tradiciones. UNA DEMOSTRACIÓN DE FE.

En la ruta del Nazareno

Todos los 21 de octubre, panameños y extranjeros abarrotan el pueblo de Portobelo, en la provincia de Colón, para rendirle tributo al Cristo Negro.

“En la iglesia de San Felipe de Portobelo/ está el negrito que cargamos con celo”, dice la pegajosa canción que en la voz del cantante boricua Ismael Rivera se cuela por entre las rendijas de la casa de Porfiria Castañedas, en la ciudad de Colón.

Es 21 de octubre, el día de El Negro, como también lo llaman sus devotos, y Porfiria ya está en Portobelo después de haber pasado su vía crucis.

El día anterior, a las 4:00 p.m., cuando el sol parecía estar cansado de alumbrar, salió de Colón acompañada por su hijo menor, Gerardo, cargando solo una raída mochila.

Allí llevaba dos galones con agua, alcohol y pastillas para el dolor de cabeza, además de dos linternas para iluminar la oscuridad de la noche.

Con cada paso que daba la rodilla derecha le molestaba, atrasando la hora de llegada. “Creía que no llegaba, pero mi fe me ayudó”, afirma Porfiria mientras cuenta que la fe nunca se apartó de ese corazón que hace tres años le dolía tan fuerte que tuvo que ser hospitalizada.

Allí, en el hospital, fue que se encomendó al Cristo Negro y logró sanar sus dolencias, precisa.

Los caminantes

“Hazle bien a tus amigos y ofréceles tu amistad/ y verás que a ti lo malo nunca se te acercará/ en cambio todo lo bueno contigo siempre estará”, tararean los caminantes que marchan por la carretera Transístmica rumbo a Portobelo.

Algunos llevan sus grabadoras con la música que Ismael Rivera le dedicara al Cristo Negro. “Para mí es un himno. Lo canto siempre, pero más cuando llega octubre”, revela Juan Rodríguez, otro caminante.

Juan lleva sobre sus hombros una urna de vidrio en cuyo interior está la imagen del Cristo Negro, y por ello afirma, en son de broma, que ahora lo llaman Juan Hombrón. Y es que las risas y las bromas aligeran la carga de los caminantes.

En la vía hay tramos en donde la oscuridad es absoluta y la única luz que alumbra es la de los esporádicos cocuyos, que parecen tizones encendidos en las alturas.

El espacio para caminar es angosto y hay que saber sortear la paja canalera que crece a sus anchas, además de no acercarse mucho a la carretera, pues los autos pasan a gran velocidad.

Pero los sacrificios no importan. Los caminantes van ensimismados en su fe y su único objetivo es llegar al pueblo, esperar la misa y luego, a las 10:00 de la noche, caminar la procesión.

Una procesión que es única en el país, pues se dan dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás, al tiempo que se van gritando loas al Negro.

“Negro, cuídanos; Negro, protégenos; Negro, haz que llueva”, piden a coro los devotos. Y como para acrecentar más la devoción, no hay 21 de octubre que durante la procesión no se deje caer un fuerte aguacero, que llena de lodo y tierra las calles portobeleñas.

“Dale pa´ adelante, pa´ adelante, pa´ adelante/ pa´ adelante, pa´ adelante, como un elefante/ Maelo no dejes que te tumben tu plante”, vuelve el eco de la música del desaparecido cantante, y como en un éxtasis, pueblerinos y visitantes se contagian de la devoción que despierta el Naza, el Nazareno, el Negrito, el Negrón de Portobelo.

Un Cristo que cambió de rumbo

Las leyendas urbanas sobre la aparición del Cristo Negro en Portobelo son variadas, aunque la de más arraigo popular señala que a finales del siglo XVIII la imagen iba, con destino a Perú, en un barco que se desplazaba por el Caribe panameño, pero debido a una tormenta los tripulantes se vieron en la necesidad de desembarcar en este pueblo de la costa colonense. Pasado el tiempo, cada vez que los marineros intentaban partir se desataba una fuerte tormenta que los obligaba a permanecer en Portobelo. Así, los días se fueron sucediendo y solo pudieron irse cuando bajaron del barco la imagen del Cristo. Para los lugareños esa fue una señal divina y muy clara, que significaba que el Cristo Negro reclamaba quedarse en tierras portobeleñas, donde se le erigió una capilla muy cerca de la actual iglesia de San Felipe Neri, en donde reposa la imagen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código