[CRISIS EN LA UNIÓN]

Bailando con Zorba junto al mar

Al organizarse la Comunidad Europea se previeron requisitos presupuestales que no permitirían endeudamientos nacionales más allá de ciertos límites.

A punto está Grecia de acudir al llamado de Hades. ¡Grecia, cuna de la civilización occidental! Pero así están las cosas, que ya lo dijo Villaverde al salir del hospital: cuando el mal es socialista, no valen guayabas verdes. La preciosa civilización del Mediterráneo, orgullo de la parte del mundo que llegó a algo, puede que de esta se vaya a bolina, acompañada de algunas herederas suyas en el viejo continente.

Al organizarse la Comunidad Europea se previeron requisitos presupuestales que no permitirían endeudamientos nacionales más allá de ciertos límites. Y cuando la Comunidad Europea se transformó en Unión Europea esas exigencias se hicieron en teoría más rigorosas. Solo que casi todos los miembros se las saltaron a la torera, los socialistas por ese virus incurable que tienen en el cerebro y los no socialistas por volver a casa con más tocino. ¿Resultado? El que presenciamos.

Quienes vieron Zorba el griego recordarán el deslumbramiento de aquel británico insulso cuando dio con un nativo que se la pasaba bomba y al que pidió que lo enseñara a bailar. Natural. ¿Se concibe una existencia más placentera que tomando el sol en la playa, viendo chicas en bañadores, comiendo uvas, bebiendo vino y bailando en la arena con la música de Mikis Theodorakis? Un ideal griego que muchísimos nacionales han logrado, pero a un costo enorme que no quieren pagar. Porque, según la legislación de los socialistas de uno u otro tipo que los han gobernado, los griegos se jubilan a los cincuenta y poquito, dinamitando la seguridad social y el resto de programas gubernamentales y, para parchear las brechas, se endeudan con la Unión Europea. “Manden, que estamos ganando”.

La canciller germana, Angela Merkel, no titubeó en lanzar un salvavidas a Grecia no hace mucho. Pero ahora, cuando estaba ocupada en inflar otros salvavidas, quizá para Portugal, Irlanda, España y hasta para Italia, resulta que Grecia manda otro SOS pidiendo salvavidas adicionales. Y los alemanes de a pie, que son industriosos y formales, y los que pagan la cuenta y no se jubilan hasta los 60 y pico largos, dicen con razón: “Pero ven acá, ¿cómo es esto? ¿Hasta las cuántas?”. De manera que no nos extrañemos si dentro de poco un millón de griegos se tira a la calle con cartelones contra los bancos expoliadores y otros capitalistas egoístas que le chupan la sangre al pueblo trabajador y exigiendo todo el poder para los soviets.

Y de paso rompen vidrieras. Y saquean. E incendian. Y destrozan automóviles. Y maltratan a los transeúntes y hasta los matan. Porque todos los ciudadanos del mundo, no solo los griegos, aunque en primer lugar los griegos, tienen el legítimo derecho de vivir bailando con Zorba junto al mar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código