[CATALUÑA]

Derechos humanos

Temas:

Son varias ya las declaraciones que leo de personas que sostienen en España que la cuestión soberanista catalana no va ya de independencia sino de derechos humanos. Pero los derechos humanos no existen en el vacío; hay que aclarar con más detalle a cuáles nos referimos. Por ejemplo, existe el derecho a la educación, el que permite aprender a leer y a escribir y, al menos, las cuatro reglas. Con eso basta para entender que sería del todo deseable que quienes están detrás de la secesión catalana hubiesen contado a tiempo con tales enseñanzas para evitar que nos presentasen las cuentas de los votos del referéndum como lo han hecho, con porcentajes de síes que suman más, en ocasiones, que los votos del censo, incluso si los propios organizadores del procéso tienen que la participación no llegó al 50%.

Tales discrepancias tienen que ver con el derecho a la información veraz, ausente de forma clamorosa cuando se ocultan las imágenes de las urnas que llegaron llenas de papeletas ya a los lugares de la votación. O cuando gracias al Photoshop se añaden esteladas allí donde no las había. O —mi ejemplo preferido— al salir ante las cámaras una víctima de la represión asegurando que los policías le rompieron uno a uno todos los dedos de una mano curada de forma milagrosa veinticuatro horas más tarde. Si estamos dispuestos a creernos lo que nos quieren hacer creer sólo porque beneficia a nuestra causa, el derecho a la información veraz queda herido de muerte.

Me cuento entre quienes sostenían que era necesario un referéndum organizado de manera legal por la razón bien simple de que sólo así se puede llegar a saber cuántos ciudadanos están a favor de la independencia en Cataluña. Pero eso no tiene nada que ver con derecho absoluto alguno a votar; algo que, en general, no sólo no existe sino que resulta absurdo. ¿Cabría exigir que se deje votar la ablación del clítoris o tapar las caras de las? Ya estamos que el voto por la independencia es otra cosa, no comparable a las que he puesto como ejemplo, pero tampoco hay un derecho humano, es decir, absoluto, a decidir a qué país quiero pertenecer salvo que quede amparado antes por el derecho mucho más relativo que marcan las normas vigentes en el Estado en el que vivo. Que la Constitución española hay que cambiarla es evidente. Que se debe hacer de forma impecablemente legal y democrática, no a golpe de referéndum-pucherazo, también.

Las libertades, con la de expresión por delante, no son valores absolutos. Es obvio que hay que tener libertad de expresión pero lo que hay que tener, principal y primariamente, es libertad de pensamiento.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jun 2018

Primer premio

7 4 7 8

CBAB

Serie: 15 Folio: 9

2o premio

7722

3er premio

6637

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código