[ECUADOR]

Boxeo político

Temas:

En 2017 Rafael Correa se aseguró de tener la oportunidad de volver a la presidencia con la aprobación, a través del Parlamento, de una medida que permitía la reelección indefinida a partir de 2021. Para las elecciones de ese año no iría como candidato de su partido Alianza País (AP) y escoge a Lenín Moreno, su colaborador y vicepresidente desde 2007 a 2013.

En el primer round, Lenín Moreno denuncia que Rafael Correa había dejado una cámara oculta en el despacho presidencial que monitoreaba desde su móvil sin haberle informado.

Rafael Correa le responde que “si el presidente Moreno prueba aquello, que me vaya a la cárcel, Si no, que renuncie, ni siquiera por malo, sino por ridículo. ¡Qué vergüenza!”.

En el segundo round el sucesor al trono y electo presidente convoca una consulta popular para revertir la reelección indefinida.

¡Y se armó la de Troya!

Rafael Correa regresa de su “retiro” en Bélgica para rescatar a su partido AP de la traición de su delfín. Dice Correa que “el gobierno ya no es nuestro gobierno. El 24 de mayo comenzó una contrarrevolución y se apartó de nuestros principios políticos. Es importante que la organización política se recomponga, se reestructure y decida quiénes deben ser separados de las filas de Alianza País”. Califica la consulta propuesta por Lenín de un golpe de Estado.

Por supuesto, el grupo de apoyo a Rafael Correa destituye a Lenín Moreno como presidente de AP. El Tribunal Contencioso Electoral de Ecuador se pronunció a favor de la directiva de Lenín Moreno.

En respuesta a esa decisión, Rafael Correa abandona el partido, anuncia una nueva formación partidaria y dedicarse a una campaña contra el referendo convocado por Moreno.

Dice Moreno, “no estoy de acuerdo con las reelecciones. A veces ni siquiera una sola. Una reelección indefinida ya se convierte en una dictadura disfrazada de democracia. El círculo del mandatario le crea un halo de que está predestinado, que es casi un enviado de Dios”.

El tercer round llega a Londres.

Dice Moreno que Julian Assange, refugiado desde 2012 en la Embajada de Ecuador en Londres, le causa más de una molestia a su gobierno, por lo que busca concretar una mediación para resolver el problema.

Por supuesto, la respuesta de Rafael Correa no podía faltar y declara que “teme que el gobierno de Moreno retire el asilo a Assange por presiones de Estados Unidos. Creo que es cuestión de tiempo que este gobierno, que ha traicionado todos los ideales, le quite el respaldo”.

¿Y no se suponía que Rafael Correa se retiraba a vivir con su esposa belga a Bélgica?

La autora es periodista y escritora

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Abr 2018

Primer premio

5 4 7 1

DCAB

Serie: 14 Folio: 9

2o premio

1282

3er premio

2921

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código