[ESPAÑA]

Herencias y falacias

El mito de que bastaría que se fuese Zapatero y llegase Rajoy para que se recuperase la confianza no ha durado ni un suspiro. El hada de la confianza, usando la expresión de Krugman, no se ha aparecido. El gobierno de Rajoy ha reincidido, para sorpresa general, en los errores de diagnóstico y gestión de la crisis de Zapatero y ha acabado adoptando las mismas medidas que tanto le criticó desde la oposición (como la subida del IVA y la rebaja de sueldos de los funcionarios). Su programa electoral y su discurso de investidura de hace seis meses eran, efectivamente, de cuento de hadas. El miércoles los enmendó en su totalidad.

No hay duda de que la herencia económica que dejó Zapatero es la peor de la historia reciente española, pero desde que Rajoy gobierna, todos los indicadores de confianza en España se han deteriorado gravemente (prima de riesgo, seguros de impago de deuda, bolsa, fuga de capitales...). Los inversores, los mercados, han dado la espalda a España mientras los retrasados presupuestos se quedan viejos en una semana y el Gobierno provoca un incendio al tratar de hacer el papel de bombero del Banco de España.

Rajoy ha hecho todo lo que dijo que no iba a hacer: abaratar el despido, subir los impuestos, bajar el sueldo a los funcionarios, la amnistía fiscal, los recortes en prestaciones por desempleo, el gasto en sanidad y educación... Desde el principio, el Gobierno ha culpado de sus incumplimientos al gobierno anterior. ´Es mi misión liberar a España del peso de esa herencia´, dijo este miércoles Rajoy. Pero las cifras le desmienten. La desviación sobre el objetivo de 2011 de la administración central fue mínima y debida en buena parte a maniobras contables del nuevo gobierno. La seguridad social cerró con un pequeño déficit no previsto, sobre todo por la caída de ingresos en el cuarto trimestre. Pero el grueso de la desviación de 2011 procede sobre todo de las comunidades autónomas, entre ellas las regidas por Esperanza Aguirre, Francisco Camps y otros gobernantes de su partido. ´No entro en quién es el responsable o deja de serlo´, señaló Rajoy.

Pero donde no cuadran cuentas, excusas, promesas e incumplimientos es en la administración central. Con la holgura que le da la revisión del plan de estabilidad, la reducción de déficit que va a acometer el gobierno de Rajoy este año es menor que si Zapatero hubiera cumplido y no se hubiera modificado dicho plan. Es decir, el recorte del déficit en la administración central es menor que el planteado antes de las elecciones, pero buena parte de las medidas de Rajoy (IRPF, IVA, funcionarios, amnistía fiscal...) van sobre todo destinadas a reducir ese déficit de la administración central. Por ello, la excusa de la herencia es una falacia. Quedan dos opciones: o Rajoy engañó a los votantes o no tenía ni idea de lo que le tocaba hacer. A estas alturas, uno no sabe cuál de las dos es peor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código