[NO AL EXTREMISMO DE DERECHA]

¡Alivio en Arizona!

A un año de la elección presidencial, los votantes estadounidenses rechazan las posturas de los extremistas y acentúan la centralidad del tema económico como factor decisorio.

A pesar de la incertidumbre que prevalece en el país, los resultados de las elecciones de la semana pasada en un puñado de estados de la unión americana hacen pensar que los votantes han recuperado el sentido común. Primero y por sobre todos los otros comicios, la derrota electoral del presidente del Senado en Arizona, Russell Pearce, el autor de la infame ley SB 1070, que pretendía convertir a los ciudadanos en agentes de la migra y proponía la creación de un estado policíaco, es mucho más que un alivio momentáneo para la comunidad hispana.

Pearce es también el autor de un proyecto de ley infinitamente más cruel que la SB 1070 que, entre otras cosas, pretende despojar de su derecho constitucional a la nacionalidad estadounidense a los hijos de los indocumentados nacidos en Estados Unidos. Y su destitución, mediante una elección especial gestionada por una alianza entre grupos de la sociedad civil, asociaciones empresariales, activistas comunitarios e iglesias alienta la esperanza de que los legisladores de otros estados de línea dura contra los indocumentados entenderán que las medidas draconianas contra la comunidad hispana no solo ponen en peligro su permanencia en el puesto, sino que terminan costándole una fortuna al estado.

Cabe aquí reiterar que Pearce fue removido de su puesto sobre todo, porque su obsesión antiinmigrante terminó siendo demasiado costosa para el estado, no por la repugnancia moral de sus propuestas. Según cálculos del alguacil del condado de Yuma, tan solo las agencias policíacas encargadas de implementar la ley de Pearce habrían tenido que gastar más de un millón y medio de dólares capacitándose para sus nuevas funciones; en gastos de encarcelación, se habló de 96 millones de dólares extra; más otro millón y medio para pagar los honorarios de los abogados que han llevado el litigio y seguirán en él hasta llegar a la Suprema Corte de Justicia. Y esto sin considerar las pérdidas originadas por el boicot contra el estado, por haber aprobado la SB 1070, que rondan los 141 millones de dólares, ni el monto de la campaña de mercadeo para mejorar la imagen del estado en el resto de la nación. Un costo que multiplicado por 15 condados, habría ascendido a cientos de millones de dólares.

También hubo elecciones en Ohio y los votantes revocaron por amplio margen, 68% a favor contra un 32%, una ley aprobada en marzo gracias a la mayoría republicana en la Asamblea estatal y firmada por el gobernador John Kasich, también republicano, que impedía a los trabajadores públicos estatales el derecho a la negociación colectiva.

En Missisipi, los votantes se opusieron a una medida que habría obstaculizado el aborto, prohibiendo varios tipos de anticonceptivos, mientras que en Maine, los votantes votaron en contra de la estrategia republicana para eliminar el registro a votantes en el día de la elección, restituyéndolo. Así se beneficia a quienes no están familiarizados con el proceso electoral. Desde mi perspectiva, resultaría prematuro interpretar los resultados de estas elecciones como el inicio de una tendencia nacional anticonservadora con vistas a la elección presidencial en 2012. Sin embargo, es a todas luces evidente que ya hay ciudadanos que empiezan a expresar de manera contundente su rechazo al extremismo de derecha promovido por el Tea Party dentro del partido republicano y optan, a cambio, por un retorno a la moderación.

Así las cosas, y suponiendo que la precaria situación económica de los países europeos lograra estabilizarse y que dentro de un año en Estados Unidos continuara el alto índice de desempleo y el bajo crecimiento económico, el candidato que a juicio de los votantes les ofrezca el mejor plan económico para sacar al país de la crisis prevaleciente en ese momento resultaría ganador.

La pregunta, magistralmente planteada por Simon Kuper en el Financial Times, sería si los votantes están realmente calificados para calibrar adecuadamente cuál de los planes presentados por los candidatos es el bueno o si, simplemente, se dejarán llevar por las promesas del candidato más elocuente. ¿Usted qué cree?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código