[EXTRACTO]

Google apuesta por robots

Los robots acabarán con el trabajo de los humanos. En la reciente conferencia anual de Google en San Francisco ocurrió un altercado sintomático: un joven salió de entre el público, en su mayoría programadores que pagan por asistir mil 500 dólares, y comenzó a gritar: “Trabajan para robots que matan personas. Lo saben”. Al instante, los miembros del equipo de seguridad lo acompañaron a la salida. Este neoludita tenía razón: Google quiere que los robots hagan el trabajo de los humanos. Solo que en el mundo de Larry Page, cofundador de la compañía, los robots tendrán un papel relevante a la hora de eliminar gran parte de las tareas mecánicas.

Esta medida tendría, entre otras consecuencias, un mayor desempleo, reconoce, pero también un aumento del trabajo cualificado y la productividad. “A mucha gente le encanta lo que hace, pero también le gustaría tener más tiempo para estar con su familia o explorar sus intereses”, propuso durante una charla Vinod Khosla, considerado uno de los padres de Silicon Valley, quien fue también de los primeros inversores del buscador.

Entonces, ¿qué tipo de trabajo pueden hacer los robots por los que apuesta Google? De momento, nada que ver con las habilidades de sus ingenieros. La compra de Boston Dynamics y Schaft les pone un paso por delante en programación de objetos mecánicos, pero no van más allá de transportar objetos de un lado a otro, subir escaleras, abrir puertas o rastrear zonas tomando imágenes. Todavía muy lejos de los que se usan en Japón para hacer compañía a personas mayores o suplir a recepcionistas en las empresas. Ese será el siguiente paso, cuando se cumpla el vaticinio de Sergei Brin, el otro 50% de la empresa: “Algún día haremos máquinas que puedan razonar, hacer las cosas mejor que los humanos”. Este es el motivo de la adquisición de DeepMind, una empresa de inteligencia artificial.

Pero Google no solo imagina un mundo de trabajadores con jornada parcial, sino también sin coches. El transporte por carretera es una de sus obsesiones. Comenzó con Google Maps, se acentuó con la compra de Waze, una aplicación dedicada a monitorear en tiempo real cualquier incidente en las carreteras. Y lo promueve de manera externa con una inyección de 250 millones de dólares en Uber. La apuesta de Brin consiste en que no sea necesario tener un auto propio, casi un insulto en Estados Unidos. “Entre el 30% y el 50% del espacio de las ciudades se dedica a aparcamientos, es un gasto tremendo”, relataba Khosla. “La idea es que el coche venga a buscarte cuando lo necesites”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código