[ESPAÑA]

Esperanzas y riesgos

El presidente Mariano Rajoy avanzó el lunes ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido que los datos de empleo del mes pasado han sido los mejores de todos los meses de agosto desde el año 2000. Otros registros económicos y financieros globales han experimentado un vuelco positivo en relación con años recientes. A pesar de que una posible intervención militar en Siria haya deteriorado ligeramente la estabilidad, los indicadores de crecimiento económico en la eurozona también son mejores que hace un año.

Formalmente el área monetaria ha abandonado la recesión en el segundo trimestre, y lo ha hecho de la mano de Alemania y Francia, que han sorprendido con ritmos de crecimiento superiores a los esperados. Es más que probable que también España supere la recesión durante este trimestre.

Que se abandone el crecimiento negativo del PIB de ningún modo significa que las economías europeas retomen tasas expansivas de cierta significación. Desde luego, no suficientes para que el desempleo se reduzca de manera rotunda. La salida de la recesión tampoco propiciará una inmediata normalización de la actividad de los sistemas bancarios en las economías periféricas. Los indicadores más recientes de crecimiento del crédito siguen expresando anomalías impropias de una zona monetaria amplia y potente como la europea.

Esas limitaciones son particularmente explícitas en la economía española. El impulso en el que se ha asentado la menor contracción del crecimiento económico, las exportaciones de bienes y servicios y la reducción de las importaciones han sido insuficientes para compensar la debilidad de casi todos los componentes de la demanda interna; desde luego, de la inversión empresarial y del consumo de las familias.

Aun cuando ese dinamismo inequívocamente favorable del sector exterior se mantenga en los próximos meses y se sorteen las amenazas asociadas a la desaceleración de las economías emergentes y las transmitidas por la inestabilidad geopolítica, la demanda de las familias seguirá acusando los prolongados descensos en la renta disponible.

La situación financiera de familias y empresas no ha mejorado de forma significativa: el endeudamiento sigue siendo elevado y el valor de los activos, fundamentalmente inmobiliarios, sigue a la baja. No es el mejor de los contextos para que los bancos abandonen la inhibición en la oferta de crédito que mantienen desde el inicio de la crisis. Tampoco lo es para que se reduzca el desempleo.

Ninguna institución anticipa ritmos de crecimiento del PIB que puedan alcanzar el 1% el año que viene. No será un panorama que invite a la euforia el que les toque vivir a la mayoría de los agentes económicos el próximo año. Así que conviene seguir prestando atención a las graves consecuencias del drama que vive este país desde hace años: las cifras de empleo, las condiciones de vida de las familias y las dificultades de financiación de ciudadanos y empresas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código