CABLES CONFIDENCIALES DE WIKILEAKS

La sospechosa relación Martinelli-Odebrecht

La exembajadora de EU en Panamá Barbara J. Stephenson estaba preocupada por la relación entre el Gobierno y la empresa brasileña.

Temas:

En mayo de 2011, Lula da Silva (centro) fue invitado por Odebrecht a la inauguración de la cinta costera dos. Martinelli (izquierda) y André Rabello (derecha), de Odebrecht, acompañan al expresidente brasileño. En mayo de 2011, Lula da Silva (centro) fue invitado por Odebrecht a la inauguración de la cinta costera dos. Martinelli (izquierda) y André Rabello (derecha), de Odebrecht, acompañan al expresidente brasileño.
En mayo de 2011, Lula da Silva (centro) fue invitado por Odebrecht a la inauguración de la cinta costera dos. Martinelli (izquierda) y André Rabello (derecha), de Odebrecht, acompañan al expresidente brasileño.

La Embajada de Estados Unidos (EU) en Panamá alertó al Departamento de Estado norteamericano de un posible escándalo de financiación irregular en la campaña política del expresidente Ricardo Martinelli, que habría gestado la constructora brasileña Constructora Norberto Odebrecht.

La entonces embajadora de Estados Unidos en Panamá, Barbara J. Stephenson, advirtió a Washington de la delicada situación política del exjefe de Estado panameño –cuatro meses después de que hubiera ganado las elecciones presidenciales– por las sospechas de corrupción.

La diplomática explicó en ese entonces en un correo, fechado en octubre de 2009, que Martinelli fue objeto de duros reproches cuando Odebrecht se hizo con el contrato –producto de una adenda– de la construcción de la cinta costera fase dos, en agosto de 2009, por valor de $60 millones “sin licitación”.

“El jefe de la campaña política de Martinelli, que ahora es ministro de la Presidencia, [Demetrio] Jimmy Papadimitriu, dijo a Emboff [siglas en inglés para “Oficial de la Embajada”] que estaba a punto de revelarse información, según la cual Martinelli había recibido una gran contribución [económica] de la empresa brasileña Odebrecht, compañía que estaba conduciendo varias grandes obras de infraestructuras públicas en Panamá”.

UN GRAN ERROR

Justamente, añade el cable confidencial revelado por Wikileaks, el gobierno de Martinelli había sufrido duras críticas recientemente, luego de que Odebrecht ganó un contrato, sin licitación pública, valorado en $60 millones, para la construcción de una carretera”, refiriéndose a la segunda etapa de la cinta costera, esa que, en 2011, Martinelli inauguró con la presencia del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien –como ya se sabe– es hoy objeto de una investigación en su país por presunto tráfico de influencias a favor de Odebrecht.

En ese cable, la embajadora Stephenson detalló finalmente que Papadimitriu dijo a la Embajada que “el dinero de Odebrecht [a la campaña política de Martinelli] había sido accidentalmente mezclado por la abogada de Martinelli, Alma Cortés, en las cuentas pertenecientes a [David] Murcia”.

Como se recordará, Murcia Guzmán es un colombiano, preso hoy en Estados Unidos, condenado a 9 años de prisión por fraude, y a 30 años de cárcel en Colombia.

Sus contribuciones económicas habrían alcanzado, incluso, al entonces candidato a la Alcaldía de Panamá por el PRD, Roberto Bobby Velásquez, noticia esta que causó un gran escándalo que dio al traste sus aspiraciones políticas.

CONTRIBUCIONES

En este sentido, en otro telegrama, la diplomática estadounidense denunció que la candidata del PRD en la campaña presidencial de 2009, Balbina Herrera, acusó a Martinelli de haber recibido unos $800 mil de parte de Murcia Guzmán.

La diplomacia norteamericana vigiló los negocios de Odebrecht en el extranjero, así como su relación con los gobiernos de los países donde la empresa brasileña estaba construyendo obras públicas, por sospecha de corrupción.

MÁS REVELACIONES

Según los telegramas confidenciales que han sido publicados por Wikileaks, la Embajada de Estados Unidos en Quito, Ecuador, alertó al Departamento de Estado norteamericano, en octubre de 2008, de la posible corrupción en el contrato entre el gobierno del presidente Rafael Correa con la empresa Odebrecht, en la construcción del proyecto de riego Carrizal-Chone, en Manabí.

La relación entre la empresa Odebrecht, el expresidente de Brasil Lula da Silva y el Gobierno de Venezuela también fue escudriñada por Estados Unidos.

En otro telegrama enviado por la embajada norteamericana en Caracas, en 2006, se explica cómo el apoyo de Lula da Silva a la campaña de reelección del entonces presidente Hugo Chávez “podría parecer un paso diplomático errado, pero realmente es un buen negocio”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIONES El magnate fundador de Apotex y su esposa murieron estrangulados

Aparentemente no hay señales de que las muertes hayan sido premeditadas o de que los Sherman sufrieran de depresión.
AFP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código