ENERGÍAS RENOVABLES. AVIÓN SOLAR SIGUE SU VUELTA AL MUNDO

Para volar con el sol

No se ha caracterizado por su velocidad, pero el proyecto Solar Impulse busca probar que se puede viajar sin quemar combustibles fósiles.

Temas:

Extraño y un poco aparatoso en tierra, en el aire, al Solar Impulse 2 se le ve volar elegante y fluido. Extraño y un poco aparatoso en tierra, en el aire, al Solar Impulse 2 se le ve volar elegante y fluido.
Extraño y un poco aparatoso en tierra, en el aire, al Solar Impulse 2 se le ve volar elegante y fluido.

El avión es enorme. Sus alas tienen una envergadura de cerca de 70 metros, como las de un Airbus A340. El fuselaje es delgadísimo y casi igual de largo. Sin embargo, es ligero. Pesa lo mismo que un carro de tamaño promedio, unas 2.3 toneladas.

En el aire parece un fantasma silencioso. Casi no hace ruido. Sus cuatro hélices, activadas por las 17 mil celdas solares que lo recubren, le permiten un andar parsimonioso, como si flotara apenas.

La nave es un monoplaza. Solo hay espacio para un piloto, aunque la misión cuenta con dos, que se van turnando a lo largo del recorrido, en las distintas escalas a donde arriban. Mientras uno viaja de manera convencional, el otro lleva la novedosa nave hasta el siguiente aeropuerto de la ruta.

Los dos conductores y creadores del proyecto son los suizos André Borschberg y Berthrand Piccard, veteranos pilotos y aventureros que se aprestan a completar una nueva hazaña.

El Solar Impulse 2 partió de Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, el pasado 9 de marzo y ya ha pasado por India, Myanmar y China. Las condiciones climáticas y algunos desperfectos han retrasado las salidas de cada escala por varios días. Además, en cada ciudad participan de actividades promocionales de la energía limpia y sobre el cambio climático.

Mañana, 16 de abril, reanudarán su vuelo y se dirigirán de Chonging a Nanjing, su última escala en China antes de dar el salto oceánico que los llevará a Hawaii.

Ya llevan recorridos unos 6 mil kilómetros de los casi 30 mil planeados para los próximos cuatro meses en los que darán la vuelta al mundo.

Puede decirse que en este momento se encuentran en la mitad de su itinerario programado, pero con tan solo la tercera parte del trayecto recorrido.

En junio, Picard deberá aterrizar una vez más en Abu Dabi.

EL PROYECTO

Pero, ¿por qué se llama Solar Impulse 2? Pues porque ya hubo un primer Solar Impulse que sirvió como prototipo para la nave actual y que cubrió misiones para probar la posibilidad de los vuelos solares.

“Queremos compartir nuestra visión de un futuro limpio”, declaró Piccard poco antes de iniciar esta nueva aventura a comienzos del pasado marzo.

Los estudios de viabilidad, diseño y construcción del proyecto tomaron 12 años, dice Borschberg, el también piloto y cofundador de Solar Impulse, según publicó en marzo la agencia de información suiza Swissinfo.

“No es el primer avión a energía solar, sin embargo, es el primero en poder cruzar océanos y continentes”, reiteró.

Este primer prototipo, construido para para promover la hazaña, provocó risas entre los expertos de la industria aeronáutica antes de que pudiera despegar.

Pero eso no arredró a Piccard ni a Borschberg, que se las ingeniaron para encontrar oídos técnicos receptivos a su visión y, sobre todo, patrocinadores.

El Solar Impulse 1 permitió a sus creadores realizar varios vuelos de larga duración en Europa y Marruecos y ser los primeros en cruzar Estados Unidos en 2013, con varias escalas, en un avión de este tipo, dice el sitio argentino de noticias lanacion.com.

Para el Solar Impulse 2, la elección de la ruta fue una labor ardua. El equipo, de unas 130 personas, tuvo que considerar temas de clima, aeronavegación y seguridad.

El peligro de guerras o las rutas aéreas de aeronaves comerciales (el Solar Impulse debe volar a unas bajas velocidades de entre 50 y 100 kilómetros por hora a unos 8 mil metros de altura) también fueron factores a considerar.

El Solar Impulse 2 usa baterías de polímero-litio (260 vatios hora por kilo) y, durante el día, siempre debe estar sobre las nubes para captar la energía del sol.

YOGA EN LAS ALTURAS

La meditación y el yoga han hecho parte de la preparación física y psicológica de ambos pilotos.

Necesitarán de toda su concentración y mejor ánimo para sortear el largo camino entre las nubes.

El itinerario de Solar Impulse 2 puede seguirse en tiempo real en su sitio web http://www.solarimpulse.com/

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código