[AUTORITARIOS]

Vuelta atrás

El año 2012 nos recibió galopando hacia el pasado. ¿A quién se le iba a ocurrir que aquella iniciativa de hace más de una década de Alberto Fujimori de desconocer el Sistema Interamericano de Justicia y de Defensa de los Derechos Humanos podía replantearse?

Y, sin embargo, aquí estamos, con un Chávez que desconoce los dictámenes de la Corte Interamericana e ignora a la Comisión de Derechos Humanos y a un Rafael Correa empecinado en quitarle fuerza a los jueces interamericanos y, muy especialmente, en tratar de hacer desaparecer, o por lo menos neutralizar, a la Relatoría de la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Y esto, porque el autoritario gobernante ecuatoriano no soporta que la relatora, la colombiana Catalina Botero, tan elegante y buena moza como firme e intransigente vigilante de la vigencia de la libertad de expresión, le diga “que está desnudo”. Esto es, que le llame la atención por sus continuas violaciones a la libertad de prensa.

Hace unos días el Comité de Protección de Periodistas de New York (CPJ, por sus siglas en inglés) escribió al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza –quien para ciertas cosas se muestra indolente–, reclamándole que repudie esos ataques.

El CPJ exhorta al secretario de la OEA “para que apoye plenamente el trabajo de la Comisión de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, al denunciar públicamente cualquier intento de los Estados miembros que tengan como objetivo el debilitamiento de estas instituciones”. “Su legado como defensor de derechos fundamentales –le advierte– está en juego”.

Es bueno el reclamo que se le hace a Insulza. Por lo menos para saber hacia qué rumbo cabalgamos en este año 2012. También para saber, incluso, qué piensan los otros miembros.

Es natural que tanto Chávez como Correa, quienes dominan a sus respectivos poderes judiciales y que llevan una furibunda arremetida contra los pocos medios de comunicación independientes que no se les someten, no estén dispuestos a aceptar una vigilancia, control o jurisdicción externa o no sometida a ellos.

¿Cómo a alguien se le puede ocurrir que Chávez o Correa, quienes pretenden continuar eternamente en el poder y para lo cual la transparencia es su mayor problema, van a aceptar algún tipo, aunque sea mínimo de control o vigilancia externa?

Es que en esencia, a ellos lo que les molesta de la OEA no es que la integren Estados Unidos y Canadá, sino todo ese sistema de defensa de los derechos humanos la Corte, la Comisión y la Relatoría. Esa es la razón de la Unasur, la Celac, en donde no existe ese tipo de complicaciones y solo un mecanismo para blindarlos en el poder contra “golpes”, exclusivamente contra el titular del poder Ejecutivo.

Hasta aquí lo sabido. Sería bueno saber más.

Más noticias de Perspectiva

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código