[TENSIÓN]

¿Guerra Fría o el mundo en discordia?

El enfrentamiento entre el estilo de vida occidental y el islamismo radical pudiera conducir a una situación solo superada por el peligro de las armas nucleares.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202K1nZ9K.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202K1nZ9K.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202K1nZ9K.jpg

Aproximadamente en 1947 se inició un enfrentamiento político, social, económico, militar, etc., que fue denominado “La Guerra Fría”, en contraste con la intensidad, extensión y dimensiones del conflicto bélico que terminó en 1945, quizás el mayor en la historia de la humanidad. Después de acontecimientos tan espectaculares como la invasión y ocupación de casi toda Europa continental por los nazis, el ataque a Pearl Harbor, el lanzamiento de la bomba atómica y una lista de situaciones comparables se adoptó una nueva designación para referirse a un enfrentamiento político e ideológico con características algo diferentes: “Guerra Fría”. Confieso que esa nueva manera de referirse a la posguerra nunca la pude aceptar del todo, pues durante la misma se produjeron acontecimientos poco relacionados con ese nombre. Entre ellos, las guerras de Corea y Vietnam; guerras civiles y “movimientos de liberación” en antiguas colonias europeas.

Y de repente, entre hosannas y aleluyas, se anunció “el fin de la Guerra Fría”. En algunos aspectos podía celebrarse el hecho, pero bastarían las noticias de esta semana y de meses anteriores para concluir que seguimos viviendo en un planeta destinado a las calientes llamas de la discordia, el odio y la violencia. Y recuerdo a don Ramón Menéndez Pidal: “La historia no se repite, la condición humana es la misma”.

Esta última semana tropas israelíes continuaron avanzando en Gaza y se informa de destrucción de túneles y puntos de lanzamiento de cohetes, andanadas de proyectiles de tanque y cientos de muertos. Cuando esa situación prevalecía en las informaciones, otra noticia empezó a abarcar la atención: el derribo de un avión de la aerolínea Malaysian Airlines se caía en territorio controlado por los rebeldes prorrusos en Ucrania. Complicando la situación una agencia noticiosa rusa se refirió a que pudo haberse tratado de un intento por derribar el avión del presidente Vladimir Putin.

Curiosamente, las tensiones entre Estados Unidos y sus aliados occidentales, casi perennemente enfrentados a Rusia, no parecen demasiado diferentes a las que caracterizaban la otrora llamada “Guerra Fría”. Si esta última quería decir enfrentamiento entre capitalismo y comunismo sería posible aceptarla como casi terminada. Sí, para muchos la disolución de la URSS y el fin de las “democracias populares” o “Estados satélites” de Europa Oriental y Central marcó el fin de la Guerra Fría. Pero otras señales indican que es mucho lo que queda aquel ambiente, aunque se haya desechado la ya histórica designación.

Ahora, más allá de nombres que inventamos para designar períodos, la discordia se extiende como nunca antes. El enfrentamiento entre el estilo de vida occidental y el islamismo radical pudiera conducir a una situación solo superada por el peligro de las armas nucleares. La discordia acompañada de desorden y guerra civil en el antiguo mundo comunista y en el Cercano y Medio Oriente no descarta por completo el peligro nuclear más allá de la lucha de comunismo contra capitalismo. Durante la Guerra Fría “la balanza del terror” estaba en las manos de dos grandes potencias mundiales cuyo poderío limitaba incluso a sus propios aliados. Hoy nos toca vivir en un mundo multipolar con mayor desorden y con menos controles.

La Tercera Guerra Mundial no estalló como consecuencia de la Guerra Fría. Tampoco se espera que se produzca en esta renovada situación de discordia permanente. Pero si el fin de la Guerra Fría entusiasmó a alguien que esperaba un mundo más tranquilo, la realidad fue otra. Debe celebrarse que persistan todavía ciertas libertades públicas en el antiguo mundo comunista, pero no ha “estallado la paz” ni todo consiste mundialmente en paz y libertad. Ni siquiera la libertad religiosa prevalece en el mundo. El Estado ruso es ahora prácticamente confesional bajo Putin, pero los cristianos de Asia y África son perseguidos más que antes. El papa Francisco sostiene que hay más mártires que en las persecuciones de Nerón.

Además de las lógicas discusiones causadas por intereses nacionales, proyectos separatistas, guerras de narcotráfico, crisis inmigratorias, desacuerdos sobre estilos de vida y el terrorismo, también persistirán las tensiones entre Estados Unidos y Rusia, con el agravado ingrediente del enfrentamiento entre Occidente y el mundo islámico. La discordia reina por doquier. Vendrán también las buenas noticias y la tecnología no se detendrá, pero en cuanto a guerras y violencia: “nada nuevo bajo el sol”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código