[CALIDAD DE VIDA]

China, el aire envenenado

El grave problema de la contaminación no es nada más que otro síntoma de un sistema que no tiene en cuenta la dignidad de unos individuos que ni siquiera votan libremente.

Cada cierto tiempo se publican informaciones acerca de la terrible contaminación que aqueja a China y en sus abarrotadas calles la multitud se protege con mascarillas. Hace tan solo unas semanas los medios destacaron que el índice de polución en Beijing era 30-45 veces más alto que los niveles aceptables. Sencillamente el aire que respiran los chinos los está ahogando.

En los países democráticos, donde los gobiernos están sujetos al castigo en las urnas si no responden a los intereses del electorado, un problema medioambiental como el que enfrenta la nación asiática podría costarle la carrera a un jefe de Estado. En China, en cambio, el régimen comunista está más preocupado por ocultar los escándalos de corrupción en el seno de la nomenclatura que por el bienestar de los ciudadanos. A fin de cuentas, el grave problema de la contaminación no es nada más que otro síntoma de un sistema que no tiene en cuenta la dignidad de unos individuos que ni siquiera votan libremente.

Coincidiendo con las alarmantes noticias del aire viciado que mina la salud de los chinos, recientemente escuché en National Public Radio (NPR) al artista disidente Ai Weiwei; precisamente la analogía que empleó para describir la represión y el acoso político al que ha sido sometido fue la de una constante asfixia de la verdad. Un aire envenenado que sofoca a cada paso.

En su estilo poético el sobresaliente artista plástico capta con su metáfora lo que representan esos millones de chinos que deambulan turbados por el smog: la mordaza que les aprieta la libertad de expresión hasta adormecerlos con el cloroformo de la censura. Son pocos los que se atreven, como el rebelde con causa Weiwei, a manifestar sus deseos de vivir en una sociedad abierta y plural. El pintor y escultor, cuyas exposiciones triunfan en el extranjero, ha sufrido cárcel, golpizas y millonarias multas fiscales por encararse a un Gobierno al que no le tiene miedo. Sin duda, un arma infalible que ningún modelo autoritario puede vencer.

En la entrevista con NPR Weiwei explicaba cómo sus viajes al exterior y su roce con lo que Milan Kundera señalaría como esa vida que está en otra parte, lo han transformado en un adicto a la libertad y sin posibilidad de “rehabilitación” para ser devuelto a la cárcel de quienes eligen callar antes que hablar alto y claro. El díscolo artista es un caso perdido para las autoridades, incapaces de acallar la fama y reconocimiento de las que goza el disidente en Occidente.

Justo en los días en los que la nube tóxica eclipsaba a la mayoría mientras Weiwei permanecía amparado bajo la luminosidad de quien se reconoce como un ser libre, en el oeste de Xinjiang otro disidente, el activista pro derechos humanos Gao Zhisheng, a duras penas sobrevivía en el presidio político sin que sus familiares tuvieran noticias de él. Durante el primer arresto que sufrió en 2007 fue sometido a torturas y hoy sus días se confunden en la oscuridad de una triste celda mientras su esposa e hijos aguardan noticias de él asilados en Estados Unidos.

Si no fuera por las palabras de Weiwei, tan vitales y optimistas desde un lugar inhóspito, uno pensaría que el aire envenenado acabará por aniquilar el espíritu colectivo. Un hombre verdaderamente libre se abre paso bajo el cielo encapotado. @ginamontaner

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código