FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

[REFUGIADOS]

Bienvenidos al Welcome

Un hostal madrileño, el primer hogar de los demandantes de asilo en España, tiene convenios con organizaciones como la Cruz Roja o la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

Jamal Ibrahim hunde su dedo índice en la ingle. Es el lugar por donde entró la bala que le convenció para huir de Somalia y pedir refugio en España. Hasta entonces había sido torturado y dos de sus hermanos, asesinados. Ahora se ducha con agua caliente y tiene una dieta mediterránea, la que le dan en el comedor del hostal Welcome y que comparte con demandantes de asilo de todo el mundo. En este albergue del periférico barrio madrileño de Vallecas coinciden estudiantes, mochileros y trotamundos en busca de una cama barata con exiliados que solicitan protección internacional. Abrió sus puertas en 2007 y pertenece a la empresa Hospedajes Welcome S.L. que, con la llegada masiva de inmigrantes a las costas españolas, observó la necesidad de alojamiento económico para ellos. En varios carteles de la recepción, el albergue explica a sus clientes que tiene convenios con organizaciones como la Cruz Roja o la Comisión Española de Ayuda al Refugiado que alojan extranjeros mientras se gestiona una solución permanente.

“Es mucho más que un hostal”, afirma la encargada de recepción, Eva Andrés Peñalba. La relación entre los empleados y estos particulares huéspedes comienza con gestos y, meses después, pasan a saludarles hablando un castellano aceptable.

Después de un periplo de 10 mil kilómetros, atravesando el desierto del Sahara, Jamal Ibrahim conoció a Abshir Wayleq, que también había escapado de la región somalí de Kissmayo. Son los únicos huéspedes que han aceptado contar su historia, aunque el trasiego de extranjeros en los pasillos es constante. Son rusos, palestinos, sirios o subsaharianos. “Cuando una persona cursa una solicitud de protección internacional, la administración se pone en contacto con nosotros para que nos hagamos cargo de ella mientras se estudia su caso”, explica Milagros Núñez, responsable de ayuda humanitaria para inmigrantes de la Cruz Roja. “Y la primera parada es el Welcome”, dice.

En muchas de sus maletas traen historias de la guerra. “Si no estás de acuerdo con las milicias se llevan a tus hijos y los convierten en soldados”, explica Wayleq. Las balas también pasaron cerca de Ibrahim Tahir, que el martes está de visita, pero que hace un año fue un huésped más. Él tuvo que dispararlas en el conflicto de Libia: “Mi jefe me decía que tenía que matar gente”. El albergue tiene 180 camas, de las que un 40% suele estar ocupado por inmigrantes. Su ubicación, en un polígono industrial, fue una de las características que motivó su elección como primer hogar de los inmigrantes porque proporciona protección e intimidad.

El 3 de mayo de 2007 tres autobuses llenos de solicitantes de asilo subsaharianos aparcaron frente al hostal Welcome. Así comenzó la andadura de este centro de acogida donde la estancia empieza con un check in al uso. La de Jamal Ibrahim y Abshir Wayleq está a punto de terminar: se van a un centro de la Cruz Roja. Algún día esperan volver a trabajar, reunirse con sus familias y sentarse a ver un Barça-Madrid, como hacían en Somalia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código