AVISO: Las visitas al Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid estarán suspendidas este domingo.

DERECHOS HUMANOS. INDEFINIDO APOYO A EXRECLUSOS DE GUANTÁNAMO

Un refugio en el limbo

Lo que empezó como un gesto humanitario ha terminado por convertirse en un problema incómodo para el gobierno de Tabaré Vázquez.

Temas:

Tres de los exprisioneros acogidos por el Gobierno de Uruguay oran ante la embajada de Estados Unidos en Montevideo. Dicen que les hicieron promesas que ahora no les cumplen. Tres de los exprisioneros acogidos por el Gobierno de Uruguay oran ante la embajada de Estados Unidos en Montevideo. Dicen que les hicieron promesas que ahora no les cumplen.
Tres de los exprisioneros acogidos por el Gobierno de Uruguay oran ante la embajada de Estados Unidos en Montevideo. Dicen que les hicieron promesas que ahora no les cumplen.

Todo el enredo parece haberse originado en Panamá. Al menos parte del enredo.

Algunos inconvenientes surgidos en torno a varios exprisioneros que el Gobierno uruguayo aceptó recibir de la base estadounidense de Guantánamo, en territorio cubano, como un favor al gobierno de Barack Obama, parecían haber empezado a resolverse durante la pasada Cumbre de las Américas.

Aquí, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, con apenas un mes largo en su puesto, dijo que la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) contaba con los recursos necesarios para atender los requerimientos de los expresos y que próximamente cada uno de ellos tendría una vivienda.

Era un problema heredado de su antecesor, el carismático José Pepe Mujica, que había invitado a los exreos a instalarse en el país austral. El proceso, loable desde el punto de vista humanitario, no había sido fácil. Se trataba de cuatro sirios y un tunecino detenidos sin cargos durante 13 años y posteriormente liberados.

La adaptación al país fue difícil para los cinco. Y la ayuda que se les debía dar para llevar una vida medianamente decente mientras conseguían valerse por su cuenta se convirtió en un lío: ¿le tocaba al país de acogida?, ¿a Estados Unidos?, ¿a un organismo internacional?

Todo el mundo empezó a tirarse la pelota.

El Estado uruguayo les ayudaba con un aporte mensual de $523 por persona, pero, dijeron, aquello no les alcanzaba para vivir. Al parecer, el Gobierno de Estados Unidos también les había hecho promesas de que sus condiciones “mejorarían”, pero hasta ahora nada ha ocurrido.

Poco antes de la cita en Panamá, Vázquez había admitido su preocupación sobre el tema a medios uruguayos: “Estoy preocupado, porque me pongo en el lugar de ellos y debe de ser muy difícil para quienes vienen de otras partes del mundo, con otras culturas, religiones y costumbres, implantarse en un país extraño”.

Se esperaba que en Panamá, Vázquez tocara el tema con Obama. Pero al parecer, aquello no ocurrió. O por lo menos, no se llegó a ningún compromiso público.

Fue durante la cita hemisférica que Vázquez anunció, en cambio, que sería la Acnur la que se haría cargo. Pero entonces, algo pasó.

A los sirios Omar Mahmoud Faraj, Abu Wael Dhiab, que se desplaza en muletas, y Ahmed Adnan Ahjan, al tunecino Abdul bin Mohamed y al palestino Mohamed Tahanmatan se les ofreció firmar un papel para poder acceder a la nueva ayuda formalizada.

Algo en el papel, presentado por el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Seduh), en representación de Acnur en Uruguay, no los convenció. “Esto no es de lo que nos habían hablado”, dijeron.

Aparentemente, los refugiados tenían entendido, porque así se lo habían dicho de palabra funcionarios uruguayos, que la ayuda sería por tres años y cubriría dinero para gastos básicos, vivienda, agua, electricidad, gas e internet.

Sin embargo, según el documento, la ayuda sería por un año solamente.

Debido a esto, decidieron no firmar. Y la consecuencia fue drástica: ya no les están dando más ayuda.

Ante esta situación, decidieron llevar su malestar al público, denunciar la situación en los medios uruguayos e internacionales, confeccionar un blog y realizar protestas.

La más reciente de ellas se escenificó hace un par de días ante la sede de la embajada de Estados Unidos (EU) en Montevideo.

“La razón por la que decidimos protestar frente a la embajada de EU es porque queremos que ellos y el resto del mundo escuchen nuestras voces. Esto es una situación que no quisimos ni buscamos, pero desafortunadamente nos vimos forzados a ello”, expresaron cuatro de los exreclusos a través del blog.

“El Gobierno de ese país [EU] nos tuvo detenidos de forma errónea y ahora ellos deberían proveernos de lo necesario para llevar una vida normal como seres humanos”, dicen, según recoge la agencia noticiosa EFE.

Otras de las dificultades es el idioma. Ninguno lo habla y aunque lo están aprendiendo, es difícil. No cuentan con traductores, más que de forma ocasional.

Alguna vez uno de ellos debió ir al hospital. Tuvo que hacerse entender a punta de señas, porque ni hablaba ni entendía el español.

También ha sido una de las causas por las cuales no han podido trabajar. Han tenido ofertas pero, en esas condiciones, no pueden aceptarlas.

“El convenio dura un año y ellos lo saben, porque yo se los mostré en una reunión”, destacó ayer el canciller uruguayo, Eduardo Nin Novoa, tras la reunión del consejo de ministros.

“Los propios prisioneros todavía no han definido qué cantidad de familiares o parientes quieren traer y en función de ese número nosotros buscaremos las viviendas adecuadas para ello”, añadió, según la versión que reproduce EFE.

Ante la situación, el palestino Mohamed Tahanmatan decidió firmar.

Dos de los refugiados debieron abandonar el hotel donde se habían hospedado al quedarse sin fondos. Ahora, todos comparten una pequeña vivienda, donde la convivencia es estrecha

Algunos ya han traído a familiares a vivir con ellos y planean quedarse. “No queremos parecer desagradecidos con el pueblo y el Gobierno uruguayos”, han dicho. Y por ello han pedido comprensión y atención a su situación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código