[SOCIEDAD]

Gorila, distinguir lo verdadero de lo falso

Si los hackers son capaces de trampear el remitente de los mensajes electrónicos, si el photoshop puede eliminar las arrugas de las sesentonas y las barrigas de los cuarentones, ¿qué nos queda?

Tal vez cabría volver a lo de antes, a dar fe de lo que se ve y lo que se toca, como dicen que hizo Tomás, el apóstol, cuando le contaron lo de las heridas de Cristo redivivo. Pero tampoco. Los psicólogos de la atención muestran en ocasiones una película en la que dos equipos de baloncesto disputan un partido, pidiendo a los sujetos sometidos al experimento que intenten contar el número de veces que los jugadores se pasan la pelota. Luego lo que les preguntan es otra cosa bien diferente: si han visto un gorila caminando por el medio de la pista. Nadie lo ve. Pero cuando se vuelve a pasar la filmación, ahora con la idea puesta en lo del gorila, resulta que sí, que un actor vestido de simio va y viene sin que quienes estaban atentos a los pases se dieran cuenta.

Lo que vemos, y es probable que incluso lo que tocamos, no es lo real que nos rodea sino lo previsible en lo que nos vemos presos. Ni siquiera nos tienen que dar un pase de birlibirloque, como hacen los magos para atraer la atención sobre la mano izquierda, mientras la derecha saca el conejo de los bolsillos ocultos de la chaqueta de gala. Basta con que nos dejen a nuestro aire y ya nos ocupamos nosotros mismos de engañarnos.

La cantidad de ejemplos disponibles es abrumadora; alguno de ellos aparece como muestra de lo que no se ve ni siquiera cuando está delante de los ojos cada vez que sale a la luz una estafa piramidal o una empresa que hace su agosto en la Bolsa hasta que alguien descubre que las cuentas de resultados escondían un gorila paseándose por medio de los libros del debe y el haber en azul y en rojo. De la política, ni hablemos. ¿Será cosa de repasar programas electorales, y no el tocho que nadie lee sino los titulares de la prensa afín al candidato que nos quiere vender la moto de sus compromisos?

Sabiendo, pues, que no somos capaces de distinguir lo verdadero de lo falso, ni lo malo de lo peor, va a ser cosa de dejar de lado las pretensiones de acierto y entender que hay más seguridad en las estampas de Supermán volando que en las fotografías que nos llegan de cualquiera de los baños de masa en favor de un credo o del contrario.

Según parece, el genio de la estrategia del fútbol en el campeonato que se ha jugado en Brasil fue el seleccionador holandés, que cambió al portero en el último minuto de la prórroga. Dicen que era para poner a un especialista en detener los penaltis, pero yo creo que no, que se trataba de esconder al gorila debajo de los palos mientras el delantero creía que se trataba de golpear la pelota. Por supuesto que Van Gaal, que es como se llama el caballero –aclaración necesaria por si lee esta columna algún marciano–, se salió con la suya. Saque usted por su propia cuenta si esa misma interpretación sirve para explicar las declaraciones que haga cualquier ministro en el día de hoy.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

OPERATIVO Recuperan el cuerpo de pastor y el de su nieto

Sinaproc recuperó los cuerpos.
Tomada de Twitter @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código