[INVESTIGACIÓN]

Niguas

La revista Science se ha hecho eco hace poco de una historia en verdad curiosa que indica hasta qué punto puede llegar la vocación por la ciencia. Marlene Thielecke es una estudiante de doctorado en medicina de la universidad Charité de Berlín (Alemania) que se pasó un tiempo en Madagascar investigando la enfermedad que se conoce como tungiasis. La causa un insecto, la nigua o pulga de arena, muy común en zonas cálidas de Sudamérica, el Caribe y África, cuyo nombre científico –Tunga penetrans– viene bien a cuento porque las hembras de la nigua penetran en los pies del huésped, ponen sus huevos bajo la piel y luego, al cabo de pocas semanas, mueren. Suelen dejar los miembros infectados hechos lo que se dice un desastre, así que padecer la tungiasis es tan incómodo y doloroso como parece. El mejor tratamiento que existe es el de extirpar la pulga: muerto el perro, se acaba la rabia.

Thieckele descubrió que, además de estudiar las niguas, había sido infectada por una de ellas. Lo bueno viene ahora: la doctoranda se ofreció como sujeto de experimentación, dejando que la pulga siguiese su ciclo vital y tomando fotografías del desarrollo de la infección, con la sorpresa de encontrarse con que esa nigua en particular no ponía huevo alguno y, por añadidura, resultaba ser extremadamente longeva. Al cabo de dos meses de estudios –y padecimientos– Thielecke decidió acabar con el experimento y extrajo el insecto.

La historia de la infección tolerada tiene un lado bueno: la doctorando y su director de tesis publicaron un artículo acerca de las niguas que aclara un punto oscuro respecto de sus hábitos de reproducción. Hasta ahora se pensaba que las pulgas de arena hembras eran fecundadas en tierra, antes de entrar en el huésped. Pero la explicación para la larga vida y la incapacidad para poner huevos de la pulga que había parasitado a Thielecke tenía una misma explicación: nunca fue cubierta por un macho. Lo que abre paso a la hipótesis de que estos en realidad se aparean con las hembras después, y no antes, de que se produzca la infección.

Como no sé casi nada de entomología y muy poco de los artrópodos, me veo incapaz de valorar el mérito de la contribución de Thielecke y su mentor, Hermann Feldmeier, al conocimiento de las T. penetrans. La revista en la que sacaron el artículo, Travel Medicine and Infestious Disease, tiene un factor de impacto modesto, mil 776. Pero menos da una piedra y mucho menos aún, desde luego, una infección con parásitos enojosos. Esa sería la clave a tener en cuenta: lo que la doctoranda tuvo que aguantar para seguir con su trabajo de investigación. Yo he formado parte muchas veces de los tribunales de tesis y, la verdad sea dicha, rara vez he podido tropezarme con un alumno tan abnegado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código