[BOLIVIA]

Diplomacia presidencial y prudencia diplomática

Bolivia será sede de la cumbre presidencial que conmemora el cincuentenario del Grupo de los “77”, que agrupa a 133 países en desarrollo en los foros de Naciones Unidas. Aprobarán otra mega declaración hiperbólica para continuar una vieja guerra conceptual y de palabras con los países desarrollados. Su mayoría automática en la ONU la convertirá en resoluciones internacionales de valor declarativo –que diluirán buena parte de sus utopías retóricas.

A un mes de la reunión (junio 14), el permanentemente reelegible Evo Morales acaba de visitar Cuba para que los dictadores Castro lo ayuden a llevar la mayor cantidad posible de Presidentes, anticipando que muchos preferirán no asistir. Inspirados en las insoportables letanías del Alba, han repartido un proyecto de declaración (lejano a nuestra política económica y al interés del Perú) que radicaliza posiciones a lo largo de sus 37 páginas y 194 párrafos.

En realidad, lo que Bolivia busca hospedando esa reunión es afirmar su posición en el frente castrochavista, y fortalecerse políticamente en La Haya. El 15 de julio vence el plazo para que Chile cuestione la competencia de la Corte Internacional de Justicia en el contencioso iniciado con una demanda que lo obligaría a negociar una salida soberana al mar, a contrapelo del Tratado de límites de 1904. Bolivia hará de todo para obtener una sentencia que le abra las puertas de las 200 millas, a las que quiere llegar por un corredor soberano entre Tacna y Arica, que implicaría el fin de la vecindad territorial y marítima entre Perú y Chile. Enormes serían las desventajas para tacneños y ariqueños, y grave el impacto contra los flujos económicos y turísticos entre los dos países, aparte de la desestabilización político-estratégica que provocaría en el entorno regional. Como el Tratado de límites entre Perú y Chile (1929) dispone que este no puede ceder territorios en Arica sin consentimiento peruano, el litigio boliviano-chileno podría llevarnos a La Haya si la Corte considerara estudiar esa aspiración claramente inyectada en la Memoria boliviana –que ya debe estar en manos de nuestra Cancillería.

Como la presidenta Bachelet concurrirá al “G-77”, a Evo Morales le interesa vivamente la presencia del presidente Humala, a fin de presionarlo para que repita sus declaraciones sobre la “legitimidad y justicia” de la reivindicación altiplánica que, reiteradas ahora, serían utilizadas en contra del Perú si tuviera que apersonarse en el litigio Bolivia versus Chile que se juzga en La Haya.

Además, sabemos que una parte principal de la Memoria se concentra en la controversial temática de la Guerra del Pacífico, sus antecedentes y consecuencias. Y como esos delicados aspectos seguramente son expuestos desde la perspectiva que dicta el interés boliviano, Torre Tagle se vería en la necesidad de aclarar la verdad de hechos históricos en los que el Perú se vio lamentablemente envuelto por defender a su ingrato vecino.

Es obligatorio participar en la reunión del “G-77”, pero nuestra representación solo debe recaer en un nivel diplomático adecuado y profesional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código