Facebook Live: Conteo regresivo al sorteo de Rusia 2018 Ver aquí

[ESTADOS UNIDOS]

¿Elegirán rey al tuerto?

En la víspera de las elecciones primarias del Partido Republicano a la Presidencia en Estados Unidos ninguno de los candidatos ilusiona a los electores.

El 3 de enero, con el Caucus en Iowa, y siete días después con la primera elección primaria en New Hampshire, el Partido Republicano empieza el proceso de selección de su candidato a la Presidencia.

Según la mayoría de las encuestas, Newt Gingrich, quien fuera el líder de la Cámara de Representantes de enero de 1995 a enero 1999, va adelante en Iowa. Mitt Romney, un exgobernador de Massachusetts, lidera las encuestas en su estado. Hoy, todo indica que la carrera será entre estos dos aunque, curiosamente, ninguno de los dos despierta el entusiasmo de los republicanos ni ahí ni en el resto de la nación. Las opiniones de los votantes sobre ambos me hacen recordar el viejo refrán que dice que “en el país de los ciegos, el tuerto es rey”.

Ahora bien, si comparamos el historial político de Gingrich con el del resto de los aspirantes a la nominación, por lo menos en el papel, el de Gingrich tiene más peso. Él fue el líder de la llamada Revolución Republicana que en la elección de 1994 acabó con el monopolio político demócrata que ya duraba 40 años. Como premio a su labor, Gingrich se convirtió en el líder del Congreso pero para mediados de 1997, el descontento de los republicanos con él era público y notorio. Le acusaban de tener un estilo de gobernar “caótico” y le reclamaban su impericia política, sus constantes desviaciones éticas, sus rimbombantes declaraciones, su egolatría y su falta de disciplina. El desencanto fue tal que Gingrich renunció al liderazgo al año siguiente y a la Cámara de Representantes en 1999.

Asombrosamente, hoy, a más de una década de distancia, sus colegas republicanos siguen detestándole. Para muchos de ellos, su errático desempeño en la Cámara Baja bien podría prefigurar su descabellado comportamiento en la presidencia. Lo único bueno, han dicho varios de ellos, es que cuando Gingrich siente los reflectores, su tendencia natural es a la autodestrucción.

Una tendencia que ha sido evidente precisamente ahora que goza de un relativo auge en las encuestas. Considere, por ejemplo, lo que dijo a principios de mes haciendo caso omiso de las leyes laborales vigentes y demostrando su absoluta falta de sensibilidad. “Los niños más pobres, los que no tienen el hábito de ganar dinero, salvo ilegalmente, deberían ser puestos a trabajar en las escuelas”.

Una semana después, en una entrevista televisiva en el Canal Judío, dijo que “los palestinos son una invención”. “Son árabes que tuvieron muchas oportunidades de irse a muchos otros lugares”. Y remató diciendo, “Cuando se estableció el Imperio Otomano no había ningún Estado palestino”. Lo que no dijo es que en ese momento histórico en la vida de la región, tampoco había un Estado israelí ni ahí ni en ningún lado.

Donde sí hay un poderoso aparato de cabildeo de la comunidad y del Gobierno israelí es en Estados Unidos, y Gingrich sabe que quedar bien con los judíos norteamericanos puede ser un negocio muy redituable para los políticos que son dóciles y maleables.

Lo que queda bien claro es que Gingrich es un político oportunista a quien no le preocupa contribuir al desprestigio de la ya de por sí escorzada política exterior de Estados Unidos en la región. Para él, de lo que se trata es de ganar la Presidencia a cualquier costo aunque esto signifique decirle al lobby judío más intransigente y radical solo lo que este quiere oír.

Pero no olvidemos que a Gingrich le gusta presumir de su título de historiador. Hace poco, cuando los otros aspirantes a la candidatura republicana le reclamaron que, a pesar de sus críticas a las generosas dádivas del Gobierno federal, Gingrich recibió más de un millón y medio de dólares como “consultor/cabildero” de la firma Freddie Mac, una de las compañías hipotecarias directamente responsables de la crisis hipotecaria de 2008, y cuyo rescate le costó a los contribuyentes $169 mil millones, Gingrich negó haber cabildeado para ellos. Y en un despliegue de cinismo, defendió sus honorarios aduciendo que su consejería a la hipotecaria fue como historiador. Seguramente para precisarles su lugar de privilegio en la historia nacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Para las próximas 72 horas la alerta estará vigente para Chiriquí, Veraguas, Coclé, Colón, Los Santos, Panamá, Darién y la comarca Ngäbe-Buglé.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Incremento de lluvias y vientos Alerta verde para siete provincias y una comarca

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código