[SOCIEDAD]

Llamados a ser familia (II)

Temas:

Buena falta nos hace que esto se produzca. No es de recibo este sistema económico globalizado que nos daña tanto. Es hora de que en el centro de todo esté el ser humano, y no el dinero. Algunos poderosos no solo han traicionado al bien común por el que hemos de luchar todos, también desean robarnos la dignidad y hasta la esperanza de poder salir de las penurias. De ahí que frente al asistencialismo, tengamos que impulsar la cultura del trabajo decente, con la eliminación de cualquier trabajo negro que nos esclavice.

Aunque la protección social es asequible, incluso en la mayoría de los países de bajos ingresos, aún tenemos 4 mil millones de personas en el mundo que carecen de ella. Por ello, es de justicia promover el empleo, que por sí mismo ya es proteger a la ciudadanía.

Es evidente que donde no hay actividad, suele faltar también el aprecio y el empuje para salir todos adelante. Sabemos que invertir en los trabajadores y en la innovación y estimular el comercio y el diálogo social es esencial para enfrentar el crecimiento del desempleo mundial, según la última edición del informe sobre tendencias del empleo de la Organización Internacional del Trabajo, pues pongámonos en el camino de la acción conjunta de todo ser humano, no tanto como mero sujeto de producción, sino en el ser como individuo dotado de una nobleza decisiva.

Ya está bien de que se nos trate como meros objetos lucrativos o de deseo, y que después se nos deseche cuando no servimos, cuando estamos enfermos o somos ancianos. Es nuestra responsabilidad, la de todos, detener estas miserias humanas. Sin duda, debemos actuar urgentemente para proteger las garantías fundamentales y la dignidad, lo que significa llevar a los responsables ante la justicia.

Realmente hoy existe una necesidad imperiosa de crear más oportunidades para la migración regular y la prevención de situaciones que propician la trata, como son la pobreza y la exclusión. Ojalá reflexionemos sobre ello, y aminoremos la explotación sexual o el mismo trabajo forzado.

Hay que poner fin a tanta esclavitud, con la ayuda legal y la información compartida para el desmantelamiento de las redes criminales que se lucran con el sufrimiento y las carencias de las personas vulnerables debido a conflictos o indigencia.

Perdamos el miedo, seamos dignos de nosotros mismos, y reivindiquémonos como estirpe meritoria y fraternizada, según nuestro espíritu libre y sin ninguna coacción mercantilista. ¡Dignifiquémonos!

El autor es escritor

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código