[MIEDO A QUE ESTALLE EL POLVORÍN]

Obama contra Assad

El mandatario estadounidense ha pedido sanciones, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra Siria e incluso ha exigido claramente al Presidente sirio que deje el poder.

El presidente estadounidense, Barack Obama, no escatima el acoso a su homólogo sirio, Bashar al Assad. Pero hasta ahora, a las palabras apenas les siguieron hechos. La comunidad internacional parece paralizada por miedo a que se incendie la situación en Medio Oriente.

Cuando el exlíder libio Muammar al Gaddafi reprimía brutalmente a los rebeldes sublevados en su contra, para Obama no había alternativa: “Algunas naciones pueden quizá ignorar las atrocidades de guerra en otros países”, dijo el pasado marzo en un discurso para justificar la posición de su país. “Estados Unidos es diferente. Como Presidente no pude esperar tanto hasta que hubo imágenes de matanzas y fosas comunes”. Pero ahora que Bashar al Assad lleva protagonizando desde hace casi un año una escalada de la violencia contra la oposición y cada mes mueren cientos de opositores, Obama mide sus palabras de entonces.

El mandatario estadounidense ha pedido sanciones, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra Siria e incluso ha exigido claramente al Presidente sirio que deje el poder, pero hasta ahora no ha hecho nada más para frenar la brutalidad con medidas militares. No habrá “otra Libia”, dejó claro un representante del gobierno en The New York Times, algo que los analistas interpretaron como la esperanza de Washington de que Assad se marche voluntariamente y los problemas se solucionen solos. “Ese descuido frente al derramamiento de sangre en Siria es extraño, sobre todo si se tiene en cuenta lo perjudicial que podría ser esa actitud para los intereses estadounidenses”, opina Robert Danin, del Council on Foreign Relations en Washington.

Las reservas estadounidenses se explican, según los analistas, por el miedo a que una injerencia en Siria pueda desencadenar un polvorín en la región. Al Assad es el aliado más estrecho de Irán en el mundo árabe y EU no quiere dar ningún motivo al régimen de los atayolas para que entren en el conflicto.

Los nervios están a flor de piel en el marco del conflicto por el controvertido programa nuclear iraní y una chispa podría bastar para desatar el caos. La Casa Blanca teme una “enorme explosión” con consecuencias devastadoras en países como Israel, Líbano, Jordania o Irak.

En vista de esa encrucijada, a los estadounidenses les gusta llenarse la boca, como cuando la secretaria de Estado, Hillary Clinton, prometió que EU doblaría los esfuerzos para frenar la violencia en Siria. Pero la cuestión clave es qué medios no violentos puede utilizar Washington contra un dictador que durante meses “ni se plegó ni se quebró ante la presión internacional”, señala el instituto político Brookings en Washington.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código