[SIRIA]

Homs como síntoma

La reconquista de Homs, tercera ciudad del país, por las tropas de Bashar Al Asad ha reforzado la confianza del déspota sirio. El aplastamiento de la resistencia en la que fue capital de la revolución, evacuada recientemente por las fuerzas rebeldes tras dos años de asedio y bombardeos, se suma a otros éxitos gubernamentales –en los alrededores de Damasco y el centro y el oeste del país– que han aliviado la presión militar sobre un régimen seguro ahora de su supervivencia.

Su expresión más surrealista es la decisión de Al Asad de presentarse a la reelección presidencial en junio. Es un cargo que el rey de reyes, como rezan algunos carteles que empapelan Damasco, revalidará sin duda sobre la parte que controla de un país devastado.

Que Al Asad y los suyos consideren desaparecido el riesgo inminente de desplome tiene fundamento. Si Occidente se ha ido desentendiendo de uno de los conflictos más trágicos de nuestros días, los aliados del presidente sirio (Rusia, Irán, la milicia libanesa Hizbulá) continúan ejerciendo como tales. Y no es previsible un vuelco salvo cambio radical de alguno de los elementos clave de la ecuación siria.

A corto plazo, la victoria militar de los divididos y enfrentados rebeldes es tan impensable como un acuerdo negociado por la vía diplomática.

El hombre que ha convertido una protesta pacífica contra su dictadura en una brutal guerra civil ha sido rehabilitado por las potencias democráticas hasta la condición de socio, tras aceptar desprenderse del arsenal químico que ha venido utilizando contra su pueblo a cambio de evitar el ataque con misiles anunciado por Obama, un fiasco de su política exterior. La negativa occidental a armar a la oposición ha hecho el resto. En Siria, convertida en un rompecabezas de zonas controladas por el régimen o sus oponentes, se ha instalado una suerte de inestable punto muerto que podría tardar años en sustanciarse.

Al Asad puede considerarse hoy más seguro, pero persisten todos los argumentos que hacen de él un personaje inaceptable.

El déspota sirio, responsable directo del desastre, heredero de una dictadura dinástica e instigador de crímenes de guerra y contra la humanidad sin cuento, no está en condiciones de apaciguar un país que ha destruido. Por encima de todo, esos crímenes hacen imposible para las potencias democráticas tratarle como interlocutor político sin renegar previamente de todos aquellos valores que pregonan como irrenunciables.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código