[APERTURA ]

El alcance de una reforma en Cuba

El anuncio de que los cubanos podrán, por primera vez en más de medio siglo, comprar y vender sus casas a partir del jueves pasado, apenas ameritó una corta reseña en el diario oficial Granma. Unas líneas muy escasas para una medida de un alcance, según los expertos, potencialmente enorme, lo que la convierte en una de las reformas “más importantes”, si no la más significativa hasta la fecha del gobierno de Raúl Castro, dicen.

“Este cambio es mayor y potencialmente más significativo que otros”, aseguró Ted Henken, profesor de estudios hispánicos y sociología en Baruch Collage, en Nueva York. “Mientras que relativamente pocos cubanos tiene automóviles, una parte importante de los cubanos son dueños de sus casas y, por ello, estarán directamente impactados por este cambio”, explicó el también autor del blog “El Yuma” sobre Cuba y las relaciones con Estados Unidos.

Un hecho que tiene implicaciones tanto sociales como económicas, corroboraron otros expertos. “La cuestión de la casa es un tema medular para la familia en cualquier país, y restaurar la posibilidad de comprar o vender una casa es respetar el derecho a la propiedad”, señaló el vicepresidente del Lexington Institute, Phil Peters. Y, más allá del valor a nivel familiar, con esta reforma “el Gobierno, efectivamente, crea riqueza en cada familia que tenga el título de una propiedad residencial y les da la posibilidad de hacer transacciones con esa riqueza” y de “usar sus ganancias para sus propios fines privados”, destacó el experto. Y ahí está, consideran muchos “cubanólogos”, la clave de esta reforma. Sobre todo, por venir poco después de que el Gobierno cubano haya abierto la puerta a la iniciativa privada –los llamados negocios “cuentapropistas”–, una medida que poco valor puede tener si no existe capital para iniciar la empresa.

“Esta medida va a tener un impacto enorme en toda la economía cubana, en la medida en que los ingresos por la venta de casas puedan espolear inversiones en negocios”, sostuvo Carlos Saladrigas, del laboratorio de ideas Cuba Study Group. Pero, ¿puede ser esta medida un primer paso para una reforma más grande aún, hacia alguna forma de economía de mercado? Según los expertos, es muy pronto aún para afirmarlo taxativamente, pero la reforma abre de forma indudable una posibilidad para ello. “Todo esto es indicativo de que el Gobierno sí está listo para hacer cambios estructurales en la economía cubana, y de que los dirigentes comunistas tienen una cierta comodidad con una gran ampliación de la actividad privada, porque esto es mucho más profundo que (el acceso de cubanos) a hoteles, celulares o dvd”, sostuvo Peters en referencia a reformas anteriores de Raúl Castro.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Abr 2018

Primer premio

5 4 7 1

DCAB

Serie: 14 Folio: 9

2o premio

1282

3er premio

2921

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código