[APOCALIPSIS]

Instrucción de uso

Me perdí el estreno de la serie de National Geographic destinada a dar pistas acerca de cómo actuar cuando el apocalipsis llegue. Y lo siento, no porque crea que hay que estar preparado para esas cosas, sino por la razón principal de que un propósito como el de enseñarnos lo que se debe hacer ante el fin del mundo constituye una clave excelente de los tiempos que vivimos.

Confirma tanto los peores augurios como la fe acerca de que la salvación individual no solo es posible sino que merece la pena. Igual que en las películas esas del día de mañana –el día siguiente a la catástrofe nuclear, la llegada instantánea de la nueva glaciación, la caída de un meteorito gigantesco o el apocalipsis más apocalíptico de todos, el de los ángeles exterminadores enviados por Dios a la Tierra– momento en el que, por motivos no del todo claros, hay alguien que sobrevive.

¿Qué instrucciones habrá que seguir para lograrlo? Cabe esperar que la serie las detalle aunque, la verdad, esos manuales suelen resultar un tanto sospechosos. Recuerdo haber leído, por ejemplo, que si tiran una bomba atómica en tu ciudad no tienes que mirar por la ventana, que sería la reacción lógica de todos los vecinos lo bastante alejados del lugar de la caída como para no haberse evaporado de forma instantánea. En vez de ceder a la curiosidad, o a la alarma, lo que hay que hacer es meterse debajo de la mesa de la cocina.

No sé dónde leí semejante consejo pero seguro que fue hace tiempo, en los años aquellos en las cocinas disponían de una mesa lo bastante grande. Como es natural, salta la pregunta acerca de la protección que puede dar un mueble de cocina, incluso si se trata de una cocina señorial de las que ya no existen, contra los excesos nucleares.

Mejor solución parece meterse en la ducha, abrir el grifo del agua caliente e irse al otro mundo limpio y, en cierto modo, relajado. Pero semejantes consejos de sentido común no sirven porque carecen del aura de las recetas mágicas. De ahí mi interés por lo que hayan podido discurrir los guionistas de National Geographic, conocidos por sus virtudes a la hora de recrear la vida de los dinosaurios o la muerte por mordisco de tiburones blancos. Se trata de situaciones más bien alejadas de los riesgos que le aguardan a cualquier ciudadano común a la vuelta de la esquina pero el apocalipsis, ¡ay!, tiene alcance universal, por definición, así que merece la pena estar preparados para lo peor.

Caben dudas, no obstante, acerca de que será lo peor llegado ese instante. Tengo para mí que los afortunados serán quienes queden liquidados a las primeras de cambio porque sobrevivir a ese trance puede convertirse en el castigo más cruel de todos. El día de mañana en compañía de zombies, si es que queda alguno, puede ser aún más tedioso que una rueda de prensa virtual de esas que acostumbra a dar en los últimos tiempos el presidente Rajoy.

Será que quiere aleccionarnos a los que nos hayamos perdido la serie de National Geographic. Muchas gracias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código