[LUCHA CONTRA EL TERRORISMO]

A Obama no le tiembla el pulso

El actual Presidente de Estados Unidos ya no habla de una ´guerra global´ contra el terrorismo, como su predecesor George W. Bush, pero la practica y sin remilgos.

Los defensores de los derechos humanos ya están bastante decepcionados por el presidente estadounidense, Barack Obama, que una vez supuso un rayo de esperanza. Por primera vez en la lucha antiterrorista, ha permitido la muerte de un estadounidense, un paso atrevido, especialmente en un momento en que el tema de la seguridad nacional parece haber perdido importancia para muchos estadounidenses, ante la crisis económica.

Obama ya no habla de una “guerra global” contra el terrorismo, como su predecesor George W. Bush, pero la practica y sin remilgos. Con aviones de combate no tripulados y comandos secretos actúa contra los enemigos declarados de Estados Unidos, y lo hace fuera de las definidas como zonas de combate en Afganistán e Irak.

La liquidación del líder de Al Qaeda Osama bin Laden, el pasado mayo en Pakistán, mostró ya que Obama no se deja asustar por los riesgos y por las tácticas violentas, cuando se trata de eliminar a Al Qaeda. Con su ataque con un avión no tripulado el viernes contra el clérigo Anwar al Awlaki en Yemen, dio, sin embargo, un considerable paso adelante.

Por primera vez en la guerra contra el terrorismo, al menos en lo que se conoce, Obama ha permitido la persecución y muerte intencionada de un ciudadano estadounidense. Un segundo hombre con pasaporte norteamericano de la escena de Al Qaeda, Samir Khan, perdió también la vida en el ataque. Su presencia sorprendió a los líderes de la CIA, pero todos coinciden en que de haberse conocido que se encontraba junto Al Awlaki, no habría cambiado nada, como dijo un funcionario del gobierno a The Washington Post.

Solo en 2010, Estados Unidos disparó con sus aviones no tripulados en Pakistán 118 misiles contra sospechosos, según datos de la fundación New Amerika Foundation de Washington. Más de mil 700 personas murieron en esos ataques, entre ellos muchas familias inocentes, otro signo de que Obama no se deja achantar en la lucha contra el terrorismo.

Sin embargo, activistas y defensores de los derechos humanos vuelven a estar fuertemente decepcionados por el hombre que prometiera el cierre del campo de internamiento de Guantánamo y de los tribunales militares y que no estuvo a la altura de sus promesas.

Grupos como la Unión de Libertades Civiles estadounidense ven una ejecución en el ataque. “El programa de muertes selectivas viola la ley estadounidense e internacional”, dijo Jameel Jaffer, de la asociación.

“Es un programa bajo el que ciudadanos estadounidenses lejos del campo de batalla son ejecutados por su propio gobierno, sin un proceso judicial, basándose en estándares y pruebas que no sólo se ocultan a la opinión pública, sino también a los tribunales”.

El Gobierno estadounidense, sin embargo, lo ve de otro modo. “Esa persona era un claro terrorista, y sí, era ciudadano estadounidense”, dijo el jefe del Pentágono Leon Panetta al noticiero de CNN. “Pero cuando eres un terrorista, eres un terrorista. Y ello significa que estamos en situación de perseguir a todo el que amenace, ataque a Estados Unidos o mate a ciudadanos estadounidenses”. Y no puede haber duda alguna al respecto. Sin embargo, parecen surgir algunas reticencias en el caso de los ataques con aviones no tripulados. Y es que según The Washington Post, el Departamento de Justicia autorizó la operación mediante un memorandum secreto con justificaciones legales. Según el diario, no hubo disenso a la hora de señalar que la acción fue legal, aunque la legalidad jurídica de “un programa de asesinatos” aún no ha sido realmente estudiada, según dijo el experto legal de la CNN, Jeffrey Toobin. Que el debate sobre la legalidad y la moral de los ataques con aviones no tripulados se encienda en estos momentos no sería un gran problema para Obama, ante sus adversarios políticos, pues quitando pequeñas excepciones, ni entre los republicanos ni entre los demócratas habría críticas a su actuación.

Pero ello tampoco significa que, necesariamente, Obama se beneficie de sus éxitos en la lucha antiterrorista. Las encuestas lo ensalzaron tras la muerte de Bin Laden, pero no duró mucho. Y es que en estos tiempos de crisis económica, el tema de la seguridad nacional ha bajado puestos en la lista de prioridades de la mayoría de los estadounidenses.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código