[ALERTA]

Violencia en la sociedad tecnológica

Cinco personas de una misma familia fueron encontradas muertas el pasado 5 de agosto en la ciudad de Sao Paulo. Las víctimas, un policía militar, la esposa, la suegra, la tía y el hijo, un adolescente de 13 años.

El escenario era impresionante. En principio los investigadores no descartaban nada, desde un asalto hasta una tragedia familiar. Lo que muchos no se imaginaban era que en menos de 48 horas las investigaciones concluyeran, luego de una exhaustiva pericia, que el asesino de la familia y a su vez suicida, era el hijo único de la pareja.

Lo que les intrigaba a los expertos en materia de homicidios era entender el porqué un joven de clase media, estudiante regular según sus profesores y la directora del colegio, sin ningún antecedente de indisciplina, hijo amado y protegido por sus padres, decidiría asesinar a sus progenitores, abuela, tía, y posteriormente acabar con su propia vida. El misterio de todo se encontraba en la afición del chico por juegos de videos en que el “héroe” es nada más y nada menos que un asesino en serie, que usa como indumentaria una armadura de hierro en la que oculta el rostro. El juego determina que quien mate más personas vence.

El menor, según las investigaciones, se vio influenciado por este videojuego y pasó a adoptar una vestimenta similar, no de hierro, pero sí un suéter con capucha que no se quitaba ni dentro del salón de clases. Pasó a formar grupos de amigos también aficionados a este tipo de juegos, situación que pasaba completamente desapercibida tanto para sus padres como para sus profesores y el resto de los miembros de la familia.

La violencia extrema se aprende principalmente en los videojuegos, redes sociales del ciberespacio y en la televisión sangrienta. En suma, la posmodernidad ha comenzado a cosechar lo que siembra cotidianamente: violencia y más violencia. Según los expertos, los asesinatos en serie, que cada vez son más frecuentes y conmocionan al mundo, son el resultado de la cultura de violencia que se brinda a los niños. La posmodernidad ha creado una sociedad tecnológica, deshumanizada, materialista e insensible, cuyo rasgo esencial es la compulsiva violencia extrema, que se ejerce en las diferentes actividades del quehacer cotidiano. Este episodio es una alerta para todos los padres de familia que dejan a sus hijos horas y horas frente al televisor o al computador, ignorantes de que es allí donde ronda el mayor enemigo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código