[FRANCIA]

Hollande, entre guerras y crisis

Las cifras económicas son desalentadoras. Prácticamente no hay semana en la que el presidente de Francia, François Hollande, no tenga que atender un nuevo frente en el Elíseo.

Apenas han pasado 10 meses desde que el jefe de Estado socialista llegara al palacio del Elíseo, pero se hunde cada vez más en las encuestas de opinión. Más de la mitad de sus compatriotas considera que es directamente un “mal presidente”.

No cuenta con el apoyo ni siquiera de uno de cada tres ciudadanos y algunos sondeos lo sitúan incluso por detrás de la líder de la extrema derecha Frente Nacional, Marine Le Pen.

Y las cifras parecen hablar por sí solas: La achacosa economía se estancó en 2012 en el crecimiento cero. La tasa de desempleo no deja de crecer y se encuentra cerca del récord alcanzado en 1997, cuando 3 mil 195 millones de personas buscaban trabajo.

Hollande se resistió durante mucho tiempo a aceptar la tesis de que era insostenible lograr el 3% de tope máximo en las cuentas públicas. El pronóstico actual es el 3.7%. La portavoz del gobierno Najat Belkacem-Vallaud dijo: “Los franceses no quieren un espectáculo político o una agitación permanente. Necesitan la seguridad de que seguimos un rumbo y no cambiamos continuamente”.

Hollande apuesta al largo plazo. No se cansa de decir que lo demostrará durante los cinco años de mandato, que su política tendrá efecto a largo plazo y solo al final se verá el resultado. Y ante la creciente disensión en sus propias filas, Hollande aboga por medidas tajantes. A pesar de la férrea oposición de la derecha, impulsa el matrimonio de parejas del mismo sexo, que contempla además el derecho a la adopción. Los socialistas celebraron con una fuerte ovación la aprobación de la ley en la Asamblea Nacional. También el plan que prohíbe el cierre de fábricas lucrativas y que obliga a los grupos empresariales a venderlas en lugar de cerrarlas está considerado un regalo que Hollande está haciendo a la izquierda.

Por ahora las manifestaciones de los grupos situados a la izquierda y de los sindicatos están controladas, pero los asalariados franceses son conocidos por traducir las protestas y el descontento en violencia en las calles y en las empresas. Y para muchos franceses resulta deprimente mirar más allá de las fronteras. En Alemania la tasa de desempleo es, según las cifras de la Unión Europea, del 5.3% (casi la mitad de la de Francia: 10.6%). A nivel europeo, la segunda mayor economía de la eurozona está siendo observada con preocupación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código