La pelea por la Casa Blanca

Siete demócratas comenzaron la carrera para ganar las elecciones primarias dentro de su partido. El que mayor cantidad de delegados gane en los 50 estados de la nación se enfrentará al candidato republicano, que podría ser el propio George Bush

Ana Teresa Benjamín abenjami@prensa.com De John Forbes Kerry llaman la atención dos cosas: la cómoda victoria que ha tenido hasta ahora frente a sus contrincantes demócratas, y esa sonrisa que se abre paso en medio de la estrecha y larga quijada en la que termina su rostro.

Kerry es uno de los seis precandidatos del Partido Demócrata que comenzaron la carrera para ocupar la silla presidencial en la Casa Blanca y que, según los profetas políticos, se enfrentarán a un terreno abonado por las victorias de guerra de George W. Bush, tras la captura de Saddam Husein.

La irrupción de Kerry a las primeras planas de los medios del mundo se dio tras su victoria en las primarias de New Hampshire, cuando con 39% de los votos se situó a una cómoda distancia del que hasta ese momento era el favorito, el ex gobernador de Vermont, Howard Dean (26%). Kerry venía de ganar en las primarias de Iowa, lo que lo coloca en una posición privilegiada.

Pero, ¿quién es este hombre de cara larga que ha dicho que su pelea apenas comienza? ¿De dónde salió este senador que sirvió en la guerra de Vietnam? ¿Logrará competir por la silla presidencial?

Pequeño Kerry

A John Forbes Kerry le apasionaba la idea de volar bajo el puente Golden Gate, en la bahía de San Francisco. Estaba en sus años adolescentes y corría un día de verano de 1967. "Let´s fly under the bridge!" , le dijo a uno de sus mejores amigos, David Thorne.

Kerry tomó el control del T-34 -un avión parecido al que se utiliza para los entrenamientos militares- y ascendió. Pronto la aventura se convertiría en pesadilla. Una bandada de patos apareció en su camino y a Kerry le tocó hacer una maniobra que, con mucha suerte, los dejó en la pista de aterrizaje de un aeropuerto cercano, sin demasiadas ganas de repetir audacias.

Los riesgos que tomaría después, según una nota del Boston Globe , serían más calculados.

Pero Kerry también es recordado como un chico estudioso y un orador hábil que, como los dos presidentes Bush, perteneció a la sociedad secreta Skull & Bones de la Yale University, un club exclusivo al que sólo ingresaban 15 alumnos graduandos cada año, todos ellos "destinados para hacer grandes cosas" o, al menos, que estuvieran bien conectados para hacerlas. Kerry fue elegido porque era visto como un futuro líder político.

John es hijo de Richard Kerry, un funcionario del servicio exterior del Departamento de Estado y de Rosemary Forbes, de familia aristocrática.

Vivió su primer año en Groton y sus cinco años siguientes en otro pueblo de Massachussets, Millis. Cuando tenía siete, su familia se mudó a Washington. La política era parte de la conversación en las cenas, debido al trabajo de su padre. Y por esto mismo, Kerry pasó gran parte de su niñez y su adolescencia en internados; se movía constantemente y le tocaba despedirse con más frecuencia de la que le gustaba.

En 1966 estaba por graduarse de la universidad y por entrar al servicio militar, para prestar servicio en Vietnam. Curiosamente, el discurso de fondo que le tocó preparar tenía un tono antibélico. Desde entonces, Kerry cuestionaba los motivos de Estados Unidos para ir a las guerras. "Realmente no deseamos servir. Cuestionamos las ideas a las que estamos sirviendo".

En Vietnam, Kerry fue oficial de una embarcación rápida y sirvió en un cañonero en el delta Mekong en Vietnam. De sus servicios, a Kerry le quedó una Estrella de Plata y otra de bronce con la letra "V" (por su valor). También ganó tres veces el Corazón Púrpura por haber sido herido en batalla igual cantidad de veces. En una protesta posterior, Kerry tiró al suelo del Capitolio varias de estas medallas.

El político

La carrera política de Kerry empezó cuando se involucró en los movimientos antibélicos en la década del setenta. Eran los años de peace and love y Kerry participaba en debates televisados en donde dejaba clara su opinión. En uno de estos programas, a Kerry le preguntaron si lo que buscaba era ser presidente. "No", dijo él, y sonrió.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Feb 2019

Primer premio

1 7 3 0

CAAC

Serie: 7 Folio: 10

2o premio

1671

3er premio

1095

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código