PROCESO JUDICIAL

‘El único responsable es Ricardo Martinelli’: fiscal Vásquez

El próximo lunes, a las 9:00 a.m., el juicio entrará a la fase de pruebas. Ayer, el fiscal Aurelio Vásquez sustentó la acusación.

Enfoque: El SPA requiere la presencia del acusado

Temas:

“Tengo el dosier y el pedigrí de todos en Panamá”. Con esa frase que pronunció Ricardo Martinelli en una entrevista que dio a la televisión el 12 de mayo de 2014, inició su intervención el fiscal Aurelio Vásquez, en el juicio oral que se le sigue al exmandatario por supuestamente haber ordenado que se espiara a 150 opositores en su gobierno.

Vásquez, quien sustentó la teoría del caso en representación del Ministerio Público (MP), recordó que en el gobierno de Martinelli (2009-2014) se adquirieron dos sistemas tecnológicos a empresas israelíes para intervenir comunicaciones. Uno a MLM Protection y otro a NSO Group. El primero espiaba correos electrónicos; el segundo tenía la capacidad de recopilar fotos, chats, libretas de contacto y “todo un móvil”.

“Se abrirá el abanico, como dice alguien. Se van a abrir los siete cuadernillos donde se encuentra toda una suerte de información con la vida íntima de muchas personas: políticos, empresarios, magistrados, dirigentes gremiales, doctores”, dijo un Vásquez exaltado y rodeado por sus colegas del MP, Ricaurte González, Rosario Ortega y Elizabeth Carrión.

A pocos metros estaba Martinelli rodeado de sus abogados. A la derecha tenía a Alma Cortés; a la izquierda, Jéssica Canto. Carlos Carrillo, Alfredo Vallarino y Roniel Ortiz estaban en posición diagonal al exgobernante. Sidney Sittón se sentó al lado de Cortés, hacia el centro de la mesa.

Martinelli lucía ojeroso, cansado, triste. No pronunció una sola palabra a los jueces durante la diligencia. De vez en cuando se ponía la mano en la cabeza, secreteaba con sus abogadas o hablaba con una de sus hermanas que estaba sentada detrás de él. Esta vez no había diputados ni activistas. La sala estaba copada de abogados y periodistas.

El fiscal Vásquez sustentó los cuatro delitos por los que pide que Martinelli sea condenado a 21 años de cárcel: contra la inviolabilidad del secreto y del derecho a la intimidad, y dos tipos de peculado. Recordó que por este caso, concretamente por los dos primeros delitos, el 3 de enero pasado el juez Enrique Pérez condenó a los exdirectores del Consejo de Seguridad Nacional, Gustavo Pérez Alejandro Garuz.

“Si ellos eran cómplices, ¿quién era el autor? ¿Quién tenía la intención de conocer la vida privada de las personas? El único responsable es Ricardo Martinelli”, remarcó el fiscal.

Vásquez también recordó cómo en el gobierno pasado se cambiaron leyes y decretos para que el Consejo de Seguridad Nacional (CSN) quedara bajo el control del presidente de la República y del Ministerio de la Presidencia.

Patrulla de la Policía Nacional custodia a Martinelli fuera del Hospital San Miguel Arcángel. Raúl Valdés Expandir Imagen
Patrulla de la Policía Nacional custodia a Martinelli fuera del Hospital San Miguel Arcángel. Raúl Valdés

Después habló el vocero de los querellantes coadyuvantes, el abogado Carlos Herrera Delegado. “Absolutamente nada ni nadie debe estar por encima de la Constitución y la ley... Vamos a demostrar que la ordenanza de invasión a la privacidad no se dio de un día para otro, sino que se estableció un plan sistemático”, manifestó. Anunció que presentarán los testimonios de 70 testigos, así como más de 50 pruebas documentales.

Carrillo habló en representación de la defensa. Citó leyes, códigos y una gama de términos jurídicos. La fiscalía, dijo, “no podrá probar” que Martinelli usó equipos para espiar. “No podrá probar” que asistía al Consejo de Seguridad, donde el fiscal dijo que estaba la tecnología para espiar. Aseguró que su cliente no estaba al tanto de las conversaciones de panameños y de recibir reportes de personal del CSN sobre intervención de comunicaciones. El fiscal, según Carrillo, “no identificó a quién grabó, no hay nadie que haya dicho que él dio la orden”.

Querellante autónomo

Las tres partes intervinieron después de que se debatiera por más de una hora si se admitía o no que el abogado Rosendo Rivera, representado en la sala por el jurista Gustavo Pérez, fungiera como querellante autónomo. El juez Roberto Tejeira, presidente del tribunal, sustentó que no presentó un escrito de acusación. Después de escuchar alegatos de Vásquez, Pérez y Sittón, el tribunal decidió no reconocer a Rivera como acusador particular, pero sí como víctima.

El asunto de Rivera calentó el juicio, que formalmente se inició a las 3:29 p.m. En la mañana, Tejeira ordenó trasladar a Martinelli a un hospital público después de que paramédicos del Sistema Único de Manejo de Emergencias (Sume 911) y del Ministerio de Salud determinaron que tenía la presión alta. Se dictó un receso hasta las 3:00 p.m. y Martinelli fue llevado al Hospital San Miguel Arcángel, donde recibió atención médica. En la tarde, cuando regresó a la sala, la salud de Martinelli le permitió estar en el juicio sin problema.

El fiscal calificó la jornada de “día histórico”.

El próximo lunes, a las 9:00 a.m., el caso entrará a la fase de pruebas.

Enfoque: El SPA requiere la presencia del acusado

En el viejo y aciago sistema inquisitivo mixto del Código Judicial, se permitían hasta 1994 los procesos en ausencia del acusado. Tanto Evidelio Quiel como Manuel Antonio Noriega tuvieron juicios condenatorios en ausencia.

El eje central del sistema penal acusatorio es el reconocimiento de garantías procesales para los investigados, procesados y acusados. Una de las garantías más importantes es la de la presencia física del acusado en su audiencia, como parte del ejercicio del debido proceso.

Según el artículo 359 del Código Procesal Penal, el procesado (imputado) debe estar presente en las audiencias y solo se puede alejar de las mismas con permiso del tribunal. Esto significa que el principio fundamental de este artículo es el de la presencia física de las partes del proceso. Si el procesado se enferma, la audiencia se suspende. El numeral 5 del artículo 372 del mismo código, permite suspender la audiencia por enfermedad del procesado. El código no autoriza la continuación de la audiencia en ausencia por enfermedad del procesado.

La decisión del tribunal de solicitar la presencia de un médico en las audiencias, y de una supervisión estricta del cumplimiento de la medicación es lo más razonable.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

SEGURIDAD Advierten del aumento de las estafas telefónicas en Azuero

Exhortan a la población a presentar las debidas denuncias.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Abr 2019

Primer premio

1 8 6 7

DCCC

Serie: 8 Folio: 6

2o premio

2342

3er premio

1279

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código