MOLTÓ TOMA POSESIÓN

El reto de Moltó en la Policía

Con la ratificación del presidente, Ricardo Martinelli, de que el proyecto de ley que crea un tribunal disciplinario para los estamentos de seguridad será retirado, Gustavo Pérez entregó ayer el mando de la Policía Nacional (PN) a Julio Moltó, en una ceremonia en la que el gran ausente fue el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino.

En su discurso de orden, Martinelli aclaró que el polémico proyecto será retirado para que sea discutido por los estamentos de seguridad “y no va a pasar nada hasta que todos estemos de acuerdo”.

El mandatario dedicó la mayor parte de sus palabras a resaltar su aprecio por Pérez, quien estuvo en el cargo durante dos años y ocho meses. “Pérez es el mejor director de la Policía que ha habido”, dijo.

Al nuevo director de la PN, en cambio, le indicó: “Ahora te toca mantener lo que Gustavo ha hecho y mejorarlo”.

Pérez, por su parte, se limitó a decir que en el tiempo que estuvo en la PN dio inicio a un proceso de transformación y abrió la senda para que Panamá tenga calles seguras. No habló ni del proyecto de ley de Mulino ni de la actuación del subdirector, Eduardo Sarracín, acusado por este último de haberlo amenazado.

En tanto, Moltó agradeció la confianza del Presidente al designarlo en el cargo, por el cual, aseguró, trabajará con compromiso y en equipo.

“Vinimos a dirigir, a administrar y trabajar para ellos. Ustedes juzgarán luego lo que estamos haciendo”, señaló.

Tras los discursos, el acto prosiguió con imposiciones de medallas y de un sable al exdirector Pérez, quien después de ello, caminó frente a los agentes y agradeció su apoyo.

¿Y la investigación?

Al preguntársele sobre la situación de Serracín, Moltó mostró ser un hombre de pocas palabras y, de hecho, en todo momento evitó hablar con los medios.

Pero ante la insistencia de los periodistas, expresó que seguirá todo lo que indica el reglamento de la institución para determinar si se sanciona o no a Serracín.

“Vamos a seguir todo lo que está dentro de los códigos y reglamentos de la PN”, dijo, ante un frustrado intento por escapar de las cámaras de los medios de comunicación que lo esperaban.

Serracín, quien durante el acto estuvo en la tarima principal y en ocasiones conversó con Moltó al oído, sí logró eludir a los medios de comunicación, con la excusa de contestar una llamada telefónica.

A su vez, el procurador de la Nación, José Ayú Prado, informó de que luego de analizar códigos y hacer consultas, no encontró el concepto “cerrar filas”, supuestamente usado por Serracín para amenazar a Mulino si no retiraba el polémico proyecto de ley.

Sin embargo, afirmó que si Mulino quiere ir al Ministerio Público (MP) y denunciar la supuesta amenaza en su contra, las puertas están abiertas.

“Se estaba hablando de un suceso de una reunión donde hubo cinco personas; una de estas fue el ministro. Vamos a esperar que quienes estuvieron allí procedan”, puntualizó Ayú Prado.

La exprocuradora Ana Matilde Gómez coincidió con Ayú Prado en que debe haber una denuncia previa a la investigación, pero opinó que esta debe efectuarse debido a la magnitud de la actuación de Serracín.

“Existe sanción disciplinaria por este hecho, pero el ministro debe presentar o solicitar que se abra, porque esto traerá como consecuencia que otros funcionarios tomen el ejemplo del subdirector”, precisó.

Lo mismo consideró el también exprocurador de la Nación Rogelio Cruz, quien recomendó a Mulino presentar la denuncia en el MP o ante la propia PN.

Cruz dijo que él ya “picó por delante”, pero con respecto a la falta de Pérez de declarar ante los medios.

En ese sentido, confirmó que el pasado jueves presentó ante el MP una denuncia por abuso de autoridad e infracción de los deberes de los servidores públicos contra Pérez, amerita su separación inmediata, pues los delitos endilgados tienen pena de prisión.

“Pedimos que se investigue y sancione a Pérez, y que de inmediato se le suspenda en el ejercicio del cargo público que ocupe”, señaló.

Visita al procurador

Mulino, ausente en todos estos actos, se presentó en el despacho de Ayú Prado, pero no a denunciar nada ni a nadie, según su vocero de prensa, Alfredo Fransceshi. “Hablé con él y me dijo que se trató de una visita de amistad. Ellos son amigos. No se presentó ninguna denuncia”, dijo.

Mulino llegó al MP cerca de las 10:00 a.m. y se marchó casi una hora después. Ayú Prado se negó a dar detalles sobre el encuentro.

Tapia: ´No hubo amenaza contra Mulino´

El comentarista Juan Carlos Tapia dijo en su programa Lo Mejor del Boxeo de este jueves, que la renuncia del ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, no se debió a la supuesta amenaza que le hicieron oficiales de la Policía Nacional (PN), sino a la decisión del presidente, Ricardo Martinelli, de quitarle la administración de los fondos decomisados al narco.

Tapia dijo haber obtenido información sobre el tema de fuentes propias, de Martinelli y del director de la PN, Gustavo Pérez.

Aclaró que el problema con el proyecto de ley presentado por Mulino fue que no tomó en cuenta un documento previo elaborado por la PN.

La Embajada de Estados Unidos en Panamá, empero, confirmó a este diario que el Gobierno de ese país apoyó por 20 meses los esfuerzos conjuntos de la PN y el Ministerio de Seguridad.

Según Tapia, Pérez presentó el documento a Mulino en 2011 y este se comprometió a discutirlo, pero no lo hizo, y el 28 de febrero pasado, presentó su proyecto al Gabinete, que lo aprobó sin saber qué estaba pasando.

Después de ello, dijo, Pérez acudió al Presidente y este envió dos cartas a Mulino: una para retirar el proyecto y otra para quitarle la administración de los fondos.

En medio de la crisis, Pérez envió al subdirector de la PN, Eduardo Serracín, y a otros dos oficiales a hablar con Mulino y ante la negativa de este de acceder a la discusión amplia del proyecto, surgió la frase “cerraremos filas”.

No obstante, Tapia explicó que dicha frase fue sacada de contexto, pues en ningún momento implicaba golpe de Estado.

Eso sí, Tapia criticó a Pérez por haber dicho públicamente que el proyecto de Mulino no iba.

Luis Eduardo Camacho, vocero de la Presidencia, dijo no saber nada sobre el tema de los fondos aprehendidos al narco y la supuesta carta enviada por el Presidente a Mulino, pero aclaró que la administración de esos fondos está definida por ley, no es discrecional.

En efecto, la materia se rige según la Ley 23 de 1986, modificada por la Ley 34 de 2010.

Rafael Luna Noguera

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código