AMBIENTE . CONMOCIÓN POR ASESINATO DE ACTIVISTA EN COSTA RICA.

Cuando las tortugas lloran

La muerte de Jairo Mora ha despertado una ola de indignación, además de solidaridad en la lucha por la conservación de las tortugas baula.

Playa Moin se encuentra al norte de la ciudad de Limón, en el litoral Caribe de Costa Rica.

Fue en esta playa donde hace cinco días apareció muerto el conservacionista Jairo Mora, asistente de investigaciones biológicas, de 24 años y originario de la zona, en la que se dedicaba desde que era un niño a la protección de las tortugas baula, especie en peligro de extinción.

La muerte de Mora ha sido el incidente más grave dentro de la creciente tensión entre los “hueveros”, (recolectores furtivos de huevos de tortuga a menudo asociados con narcotraficantes) y los ambientalistas, que tratan de proteger los nidos donde desovan estos enormes quelonios. La desesperación de esta lucha radica, entre otras cosas, en que la tortuga baula es una especie en peligro de extinción.

Según algunos testimonios, Mora se encontraba el pasado viernes con un grupo de ambientalistas extranjeras haciendo rondas nocturnas por la playa, tratando de evitar el saqueo de los nidos de tortuga. Varios individuos armados los interceptaron, los sacaron a la fuerza del vehículo en el que viajaban y los secuestraron. A las mujeres las ataron y las dejaron en una casa abandonada, mientras que a Jairo se lo llevaron a otra parte.

Las primeras versiones señalaban que Mora había sido hallado horas después en la playa con un disparo en la cabeza, pero los informes de las pericias posteriores, practicadas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica, indicaban que el activista había recibido un golpe con objeto contundente en la parte posterior del cráneo y luego, al caer de bruces, se habría ahogado con la arena del piso, que fue encontrada dentro de su cuerpo al practicarle la autopsia.

A Jairo ya lo habían amenazado varias veces, incluso con armas de fuego. Pese a ello, él no se arredraba. “Aquí todos me conocen”, decía.

¿QUIÉN ERA?

Jairo Mora nació en Gandoca-Manzanillo, un poblado de la provincia de Limón que se encuentra en una zona natural protegida del mismo nombre en la zona costera fronteriza con Panamá, por el área del curso bajo del río Sixaola.

En la escuela ya había dado muestras de su vocación, destacándose como defensor de las tortugas.

Después de graduarse trabajó en varios santuarios naturales de Costa Rica y luego se asoció con la organización Widecast, donde se desempeñaba como asistente de investigación.

Desde la Defensoría de los Habitantes de Costa Rica, hasta las Naciones Unidas, el clamor por la muerte de Mora ha sido unánime.

Jairo y un puñado de voluntarios solían hacer sus recorridos sin protección policial, pese a las denuncias de las amenazas y las contradictorias versiones de las autoridades que daban cuenta de patrullajes que Mora acusaba de “falsos”. Un recorrido del diario La Nación, semanas antes de la tragedia, confirmó las denuncias de Mora sobre la falta de vigilancia.

“La muerte de Jairo es una bofetada para quienes luchan a diario en la protección del medioambiente. Es un golpe durísimo para todo el país” dijo en un comunicado la defensora de los habitantes, Ofelia Taitelbaum, en la víspera del Día Mundial del medioambiente, según la agencia ACAN-EFE.

Un gigante de otro tiempo

La tortuga baula ha navegado a través de millones de años hasta el presente, sin cambios significativos. Es realmente una embajadora de la prehistoria. Es la tortuga más grande que existe: un ejemplar adulto puede alcanzar una longitud de unos 180 centímetros y un peso de 500 kilogramos.

Según el sitio WWF Global, “esta especie está declinando precipitadamente a lo largo de su ámbito, particularmente en el Pacífico durante los últimos 20 años”, donde hoy se contabilizan apenas 2 mil 300 hembras adultas. En tanto, en el Atlántico, donde las poblaciones son más estables, también está desapareciendo muy rápido debido a la acción de las flotas pesqueras.

Las organizaciones ambientales han llamado la atención sobre la necesidad de proteger los sitios de desove de esta especie a través del establecimiento de santuarios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código