perder en capital político.

Nosotros desde muy temprano empezamos a marcar nuestras diferencias con el gobierno. Desde 2004 usamos el término “súper poderes” para describir la manera como concentraron poderes en el Órgano Ejecutivo a través de leyes emergentes, poderes que le correspondían al Órgano Legislativo. Desde muy temprano, el grupo Clarín demostró falencias del gobierno, además de que fuimos los primeros en denunciar los actos de corrupción.

Aunque ninguno de estos hechos desencadenó en un conflicto contra los medios, todavía el poder político de los Kirchner no era lo que fue después.

¿Cuáles fueron los primeros ataques contra los medios de comunicación?

La discriminación en la publicidad estatal, la discriminación entre los medios para conferencias de prensa, y acceso a la información, dependiendo si eran más o menos aliados del gobireno. Eso se dio desde los inicios del kirchnerismo.

Tenemos que acordarnos, además, de que esto se inició desde que Néstor Kirchner era gobernador en la provincia de Santa Cruz. Esta enorme concentración de poder en la que el Ejecutivo domina a los otros dos poderes, donde no hay prensa independiente –porque se la seduce, se la acopla o se la destruye– fue un modelo que se repitió en todo el país.

¿Cómo surge la ley de medios que posteriormente fue bautizada como la ley de medios K?

La ley de medios fue hecha como una herramienta de represalia, con nombre y apellido, que en lugar de buscar una mayor diversidad logra una hegemonía de medios oficiales y paraestatales, además de la destrucción –al quitarles la sustentabilidad– a los medios independientes, o, como los llamamos nosotros, los medios “no adictos” al modelo kirchnerista.

Fue una de las herramientas que pretendió usar el kirchnerismo para desarticular a aquellos que no se les somete y diría que a sus inicios utilizó banderas de sectores que legítimamente creían que era necesario una nueva ley de medios, pero al final quedó demostrado que todas eran máscaras que usó el kirchnerismo para aprobar o disciplinar a los medios independientes.

¿Qué significaba esta ley para el grupo Clarín?

Esta ley buscaba quitarle al grupo Clarín su estructura, de tal manera que le fuese imposible poder subsistir ante un gobierno que lo había discriminado totalmente con la publicidad estatal.

La ley de medios genera unos medios que son tan débiles en tema de sustentabilidad y de financiamiento, que no pueden sobrevivir sin publicidad estatal, o sino dependen de un negocio periodístico extra que a su vez está regulado en alguna medida por el gobierno.

Por eso vemos que los medios de comunicación que han surgido después de la sanción de la ley de medios están todos vinculados, o con estados provinciales, municipales o con universidades que viven de recursos públicos o con empresarios vinculados al petróleo, juegos de azar u obras públicas que también dependen del gobierno.

De las licencias que se han otorgado después de la sanción de la ley, el 94% es para medios estatales. De los medios que ya existían y fueron vendidos, la totalidad de estos fueron a dar a manos de empresarios vinculados al kirchnerismo. Se ha generado un inmenso grupo de medios de comunicación que tiene un fuerte compromiso editorial con el gobierno de turno.

¿Cuál es el corazón de esta ley?

El corazón de la ley es el artículo 45 que fue declarado por la Cámara de Casación como inconstitucional. Este artículo desarticulaba quirúrgicamente al grupo Clarín. Por ejemplo: a los medios públicos les permitía llegar al 100% del territorio nacional, a los medios privados solo al 35%.

A una empresa de televisión satelital como DirecTV se le permite llegar al 100% del territorio nacional: 2 mil 200 localidades, mientras que a un sistema de cable como el que posee Clarín solo a 24.

Es un artículo irracional que no tiene ningún parámetro lógico.

Tiempo después del fallo llega al Legislativo una ley para “democratizar la justicia”. ¿En qué consistía esta ley?

Esa es una prueba más del bastardeo de las palabras que suele hacer el kirchnerismo, así como dijo que la ley de medios era para democratizar y pluralizar los medios de comunicación en Argentina, y sucedió todo lo contrario. Hablaron de democratización de la justicia cuando los seis proyectos que presentaron ante el Legislativo, lejos de democratizar la justicia, llevan a un control político inédito de la justicia argentina.

¿Fue represalia por el fallo Clarín?

Creo que esa una de las razones, mas no es la única; el kirchnerismo se enfrenta a denuncias por corrupción, problemas en su gestión y una cantidad de cosas que posteriormente pudiesen hacerles peligrar su mayoría electoral.

El gobierno busca con esto, por un lado perpetuarse en el poder con una posible reforma electoral y con la llegada del fin de su gestión, y si ve debilitarse sus posibilidades de reelección, necesita tener una justicia adicta como garantía de protección frente a las crecientes denuncias de corrupción.

¿Sin embargo el gobierno insiste en que Clarín no cumple la ley de medios?

No, Clarín cumple la ley. Fue el primer grupo que cumplió con los 164 artículos que componen esa ley. Los 2 artículos que estaban hechos con nombre y apellido hacia nosotros, fuimos a la justicia y esta misma tomó la decisión de suspenderlos.

¿Qué pasa con los otros grupos de medios que afectan esta ley?

Otros grupos que no la cumplen han preferido pactar con el gobierno, esperan que el Ejecutivo no los moleste y ellos no los incomodan editorialmente. Esto es lo que ha sucedido con los otros cuatro canales de televisión abierta.

Nosotros, sin embargo, confiamos en que en Argentina existe un sistema judicial que te protege contra las arbitraridades del Estado.

Tras las denuncias de corrupción contra el gobierno efectuadas por el periodista Jorge Lanata, que trabaja para el grupo Clarín, se habló de una posible intervención al grupo. ¿Qué puede decir de esto y bajo qué parámetros hubiese podido el gobierno hacer esto?

Fue otra de las iniciativas del kirchnerismo presentada como una modernización, en este caso del Sistema Nacionalde Valores (SNV).

La modificación de este organismo permitía al Gobierno, sin orden judicial, intervenir empresas que cotizan en bolsa utilizando un argumento muy débil, como que no se respetan los deseos de la minoría.

Recordemos que el gobierno es accionista minoritario de Clarín con el 9%. De de esta manera, ellos buscan asistir a las asambleas de accionistas, cuestionar las decisiones de las mayorías, y así argumentar que se les estaban violentando sus derechos.

¿Hubo intentos de intervenir al grupo?

Semanas anteriores empezamos a recibir intimidaciones por parte del SNV; en el mismo momento se conoce que el SNV cambia funcionarios de carrera que hace años estaban ahí, por funcionarios nuevos. Esto, sumado a varias denuncias de otros medios, llevaron a un convencimiento que incluso no fue desmentido en casi cinco días por ningún funcionario.

Cuando el escándalo creció y cuando salió un decreto por parte de la ciudad de Buenos Aires para proteger la libertad de prensa, pareciera que el gobierno puso un freno y funcionarios salieron al paso a decir que por ahora no había planes de intervención.

ONU apoya ley de medios

A pesar de los argumentos del grupo Clarín contra la ley de medios propuesta por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la regulación es bien vista por el relator especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de expresión, Frank La Rue.

“En América Latina tenemos un problema, y es que permitimos la progresiva acumulación de los medios, por razones comerciales, y eso también atenta contra la diversidad y el pluralismo que es un principio. Creo que hay que balancear”, dijo el guatemalteco.

Sin embargo, el representante de la ONU sí repudió los mecanismos del gobierno argentino en la distribución de la publicidad estatal. “Todo Estado debe tener un reglamento de distribución de la publicidad oficial”, afirmó a la agencia noticiosa AFP.

El enfrentamiento entre Clarín y Fernández de Kirchner ha sido tal, que ha servido para aglutinar, independientemente de posturas anteriores, a los detractores de esta gestión, como es el caso del periodista Jorge Lanata, que trabaja ahora con este grupo a pesar de haberlo criticado fuertemente.

“El gobierno nos unió a Clarín y a mí. Puede verse como algo claudicatorio. Pero también se puede ver como un triunfo: los tipos a quienes ataqué toda la vida me tuvieron que llamar”, contó Lanata en una entrevista al sitio Perfil.com.

REDACCIÓN DE LA PRENSA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código