[ESTUDIO]

Depresiones simiescas

La depresión de los 40 años es un lugar común en la práctica totalidad de nuestras sociedades avanzadas. Tanto como para que todo el mundo entienda la pregunta que Scarlett Johansson hace a un Bill Murray cuarentón –o cincuentón, más bien– en la película Lost in translation: ¿Ya te has comprado el Porsche?

Lo que nadie se había planteado hasta que Alexander Weiss, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) y sus colaboradores tuvieron la idea de hacerlo es si los simios cuentan también con esa crisis de la mediana edad.

La respuesta a esa incógnita se ha publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences y, en contra de lo que podría pensar cualquier partidario feroz de la diferencia humana, es afirmativa. Aunque no pueden comprarse ningún coche deportivo, ni Porsche ni de ninguna otra clase, chimpancés y orangutanes pasan por ese estado depresivo. Lo hacen cosa de 10 años antes, tal vez porque su esperanza de vida es también menor.

Cuando un artículo se publica en el PNAS, eso quiere decir que ha pasado por un proceso muy riguroso de evaluación por parte de al menos dos informadores anónimos a los que la revista solicita una opinión crítica.

Si me hubiesen preguntado a mí, habría dicho que el procedimiento seguido por los investigadores es impecable, pero que habría sido mucho mejor cambiar el método de encuesta. Para averiguar el estado depresivo o feliz de los simios, Weiss y sus colaboradores utilizaron un cuestionario con tres preguntas bastante estándar: en qué medida el sujeto tiene un estado de ánimo positivo o negativo; cuánto placer obtiene de sus relaciones sociales; cuál es el alcance de sus éxitos respecto de sus metas planteadas.

Pero no preguntaron a ninguno de los más de 500 simios que componían la muestra experimental esos detalles. Lo hicieron, en vez, dirigiéndose a sus cuidadores y a los empleados de los zoológicos en los que estaban recluidos, así que añadieron una cuarta e interesante pregunta: ¿cómo se sentiría usted de feliz si fuese durante una semana el chimpancé X o el orangután Y?, refiriéndose siempre, uno por uno, a animales que los trabajadores de los zoos conocían bien.

El experimento habría ganado un valor inmenso si esas mismas preguntas se les hubiesen hecho a los propios simios. En particular la de la medida en que se puede alcanzar la felicidad entre las paredes de un zoológico. La respuesta no es tan simple como sostendría una postura pro-animales ingenua porque la vida en la naturaleza, como dejó bien claro Gerald Durrell, dista mucho de ser idílica.

Aun así, habría sido bien interesante saber cómo se siente, con fuentes de primera mano, un simio tan inteligente como un chimpancé metido en su jaula. ¿Que cómo se averigua eso si no pueden hablar? La pregunta no me concierne. Por fortuna, me dedico a la antropología; no soy primatólogo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código