[EXTRACTO]

Sarkozy y Rajoy, contra las agencias

Ambos presidentes se aliaron para lanzar un mensaje contra las agencias de calificación y dejar claro que no son los mercados, sino los Gobiernos, quienes marcan la política económica.

Nicolas Sarkozy se lo puso muy fácil a Mariano Rajoy en su estreno como dirigente internacional en La Moncloa (sede del Ejecutivo). No solo porque ofreció un apoyo entusiasta a sus medidas de recortes y subida de impuestos. También porque fue tan desagradable con la prensa francesa –“no entiendo su pregunta”, dijo cuando quisieron saber si consideraba un fracaso la pérdida de la triple A de la deuda de su país– que dejó al español en bandeja su primera rueda de prensa desde que es presidente.

La reunión de Rajoy y Sarkozy, como ambos se encargaron de destacar, llega en un momento delicado. Francia ha perdido su querida triple A, al menos según la agencia de calificación Standard & Poor´s –no así según Moody´s, como se encargó de destacar Sarkozy–. España también ha sido devaluada. Y ese fue el eje de su reunión, pocas horas antes de que se supiera que S &P, como se temía, devaluará también el fondo de rescate europeo.

Ambos presidentes, con un tono mucho más enérgico el francés y más moderado el español, se aliaron para lanzar un mensaje contra las agencias de calificación y dejar claro que no son los mercados, sino los Gobiernos, quienes marcan la política económica. Aun así, anunciaron que seguirá, sobre todo España, por la senda de los recortes. Sarkozy opinó que “lo más importante es que Europa actúe. El Gobierno que yo presido se ha marcado su propio camino. Hay noticias buenas y otras no tan buenas, pero, si los países cumplimos, esta crisis la vamos a superar”, le siguió Rajoy, que solo pidió a Europa una cosa: que el Banco Central Europeo dé a España “la liquidez que necesita” para aguantar y hacer las reformas.

El entorno de Rajoy está convencido de que el Presidente entrará con fuerza muy pronto en el eje del poder europeo. Pese a que se ha prodigado poco fuera de España y aún tiene problemas con los idiomas, los marianistas creen que Rajoy tiene algo mucho más importante: una mayoría sólida y cuatro años casi asegurados por delante. No los tiene el italiano Mario Monti, ni Sarkozy, con unas elecciones inciertas en ciernes, ni la alemana Angela Merkel. Todos ellos ven su puesto en cuestión. Rajoy no. Y eso en Europa, tarde o temprano, tendrá un gran valor, dicen los suyos. Ambos dijeron varias veces que no vale solo con los recortes. Pero insistieron en que seguirán haciéndolos. Pero, Sarkozy planteó alguna tímida política de estímulo con ayudas a los parados. Rajoy defendió sus reformas estructurales –laboral, financiera– y no se plantea ninguna inyección de dinero público para revitalizar la economía. De hecho, los recortes que marcarán 2012 se están concentrando en la inversión pública, que en el caso de las autonomías casi desaparece.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código