[POBREZA]

¡Mil millones!

Dicen las cifras que de 1990 a 2010 el número de la pobreza extrema en los países en desarrollo ha disminuido del 43% al 21%, lo que significa mil millones de personas. Dicen los que llevan las cuentas que a la mitad del siglo pasado las cifras de pobreza alcanzaban más del 50% del total de la población mundial.

De los 7 mil millones de habitantes en la bolita terrestre, se calcula que aún mil millones se encuentran en la pobreza. Naciones Unidas se reunirá a partir de este año para reemplazar el programa de los Objetivos del Milenio, establecido en 2005 con vencimiento en 2015. Se supone que la meta es alcanzar el mismo resultado con los otros mil millones para 2030.

Para algunos analistas de la economía ese resultado es producto no tanto del programa de Naciones Unidas, sino una consecuencia del capitalismo y del libre mercado que como siempre han producido el crecimiento económico.

El promedio de crecimiento de los países en desarrollo de 1960 a 2000 fue de 4.3%. De 2000 a 2010 fue de 6%.

El ejemplo prototípico, por supuesto, es China, que precisamente no ha sido parte del programa de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas. De acuerdo con las cifras de los organismos que se encargan de esos menesteres, de 1981 a 2000, 680 millones de chinos han salido de la pobreza y de 84% de pobreza extrema en 1980, en la actualidad es el 10%.

Parecería que Deng Xiaoping y su famosa frase de que no importa que el gato sea blanco o negro, mientras pueda cazar ratones, ha dado resultado. En palabras de un occidental equivaldría a la famosa frase de James Carville, asesor de Bill Clinton.

En Iberoamérica, Chile, Panamá y Uruguay encabezan las cifras de crecimiento de los últimos 10 años. Chile con un promedio de 5.2%, Panamá con 7.5%, y Uruguay con 5.9%.

¡Y llegó la crisis!

En medio de la crisis económica de los países desarrollados, el debate de los economistas y de los políticos se desarrolla entre los que entienden que se debe estimular la economía mediante las políticas de crecimiento basadas en continuar el gasto y por tanto financiándolo mediante más deuda pública, y los que entienden necesario aplicar las medidas de austeridad mediante la reducción del déficit y del gasto.

Por supuesto, estos dos conceptos marcan el lado ideológico de cada uno. En medio de ese debate, dos economistas de Harvard, Carmen Reinhart y Ken Rogoff, se han convertido en los protagonistas de la polémica al afirmar que una economía en la que el nivel de deuda pública sobre producto interno bruto (PIB) sobrepasa el 90%, la economía registra caídas del 1% en términos medios. El premio Nobel de Economía Paul Krugman ha sido principalmente su contestatario.

Mientras los pensadores, economistas y profesores debaten la solución para recuperar el crecimiento de las economías desarrolladas, parecería más que apropiada la frase de Carville: “es la economía estúpido”. Habría que agregarle ¡que aún quedan mil millones!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código