[TRIUNFO]

Bachelet vuelve

En lo que ya se ha convertido en una sana costumbre –y ejemplo para algunos países de la región–, Chile celebró el pasado domingo unas impecables elecciones presidenciales caracterizadas por la ausencia de incidentes, la transparencia total en el recuento y un exquisito fair play entre las dos candidatas a ocupar el palacio de La Moneda y su actual inquilino.

Los elogios entre la vencedora Michelle Bachelet, la derrotada Evelyn Matthei y el todavía jefe del Estado, Sebastián Piñera, la rapidez en el recuento y en la aceptación de los resultados, y el mensaje unánime de que ahora toca trabajar por el bien del país reflejan una de las claves del éxito chileno desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990): proyecto de Estado y respeto institucional.

La socialista Bachelet, a la cabeza de una amplia coalición que va desde los comunistas –por primera vez en esta fórmula ya probada– a la centroderecha, volverá a la Presidencia de Chile respaldada por un amplio 62% de votos (aunque debe tomar nota de una abstención que rozó el 60%, facilitada en buena medida por la novedad del voto voluntario).

Esta hija de militar asesinado por el régimen pinochetista y torturada ella misma vestirá la banda tricolor presidencial que cedió por mandato constitucional en 2010 cuando tenía un 83% de popularidad.

Desde el 11 de marzo de 2014, Bachelet tendrá la misión de llevar a cabo una importante reforma constitucional.

Con Pinochet muerto y la alternancia política consolidada tras el mandato de Piñera, la Presidenta podrá proponer modificaciones a un texto diseñado en la dictadura que contiene condiciones que traban a las más altas instituciones del Estado: a la Presidencia, con mandatos de cuatro años no renovables que la vuelven poco operativa en el último año, y al Congreso, con el llamado sistema binominal, que consagra un injusto reparto de escaños.

Además, la Presidenta ha anunciado la reforma del sistema fiscal –el éxito económico convive con un sistema injusto de reparto de riqueza– y la modificación del sistema educativo, una de las grandes tareas pendientes del país y motor de masivas movilizaciones en la calle que marcaron la gestión del Presidente saliente.

Con sus dificultades, Chile es hoy un modelo de democracia asentada y de éxito económico en Latinoamérica. Bachelet quiere convertirlo, además, en un país más justo. Y los chilenos están con ella.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código