[INDEPENDENCIA CATALANA]

¿Por qué? (II)

La situación de Cataluña no justifica su independencia, dado que esta región disfruta de un alto nivel de desarrollo, y una situación muy afortunada dentro de España.

Temas:

¿Por qué? (II) ¿Por qué? (II)
¿Por qué? (II)

Cada economista tiene su metodología de cálculo y por ello las cifras varían y mucho según la bandera política del contable, desde los 16 mil millones de euros ($19 mil millones) que citan los economistas en favor de la independencia, hasta aquellos que niegan el desequilibrio, pasando por la cifra más aceptada de 2 mil millones ($2 mil 370 millones) anuales de déficit. Y es que cuando se manejan grandes números los resultados admiten muchas interpretaciones, pero todas son políticas. La ciencia económica es poco matemática.

De un modo sencillo -para entender las cifras económicas- podríamos decir que “cuando nos roban somos pobres”. Hoy se da la situación de que Cataluña es una de las regiones más ricas del territorio, tiene buenas carreteras, un alto nivel de calidad de sus aeropuertos, igual ocurre con los puertos. Afirmaciones que se basan en estadísticas comparativas de organismos especializados. Vemos siempre de forma consistente que en todos estos casos las infraestructuras están a unos niveles altos. España (Cataluña no es una excepción) es un país desarrollado.

¿Estaría realmente mejor Cataluña siendo un Estado independiente? Si como parece, tendría que salirse de la Unión Europea ¿no saldría carísimo? Aparte de los gastos de montar las estructuras de Estado: ejército, diplomacia, hacienda. ¿Cómo se vería afectado el comercio de Cataluña?, ¿cómo se financiaría su pertenencia a los organismos internacionales (ONU, Banco Mundial, etc.), que ahora está financiada a través del Estado español?

Son tantas las interrogantes que da vértigo pensarlo. ¿Habría que subir los impuestos en Cataluña para financiar el nuevo Estado? Da la impresión de que no se ha hecho una reflexión pausada de lo que se ganaría versus lo que se perdería, más si se tiene en cuenta la falta de sintonía política de los partidos que suscriben la rotura. Cataluña sería tipo Pdcat, ERC o CUP, tres modelos sociales dispares y enfrentados más allá de querer la independencia.

A nivel educativo podríamos hacer alguna mención resultante de la supuesta falta de recursos. Es cierto que todas las universidades catalanas reclaman más y alegan la falta de transferencias del Estado español.

Un “España nos roba en educación”. Lo cierto es que si miramos el ranquin de las universidades en el mundo, encontramos siempre alguna universidad española localizada ocupando posiciones altas, lo mismo ocurre con las catalanas, teniendo en cuenta que los índices suelen medir factores de promoción poco transparentes, solamente podríamos afirmar que: son buenas universidades. No podemos ser triunfalistas, fuera de este artículo, pues una vez más, quedan enormes retos pendientes.

Si Cataluña fuera independiente los niveles de corrupción irían desapareciendo, es un argumento que esconde una verdad y es que la transparencia en la gestión de la corrupción en España es cada vez mayor y también lo es la persecución del corrupto a través de las instituciones. Pensar que los catalanes son menos corruptos es una ilusión que incluso esconde rasgos elitistas, que son en el fondo los que predominan en este tipo de procesos de salida abrupta.

El oasis catalán de la corrupción no existió nunca, era una leyenda urbana y la lucha contra el fraude depende de la fuerza de las instituciones, Cataluña está haciendo un esfuerzo grande hoy como lo ha hecho España. Por esta razón un día tras otro vemos las caras de los corruptos entrando en la prisión, un desfile cansino y desesperante, pero que en el fondo indica que los corruptos cada vez menos, pueden operar impunemente. España es un país corrupto tanto como Cataluña, pero no más hoy que el resto de países de su entorno, basta mencionar que los mitos en este aspecto florecen y países aparentemente modélicos del entorno europeo esconden la mayor trama de fraude derivada del blanqueo de capitales del mundo.

Crear división en una sociedad es como herida que llevará tiempo en curarse, por ello el inicio de un camino tortuoso hacia la independencia, debería de hacerse de forma negociada, no hay prisa, acelerar está reservado a países donde se dan situaciones de extremo sufrimiento, Cataluña no es el caso.

Sin apoyo del resto de los españoles que perderían una parte de país, sin el apoyo explícito de la Unión Europea, sin el apoyo de los países más relevantes de Europa que se posicionan con claridad al lado del Gobierno español, con todas las estructuras de Estado por crear.

Cat-exit, es por lo menos un viaje incierto. Nadie debería olvidar que las sociedades se aguantan dignamente por resortes mucho más tenues de lo que pudiera parecer.

El autor es profesor en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código