[PARAGUAY]

Destitución de Lugo plantea un profundo dilema a Latinoamérica

El nuevo presidente, Federico Franco, asegura que pedirá ayuda a su antecesor para relajar las tensiones tras retirar Argentina su embajador.

La destitución de Fernando Lugo bajo un juicio político celebrado en el Senado el pasado viernes ha situado en un dilema a la comunidad internacional. Ni siquiera Lugo cuestionó que el juicio político está contemplado en la Constitución vigente desde 1992. Lo que sí interpretó como inconstitucional fue el reglamento con el que se desarrolló ese juicio y que solo le dejó un margen de apenas 24 horas para preparar su defensa. “Esto no ha sido un golpe”, dijo el sábado Federico Franco, hasta ahora vicepresidente del Partido Radical Liberal Auténtico (PRLA), que en la misma noche del viernes juró como presidente. Franco solo reconoció que el proceso se había realizado “un poco aprisa”.

Los ministros de Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) viajaron el viernes a Asunción para tratar de convencer a los congresistas paraguayos de que demorasen el proceso. Pero todo fue en vano. El miércoles la Cámara de Diputados había aprobado enviar al Senado un libelo acusatorio y al día siguiente el Senado, convertido en tribunal, dictaminó su destitución con 39 votos a favor, cuatro en contra y dos ausencias.

Ahora, los miembros de Unasur deberán debatir qué medidas comerciales adoptarán con un país cuyo máximo dirigente no es reconocido como tal por la mayoría de sus vecinos. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, declaró que solo reconocerá al Gobierno paraguayo que resulte elegido en 2013, en unos comicios “transparentes” y “democráticos”. En ese sentido se expresó también desde Bolivia Evo Morales. En Venezuela, Hugo Chávez se refirió al juicio como “un golpe de Estado”, “igual al que le hicieron” en junio de 2009 al entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y al que “trataron de hacer” en Venezuela en 2001. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, fue un poco más lejos y, tras señalar que no va a “convalidar el golpe de Estado”, ordenó la retirada del embajador argentino. Su homóloga en Brasil, Dilma Rousseff, aguarda a la próxima cumbre de Mercosur para tomar una postura de consenso.

Ante tanta presión, Franco aseguró que pedirá ayuda a su predecesor, Fernando Lugo, para “atenuar” las tensiones que se han desatado en Latinoamérica a raíz de la destitución aprobada por el Senado paraguayo. En declaraciones a Reuters, comentó que trabajará para “disuadir y convencer” al Gobierno argentino de la legitimidad de la remoción de Lugo a través de un “juicio político” por “mal desempeño” en el desalojo de una finca en la localidad de Curuguaty, en el sureste del país, que se cobró la vida de 17 personas entre campesinos y policías.

Los seguidores de Lugo, entre quienes se encuentra el líder campesino de la Liga Nacional de Carperos, José Rodríguez, lo tienen muy claro: “Ante lo legal y lo legítimo, lo principal es que los actos que afectan a toda una nación tengan legitimidad. Y legitimidad es tener la aprobación de la mayoría de la población”. Con ese argumento, solo habría que tener en cuenta el resultado de las urnas que llevó a Lugo a la presidencia en 2008.

Ante los posibles altercados que se podían producir, el Ejército había apostado francotiradores en los edificios más altos de la plaza de Armas. Pero finalmente apenas se produjeron actos de violencia. Pocas horas después, el nuevo presidente liberal nombraba ya a los responsables de varios ministerios. Empezaban así los preparativos para la campaña presidencial de abril de 2013. Esa campaña, según diversos analistas, fue el verdadero causante del juicio político contra Lugo.

El propio Lugo declaró el jueves al canal venezolano Telesur que el verdadero promotor de su destitución fue el candidato del Partido Colorado Horacio Cartes. “Hay indicios serios y claros de que él está detrás. Sabe que su candidatura no está prendiendo, no está creciendo”, dijo Lugo. Cartes había aparecido en los papeles de Wikileaks vinculado al narcotráfico. El Departamento de Estado de Estados Unidos le investigó en el marco de una operación denominada Corazón de Piedra, relacionada con el lavado de dinero. Su pasado es un secreto a voces en Paraguay. Él negó todas las acusaciones y ahora es el gran favorito para ganar las presidenciales de 2013. Mientras tanto, Federico Franco ejercerá de presidente. Aunque los países vecinos le nieguen la legitimidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código